Receta casera de guacamole con tomate y cebolla

Receta casera de guacamole con tomate y cebolla

Sofía Pacheco

El guacamole, o salsa de aguacates, es una salsa muy típica de México y que se ha extendido mucho en la actualidad. Los aguacates han pasado de ser invisibles, a ser la pieza imprescindible en los desayunos, almuerzos, meriendo y/o cenas de millones de personas en todo el mundo. Hoy aprenderemos a hacer guacamole casero con tomate y cebolla, para dipear mientras vemos una película el domingo por la tarde.

En este texto vamos a aprender a hacer guacamole casero, y para ello solo usaremos ingredientes naturales y donde el protagonista indiscutible serán los aguacates, si no, no se llamaría guacamole, se llamaría de otra forma.

El guacamole es una receta que procede de los famosos aztecas. Un plato muy nutritivo que nos permite beneficiarnos de las bondades de los aguacates, además, en nuestra receta, lo mezclaremos con cebolla blanca y con tomate, lo cual aporta nutrientes extras.

Antes, al guacamole, se le conocía como guacamol en Centroamérica y Cuba. No es otra cosa que una salsa de aguacates y la crearon los aztecas y fueron los colonizadores quienes la viralizaron por el resto del mundo.

Las primeras recetas de guacamole se elaboraban con aguacate machacado, agua, jugo de limón tomate y chile. Poco a poco la receta se fue transformando y se le añadió también cebolla, cilantro (o ajo). Poco a poco la receta se iba transformando dependiendo del punto geográfico. En México es tradicional acompañar el guacamole con carnes, tortas o tacos.

En España, solo copiamos la receta y lo usamos principalmente para dipear, para agregarlo a tacos, tostadas o similares. Aquí, en nuestro país, hay mucha producción de aguacates, sobre todo en la zona de Málaga, Granada y en Canarias.

Un hombre mezclando los inhgredientes del guacamole casero

¿Es una receta saludable?

Si no fuera saludable no la pondríamos aquí. Nosotros intentamos crear siempre recetas saludables, con poca sal, pocas grasas, sin azúcar o usar edulcorante saludable, con ingredientes frescos y naturales y que estos sean económicos y fáciles de conseguir. Estas son nuestras premisas a la hora de crear recetas.

En esta receta solo tenemos ingredientes 100% naturales y frescos, como son los aguacates, la cebolla, el tomate, el cilantro, la sal y el jugo de limón natural o lima. Es cierto que la lima le da un toque muy especial, pero el limón sirve igual.

Este guacamole casero es una receta perfecta con la que los deportistas podemos recuperar multitud de minerales y vitaminas, así como otros nutrientes esenciales, que hemos perdido durante la práctica deportiva. Los aguacates son muy grasas, pero se trata de ácidos grasos muy saludables. Esta receta tiene un aporte calórico aproximado de 160 kilocalorías.

¿Por qué es tan importante el aguacate?

No solo los aguacates, aquí vamos a destacar los valores nutricionales principales de la cebolla, los tomates, el cilantro y el limón. Y es que todos estos ingredientes naturales son claves para nutro organismo por la cantidad de vitaminas y minerales que nos aportan.

Por ejemplo, los aguacates tienen 15 gramos de grasas por cada 100 gramos de alimento, nada de colesterol, 9 gramos de hidratos de carbono, 7 gramos de fibra, 2 gramos de proteínas y 0,7 gramos de azúcar. Además de vitaminas tan importantes como vitamina A, C, E y K. Los minerales son: calcio, sodio, potasio, hierro, magnesio, manganeso, zinc y fósforo.

Por su parte el tomate nos aporta vitamina A, C, E y B. Los minerales son fósforo, hierro, calcio, magnesio, zinc, cobre, potasio y sodio. La cebolla tiene vitaminas A, B6, B9, C y E, y también minerales como el sodio, potasio y el hierro.

El cilantro, por su parte, tiene muchísima vitamina A, así como C, E, B3, B9 y gran cantidad de K. Los minerales son calcio, hierro, potasio, magnesio, fósforo y sodio. El limón nos aporta vitamina A, B9 y gran cantidad de vitamina C, y los minerales son calcio, potasio, sodio, fósforo y magnesio.

Hay quienes mezclan también pimiento verde y en algunos casos hasta chili. Nosotros siempre recomendamos no tomar alimentos muy picantes, ya que eso desajusta la microbiota intestinal y puede causar problemas de salud. Además, si no nos gusta el picante o no lo toleramos, podemos pasar un mal rato innecesario. Recordemos que un vaso de leche entera de vaca (bebida de soja para los veganos y vegetarianos), corta la picazón de la lengua y la garganta.

Un bol con guacamole casero

Cómo conservarla en la nevera

Lo importante en todas las recetas caseras que seguimos y que quizás nunca hemos hecho antes, es el problema de ¿qué hago con todo lo que sobra? Nosotros recomendamos que, si es solo para nosotros, partamos las cantidades por la mitad, para hacer menos cantidad y que sobre menos comida.

Si aun así sobra mucho o era nuestra intención, vamos a dar algunos consejos básicos y buenos para saber conservar este guacamole casero en la nevera un máximo de 3 días en las mejores condiciones posible.

Uno de los consejos principales es usar un tupper de cristal con cierre hermético. Solo así conseguiremos que no entre aire ni el guacamole casero se contamine del exterior. Si usamos una tapa no hermética puede colarse oxígenos y eso hará que los microorganismos proliferen.

Además, si en lugar de una tapa en condiciones usamos papel de plata o papel film puede surgir contaminación dentro de la nevera debido a derrames o por alimentos en descomposición, como ese medio tomate que lleva una semana en la misma balda del frigorífico.

También es importante, antes de guardar en el tupper, solo servir lo que vayamos a consumir y si queremos más repetimos. De lo contrario si servimos todo, cuando lo guardemos en el tupper eso podrá estar contaminado por tozos de otras comidas al haber untado o mojado en la salsa.

Otro consejo es no usar el mismo tenedor para servir que el que usamos para machacar los aguacates y para mezclar los ingredientes. Del mismo modo, cuando vayamos a abrir el tupper, habrá que usar un utensilio limpio y seco y sacar solo la parte que vayamos a consumir. Si el tupper se queda fuera de la nevera más de 2 horas, tendremos que consumirlo de inmediato o desecharlo.

Dificultad Facil
PlatoPrimero
Tiempo10 minutos

Ingredientes

  • 2 aguacates
  • 1 tomate pequeño
  • 1 cebolla pequeña
  • Cilantro
  • Jugo de limón o lima
  • Sal al gusto

Preparación

Vaciamos los aguacates
Partimos los aguacates por la mitad, sacamos el hueso, los vaciamos y después machacamos en un bol con un tenedor.
Cortar verduras
Ahora lavamos, pelamos y cortamos en cuadrados pequeños el tomate y la cebolla. En este paso podemos añadir pimiento verde o amarillo, así perso nalizamos la receta.
Agregar
Agregamos las verduras cortadas a los agucates machacados, echamos el jugo de limón o lima y el cilantro. Removemos hasta que todos los ingreddientes estén bien empapdos en los agucates. Solo toca servir y empezar a disfrutar.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!