El pollo, un gran aliado para aquellos que siguen un estilo de vida fitness. Generalmente lo cocinamos a la plancha y lo acompañamos con verduras, ensalada o el clásico arroz integral y la verdad, esto puede volverse un poco aburrido. Pensando en como poder darle un giro a este alimento, te traemos esta pizza proteica con una base hecha de pollo.

La preparación de esta receta es muchísimo más sencilla que la de una pizza clásica. No tendrás que estar pendiente de cantidades de harina, ni levadura, ni perder tu tiempo esperando a que la masa repose. No sólo buscamos una receta sana, sino también rápida de hacer y de consumir.

En cuanto a los ingredientes adicionales para poner encima de la base, puedes usar los que más te gusten: pimientos, espinacas, champiñones, trocitos de pollo… Siempre que sean frescos ¡serán bienvenidos!

Te recomendamos también que prepares tú mismo la salsa de tomate, como a continuación te enseñamos. La mayoría de salsas de tomate que encontramos en los supermercados tienen gran cantidad de azúcares y conservantes nada saludables.

La receta está pensada para una ración, pero si quieres hacer para más comensales tan sólo tendrás que multiplicar las cantidades. Olvídate de los remordimientos por comer pizza de noche, ¡ahora te puedes permitir el lujazo!

Ingredientes

  • 100 gr de pechuga de pollo
  • 1 huevo
  • Sal
  • Una pizca de orégano o romero
  • 2 tomates maduros
  • Salsa picante y bbq 0% azúcares (opcional)
  • Queso light
  • Olivas negras
  • 1 pimiento rojo

Preparación

Preparación de la masa

Cortamos la pechuga en trocitos pequeños y lo metemos en la batidora junto con el huevo, romero y la sal. Batimos hasta que quede una masa homogénea.

La colocamos en la bandeja

En una bandeja para horno, colocamos papel vegetal y vertemos la mezcla. Con una espátula o cuchara esparcimos la mezcla en la forma que deseemos y dejándola lo más fina posible.

¡Al horno!

Con el horno previamente calentado a 220º, metemos la masa durante unos 10-12 minutos.

Los tomates, a la sartén

En una sartén con un poco de aceite, ponemos los tomates pelados y troceados. Esperamos a que se evapore el agua que contienen y retiramos.

Vertemos sobre la masa

Sacamos la masa del horno y le damos la vuelta.

Ponemos el tomate por encima como base de la masa. Si queremos un sabor diferente podemos añadirle salsa bbq 0% azúcares o salsa picante.

Ponemos también el queso, las olivas y los pimientos.

Volvemos a meterla en el horno durante unos 15 min, vigilando que no se nos queme.

Sírvela

Una vez que la tengas lista, le espolvoreamos un poquito de orégano o romero, lo que más te guste y ¡a disfrutar!

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
44%