¿Cómo hacer salsa alioli saludable?

La salsa alioli es de las favoritas de muchos para comer con paella, tortilla, patatas, carnes y ensaladas. Una salsa que también se le conoce como salsa de ajo y que hoy vamos a aprender a elaborar la versión saludable de ella, además es apta para dietas baja en calorías.

El alioli es una de las salsas más apreciadas de la gastronomía mediterránea. Para quien no lo sepa es popular Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Murcia y en casi toda Andalucía. En estos territorios se suele preparar de manera artesanal que consiste en emulsionar aceite de oliva virgen extra con ajo.

En nuestro caso, vamos a realizar una versión algo más novedosa en la que no vamos a necesitar aceite de ningún tipo, además, vamos a conseguir muchos nutrientes y casi nada de grasas, por lo que la podremos consumir varias veces por semana.

¿Si estoy a dieta puedo comerla?

Las salsas suelen ser de lo primero que nos quitamos cuando se trata de hacer dieta baja en calorías, pero a veces, por pereza o desconocimiento, no nos damos cuenta de que estamos perdiendo grandes oportunidades. Es decir, está bien que nos quitemos de las salsas, pero de las industriales, ya que las caseras son mucho más saludables y sobre todo esta que viene sin aceite y sin azúcares innecesarios.

Esta receta que traemos hoy depende directamente de un ingrediente. Si elegimos bien el queso fresco y que sea sin sal y sin calorías, esta salsa de alioli será perfecta y podremos comerla estando a dieta. De lo contrario, las calorías totales podrían subir por encima de 100 y no sería tan buena idea usarla en las comidas.

Tal y como tenemos planteada la receta, una cucharada de este alioli no llega ni a 15 kilocalorías. Esto nos da un margen interesante para poder usarla en bocadillos y otras recetas que veremos en el siguiente apartado. Además, de la cantidad de nutrientes que conseguimos al tomar queso fresco y huevo.

Gracias al huevo conseguimos vitamina A, B9 y B12, D, y E, minerales como fósforo, zinc, hierro y yodo. Con respeto al queso, aporta vitaminas A, grupo B y D, principalmente y minerales como calcio, fósforo, magnesio y potasio. Por su parte el ajo aporta vitamina C, grupo B, y minerales como yodo, fósforo y potasio.

Alioli con carne

¿Con qué puedo comer mayonesa de ajo?

Parece que, dependiendo de la zona de España, la mayonesa de ajo o alioli, debe comerse de una forma concreta, pero es que somos libre para mezclarla con el alimento que queramos. Por ejemplo, hay muchos a los que les gusta untada en pan de aceite crujiente, es un tentempié riquísimo, pero un poco elevado en calorías.

El alioli se toma con arroz negro, ensaladilla, salmón y otros pescados a la plancha, ensaladas, verduras crudas, calamares, chocos fritos, paella normal, carnes a la brasa o barbacoa, todo tipo de patatas (incluso al horno y gratinadas), platos de pasta, bocadillos y hamburguesas, etc.

Este falso alioli combina a la perfección con multitud de platos, como hemos visto, además, al ser una receta tan rápida y fácil de hacer, nos podemos poner con ella en cualquier momento mientras se terminan de hacer la comida que teníamos prevista.

Consejos para mejorar la receta

Lo mejor de esta receta es que, a diferencia de la mayonesa, este falso alioli no se va a cortar en ningún momento. Así que, aunque tengamos miedo a cocinar, que sepamos que es una receta muy básica y muy simple que cualquiera puede hacer.

Existen algunos consejos para mejorar la receta, y son cosas básicas. Por ejemplo, usar solo ingredientes de calidad. Es decir, no debemos usar ajos que estén tostados, ya que la receta se pondrá agria, tampoco ajos que estén en mal estado. Lo mismo con el queso fresco, hay que usar uno que esté en buen estado, sin abrir y que sea bajo en calorías, parta cumplir con esta receta saludable.

Podemos darle un toque picante, aunque debemos saber que el picante no es apto para todos y no es bueno comerlo asiduamente. Con solo echar una cucharadita de pimienta roja, ya tendríamos suficiente toque picante para este alioli fit. Eso sí, aquí deja de ser saludable.

También podemos echar vinagre en lugar de zumo de limón. Otra opción para mejorar la receta es usar perejil fresco, aunque en este caso suele ser para mostrar una mejor estética del plato.

Además, si seguimos la receta tradicional, veremos que es vegana, y podemos hacerla, pero las calorías aumentarían bastante. La alternativa que se nos ocurre es usar preparado de huevo vegano, pero ya no sería menos de 20 calorías por cucharada, ya sería algo más.

Alioli con verduras

Cómo conservar

Podemos conservar esta salsa un máximo de 5 días, y para ello hay que seguir unos pasos muy simples. Para empezar, hay que coger un tarro donde guardar la receta que vamos a preparar. El tarro debe ser de cristal, ya que el plástico suele deja residuos con los usos y es menos higiénico. El cristal conserva mejor los alimentos y es más fácil de limpiar.

Ese tarro o tupper, debe tener tapa con cierre hermético para evitar que haya contaminación cruzada o que entre aire del exterior y las bacterias naturales proliferen. Un tupper que debe estar limpio y seco, ya que los restos del lavado, pueden incluso cambiar el sabor de la comida y generar olores raros.

Otro consejo de vital importancia es la ubicación del recipiente. Debemos meterlo al fondo del frigorífico, ya que cuanto más cerca de la puerta, mayor serán los cambios de temperatura. A priori eso no afecta a la comida, pero en este caso se trata de una receta casera sin conservantes ni nada, por lo que su durabilidad es muy volátil.

El último consejo, pero no el menos importante es a la hora de manipular el contenido del tupper, tarro o recipiente donde se encuentre el alioli. No debemos manipular el contenido ni con las manos, ni con comida ni con utensilio ya usados y sucios. Todos esos restos suman bacterias y contamina la comida, que después podrían hacernos sufrir una gastroenteritis.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo

Ingredientes

  • 2 huevos medianos cocidos
  • 200 gramos de queso fresco light
  • Zumo de medio limón
  • 1 diente de ajo
  • Pizca de sal

Preparación

Batir los ingredientes
En el vaso de la batidora echamos el queso troceado, los huevos cocidos y troceados, el ajo picado, el zumo de limón y la sal. Lo batimos todo hasta que quede todo como una masa homogénea. Ahora solo queda servir y disfrutar.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!