El consumo de quinoa está en auge en el mundo del fitness y cada vez más presente en todos los supermercados. Pese a que hay marcas que venden este pseudocereal pre cocinado y listo para consumir después de 1 minuto en el microondas, nosotros te aconsejamos que compres la quinoa cruda

Tanto si eres celíaco o intolerante al arroz, su uso puede suponer un perfecto sustituto. Es tan nutritiva que en tan solo una taza encontrarás 8gr de proteína, 5gr de fibra, 39gr de carbohidratos, 4gr de grasa y 222 calorías. Además, es un pseudocereal de carga glucémica baja y está repleto de minerales y antioxidantes.

Si a los beneficios de la quinoa añadimos las grasas saludables y proteínas que nos aporta el salmón, obtendremos una comida completa en todos los aspectos. En esta receta veremos también que incluimos ingredientes con gran cantidad de agua como la berenjena, lo que nos ayudará a sentirnos saciados.

Como te comentamos en el artículo de qué alimentación debe llevar una embarazada, esta receta sería ideal. Además, teniendo en cuenta que el número de celíacos también va en aumento, la incorporación de este alimento a la dieta aportará nutrientes que no pueden consumir de otros cereales.

Ingredientes

  • 250gr de quinoa
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 berenjena
  • 2 pimientos
  • 3 lomos de 200gr de salmón fresco
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal rosa del Himalaya y pimienta
  • Cúrcuma

Preparación

Preparamos la quinoa

Ponemos la quinoa en un colador fino (para que no se filtren los granos) y lavamos debajo del grifo.

La cocinamos

En una olla pequeña con agua y sal rosa del Himalaya, hervimos la quinoa durante unos 12 minutos a fuego medio.

Como con el arroz, la cantidad de agua ha de ser el doble que la de quinoa.

La quinoa absorberá todo el agua y estará cocida cuando observes que el grano ha quedado prácticamente transparente.

Reservar en un escurridor.

Lavamos y cortamos las verduras

Mientras la quinoa se va haciendo, lavamos y cortamos las verduras en trocitos pequeños. (Para la berenjena no es necesario quitar la piel).

A la sartén

Cuando tengas las verduras listas, calienta la sartén con un poquito de aceite de oliva y sofríe la cebolla junto con la cúrcuma.

A continuación, añade las verduras y reahoga a fuego medio. Salpimenta al gusto.

Cocina el salmón

En una plancha o sartén cocinamos los lomos de salmón.

Añade la quinoa a las verduras

Cuando tengas las verduras cocinadas, añade la quinoa a la sartén y remueve para que se mezclen los sabores.

Sírvelo

Coloca la quinoa con las verduras en cada plato y añade los lomos de salmón.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
14%