Si tienes un estilo de vida saludable y cuidas tu alimentación, quizá haya veces en las que tus comidas se vuelvan un poco monótonas. Para evitar que eso suceda, te enseñamos una receta totalmente real food y muy fácil de hacer. ¿A quién no le gustan las galletas? Es imposible que haya alguien que dijera que no se atrevería a probar estas galletas de anacardos, avena y chocolate.

El otro día estuve a punto de comprar unas galletas de avena y frutos secos que vi en el supermercado, pero al girar el envase descubrí la cantidad de azúcares y aceites que contenía. Para saciar el antojo, he decidido crear mi propia versión de las galletas, con mi fruto seco favorito: los anacardos.

Usa ingredientes reales

Como verás, todos los ingredientes se encuentran en su forma original. Usamos copos de avena triturados, anacardos naturales, cacao en polvo 100% y huevos. El único tipo de azúcar (si lo quieres añadir) que usé fue media cucharada de miel. Es casi inapreciable esa cantidad para las cantidades que usamos, así que no tengas miedo.

En el caso de que no te guste el chocolate, puedes no añadirlo y te quedarán unas galletas de frutos secos simples. En 20 minutos tenía listas las galletas de anacardos, y verás que la preparación es de lo más sencillo.

Ingredientes

  • 100 gramos de anarcado natural
  • 60 gramos de copos de avena molidos
  • 1 cucharada de cacao 100%
  • Media cucharada de miel
  • 2 huevos

Preparación

Trituramos los anacardos y los copos

Con la ayuda de una batidora, trituramos los anacardos para hacerlos harina. Es importante no triturar demasiado, para que no comience a soltar la grasa y se quede demasiado cremoso.

Apartamos en un bol y trituramos los copos de avena hasta conseguir harina.

Incorporamos el resto de ingredientes

En un bol, mezclamos los anacardos triturados, los copos de avena, el cacao en polvo, la miel y los huevos semibatidos. Removemos con la ayuda de una cuchara y mezclamos todos los ingredientes muy bien.

Precalentamos el horno a 180ºC, por arriba y abajo.

¡Al horno!

En una bandeja, colocamos papel de horno o vegetal y damos forma a nuestras galletas.
Cada galleta será la cantidad de una cuchara.

Aplastamos la masa con las manos para darle la forma que queramos y las ponemos espaciadas. No te preocupes, porque tampoco van a expandirse demasiado.

Dejamos que se cocinen durante 15 minutos.

¡A comer!

Dejamos que se enfríen a temperatura ambiente, y ya estarían listas para comer.

galletas de avena y anacardos
Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
99%