Salsa barbacoa baja en hidratos y sin azúcar

Las salsas son los completos perfectos en multitud de comidas, no solo en hamburguesas, carnes o la tortilla de patatas, sino que son opciones que van mucho más allá. En especial, la salsa barbacoa le da un toque muy especial a numerosos platos, pero sabemos de sobra que no es nada saludable, ya que por norma general suele ser alta en hidratos, grasas y azúcares, al menos las salsas barbacoas ultraprocesadas que venden en los supermercados. Pero está a punto de cambiar con nuestra receta de salsa barbacoa baja en hidratos y sin azucares, perfecta para la dieta keto.

Cuando queremos llevar una dieta saludable con alimentos frescos y alejarnos de los ultraprocesados, el azúcar, los fritos, y similares, lo primero que empezamos a echar de menos son las salsas. La favorita de todo el mundo suele ser la salsa mayonesa y el kétchup que son de las más vendidas en casi cualquier supermercado, sin contar con la salsa de tomate frito. Pero existen otro tipo de salsas igual de versátiles como son la salsa mostaza que es perfecta para multitud de entrantes y comidas, y la salsa barbacoa que los enamorados de esta última la usan hasta con pan solo.

Ahora nos hemos propuesto crear una salsa barbacoa baja en hidratos y sin azúcar, una opción saludable e ideal para la dieta keto. A lo largo de las líneas que componen esta receta entenderemos por qué es tan buena idea reducir los carbohidratos y reducir o hacer desaparecer el azúcar de nuestra dieta diaria.

¿Se notará que es sin azúcar?

Entendemos que no podemos hacer desaparecer el azúcar de nuestra dieta porque está presente de forma natural en multitud de alimentos, lo que sí tenemos que hacer es reducir al máximo la cantidad de azúcar añadido, al cabo de unas semanas notaremos multitud de cambios en nuestro cuerpo.

Cuando reducimos el azúcar refinado de nuestras comidas, nuestro cuerpo experimenta una serie de cambios. Para empezar el azúcar se le considera droga porque crea cierta dependencia, llegando incluso al síndrome de abstinencia por reducir drásticamente las cantidades. Es por esto por lo que los expertos recomiendan que sea un proceso progresivo y paulatino.

Al eliminar el exceso de azúcar de nuestra dieta el hígado mejora su salud, la piel está más sana, el sistema digestivo se beneficia, se reduce la grasa abdominal, bajan las probabilidades de desarrollar diabetes o enfermedades del corazón, etc.

Es por esto que en esta receta vamos a agregar eritritol granulado o en polvo, también se puede hacer con miel, pero recomendamos el edulcorante en polvo para que la salsa no se solidifique cuando la metamos al frigorífico unos días. Se notará que no tiene ese sabor dulce que caracteriza a las salsas comerciales, pero seguirá estando dulce y será saludable.

Una olla con carne y salsa barbaoca

¿Es recomendable para la dieta keto?

A diferencia del azúcar, llevar a cabo una dieta baja en carbohidratos es algo habitual en la actualidad, pero reducir ese grupo de alimentos hasta valores mínimo o directamente no consumirlos, pone en riesgo nuestra salud.

La dieta keto se caracteriza precisamente por dejar de lado los carbohidratos o al menos reducirlos considerablemente. Aunque parezca ironía, esta dieta consiste en aumentar la cantidad de grasas saludable y las proteínas, y reducir al máximo los carbohidratos. Así que sí, se recomienda esta salsa barbacoa baja en hidratos y sin azúcar apta parta la dieta keto.

A pesar de ser apta, podemos poner en riesgo nuestra salud si no lo hacemos bien, por eso siempre que decidimos seguir una dieta, nos tenemos que poner en manos de un especialista que nos haga un estudio o valoración de nuestro estado físico y de salud para después determinar qué tipo de objetivos vamos a ir cumpliendo y en base a eso determinar un tipo de alimentación y ejercicios.

