La mermelada es un alimento muy usado para endulzar desayunos, snacks y meriendas. Hay quienes no saben lo sencilla que es de realizar, y optan por comprar el bote en el supermercado. Existe una guerra entre las mermeladas con azúcar, sin azúcar añadido, light y 0%, ¿por qué no la evitas haciendo la tuya en casa? Hoy te enseñamos a hacer una mermelada casera de cerezas, aunque también es válida con otro tipo de frutas.

5 beneficios que aporta el zumo de cereza

Mermeladas sin azúcar ni edulcorante

A lo mejor no es tiempo de cereza cuando leas esta receta, pero tienes la suerte de poder hacerla y consumirla a lo largo de un año. Al sellar el bote al baño María, su duración en perfecto estado es de doce meses; en el momento en el que abres el bote, tan solo durará unos 3-4 días. Esto se debe a que no contiene azúcar y es totalmente casera.

Disfruta de tus tostadas, tortitas, helados, quesos o pasteles con este topping saludable. Te animo también a hacerla con otras frutas, como los melocotones, arándanos y fresas.

Ingredientes

  • 500 gramos de cerezas
  • Una cucharadita de semillas de chía

Preparación

Preparamos las cerezas

Lavamos y deshuesamos las cerezas. Si no te gusta una mermelada con grumos, puedes batirlas junto a las semillas de chía para que adopte una consistencia de mermelada.

¡Al cazo!

En un cazo u olla, ponemos las cerezas a fuego lento y removemos para que la cereza vaya perdiendo agua. Verás que se espesa con su propio azúcar.
Es un proceso lento, no te desesperes.

La echamos en un bote

Rellenamos un bote con nuestra mermelada, cerramos la tapa y hervimos al baño María para hacer el vacío.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%