Los famosos macarons también tienen su receta fit para que los tomes sin remordimientos.

En esta ocasión, cada macaron contiene tan solo 60 calorías frente a las 90 habituales. Además, el valor nutricional no tiene nada que compararse con la elaboración procesada o tradicional.

Ya sabéis que evitamos el uso de azúcar refinada y la sustituimos por stevia, además tampoco se usan harinas refinadas. La receta es totalmente fit y apta para todos aquellos que quieran cuidar su alimentación y darse un capricho de vez en cuando. Ya sabéis, que sea fit no significa que podamos comernos la bandeja entera; ¡engordaremos igual!

Aunque estos macarons sean cítricos y tú estés acostumbrado a los de chocolate o caramelo (por ejemplo), te aseguramos que estos te encantarán y no te sabrán nada amargos.

Da color

Si quieres optar por darles un toque divertido y diferente, puedes usar colorante alimenticio. Es una genial idea para las meriendas de niños pequeños o para subir una foto en tus redes sociales. Como forma de presentación puedes poner un poco de ralladura de naranja o unas hojas de menta por encima.
Esto, junto a alguno de nuestros smoothies calientes harán top tus meriendas de invierno. ¿Te atreves a compartir tu resultado con nosotros?

Ingredientes

  • 5 claras de huevo
  • 1/3 taza de stevia
  • 1+1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 1/2 taza de zumo de naranja fresco
  • 1/4 taza de zumo de limón fresco
  • 4 cucharaditas de almidón de maíz
  • 3 cucharadas de stevia
  • 1 yema de huevo

Preparación

Precalienta el horno

Precalienta tu horno a 350º.
Engrasa con un poco de aceite de oliva una bandeja para hornear y reserva.

Primera mezcla

Pon las claras de huevo en la batidoa y bate hasta que tengan el punto de nieve. Agrega lentamente la stevia, la vainilla y sal. Bate hasta que se formen picos.
Con una cuchara, ve haciendo particiones redondas de la mezcla en la bandeja y hornea entre 10 y 15 minutos.
Sácalo y deja que enfríe.

Preparamos el relleno

Mezclamos las 3 cucharadas de stevia y la yema de huevo en la batidora.
Agregar el zumo de naranja y el almidón de maíz hasta que estén bien integrados todos los ingredientes.
Vierte la mezcla en una cacerola pequeña y cocina a fuego medio hasta que espese.
Deja enfriar y métela en el frigorífico.

Monta tus macarons

Coge dos macarons y coloca en medio un poco de relleno.
Repite el procedimiento con el resto de los macarons y sírvelos.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%