Al reducir la ingesta de carbohidratos se obliga al organismo a cambiar su hoja de ruta, es decir su metabolismo, por lo que ahora para obtener energía utilizará la grasa del cuerpo y no lo que llega desde la ingesta de hidratos. Ahí reside el exitazo de la dieta keto. Aunque eso suponga en algunos casos un desajuste, malestar estomacal, desequilibrio en los nutrientes, etc.

Consejos para la salsa barbacoa perfecta

A continuación, veremos que todos los ingredientes son de origen vegetal, puesto que también puede servir para dieta vegetarianas y veganas. Nosotros en la receta explicaremos como se hace para preparar y usar la salsa en carnes, pero también podemos usar carnes vegetales, sándwiches, panes, pizzas, etc.

Lo importante es que la cebolla y el ajo queden en su punto exacto, nada de estar muy pochas ni quemados. Hay que lograr caramelizar la cebolla sin usar azúcar y eso supone más de 60 minutos de cocción. Además, mucho cuidado con el ajo que puede quemarse rápido si tenemos el fuego alto tanto tiempo. Un fallo en esta parte nos hará encasillarnos y volver al principio. Estos dos ingredientes tan «inocentes» son claves para la salsa barbacoa sin azúcar.

Si queremos una salsa 100% natural, no recomendamos triturarla, pero si no nos gustan los tropezones, pues entonces habrá que pasarla por una batidora unos minutos hasta que quede bien homogénea. Llegados a este punto, lo mejor es empezar bien desde el principio, es decir, cortar la cebolla y elijo muy picaditos. No recomendamos batir la mezcla final porque perderá intensidad, color y sabor.

Hay que utilizar siempre especias en grano. Esto es porque la receta tendrá mayor sabor y respetara en todo momento cada ingrediente, ya que las especias enteras son más naturales e intensas. Nos compramos un mortero y machacamos aquello que necesitemos, pero siempre especias enteras.

Cuando terminemos la receta, recomendamos guardar lo que no usemos en un tupper de cristal con cierre hermético y durará entre 4 y 6 días en la nevera. Si queremos mucha intensidad en la comida, recomendamos untar la salsa varias horas antes. Hay quienes lo llevan al extremo y lo preparan el día anterior, ya esto lo dejamos a gusto de cada uno.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo1 hora y 15 minutos

Ingredientes

  • 2 cebolla medianas
  • 2 dientes de ajo
  • 300 gramos de tomate triturado
  • 4 cucharadas de vinagre de vino blanco (o manzana)
  • 1 cucharadita de ñora molida
  • 1 cucharadita de orégano
  • Media cucharadita de pimienta negra en grano
  • Media cucharadita de semillas de cilantro
  • Media cucharadita de semillas de comino
  • 1 ramita de romero
  • 1 ramita de tomillo
  • Pizca de sal
  • Aceite de oliva virgen extra para cocinar

Preparación

Picar cebolla y ajos
Picamos la cebolla y los dientes de ajo al gusto. Teniendo en cuenta si queremos que se noten o no en la salsa.
Sartén con AOVE
Echamos un chorro de aceite de oliva virgen extra en una sarten a fuego medio e incorporamos la cebolla y el ajo picaditos. Los dejamos unos 60 mintos a fuego medio-bajo, hasta que la cebolla quede caramelizada.
Machacamos las especias
En un mortero machacamos la pimienta, el cilantro y el comino. Cuando esté las agregamos a la sartén, añadimos la ñora y el orégano. Removemos un par de minutos.
Tomate triturado
En la misma sartém agregamos el tomate trituradlo, las cucharadas de vinagre, tomillo y la rama de romero. Cocinamos todo a fuego lento hasta que quede una salsa espesa. Normalmente tarda entre 15 y 20 minutos en llegar a su punto exacto. Si vemos que es necesario,agregamos una pizca de sal.
Untar la carne
Cogemos las pizas de carne, la masa de pizza, el pan o lo que sea y untamos la salsa. Horneamos y estaría todo listo.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!