Yogur de naranja fit sin azúcar

Yogur de naranja fit sin azúcar

Sofía Pacheco

En el supermercado no hemos visto nunca un yogur de naranja, pero sí de limón y naranja, o naranja y otras frutas. Eso no significa que sea una mezcla peligrosa, ya que eso es otro mito de la generación de los 90. Lo único que sucede es que los yogures comerciales rara vez tienen fruta o sabor real a frutas frescas, y el sabor de naranja no está nada logrado en la industria.

Hacer yogur de naranja no tiene ningún misterio y es tan fácil que en poco tiempo ya estaremos saboreándolo. Se trata de una receta rápida y sin azúcar, ya que, en nuestro caso, usaremos eritritol en lugar del azúcar blanco o cualquier otro edulcorante de baja calidad como la fructosa o la sacarosa.

El eritritol es un edulcorante saludable con mayor poder de endulzar que el propio azúcar blanco, por eso tenemos que echar menos cantidad. Aun así, nosotros echaremos poca cantidad, tan solo 50 gramos, pudiendo llegara a 70 si lo queremos muy dulce. Eso sí, que sea eritritol en polvo, ya que el granulado precisa de un movimiento más enérgico para evitar los grumos y que se disuelva bien.

¿Por qué es saludable?

Esta receta tan simple es muy saludable porque no pasa de las 90 calorías por ración de 100 gramos. Tengamos en cuenta que entre los ingredientes habrá un yogur cremoso, eritritol, leche semi desnatada o vegetal y una naranja (zumo más ralladura).

Este postre es perfecto para acompañar con otras frutas como plátano, kiwi, fresas, papaya, pomelo, piña, etc. También con cereales y semillas. De esta forma, le estamos ofreciendo al organismo un cargamento de vitaminas, minerales, ácidos grasos, fibra y demás que van a hacer que estemos a tope de energía, bien saciados durante más de 4 horas y bien nutridos en nuestro interior.

Es una receta apta para diabéticos, pero en este caso no sería recomendable usar leche o bebida vegetal con azúcar ni tampoco pasarse de los 50 gramos de eritritol. Además, a la hora de combinar el yogur, deberíamos usar cereales integrales bajos en grasas y en azúcares.

¿Se puede hacer vegano?

Por supuesto que sí se puede, de hecho, es como lo hacemos nosotros y hemos adaptado la receta para que todos puedan aprovecharla. Una receta muy sencilla y rápida, además, es apta para toda la familia al ser libre de lácteos en su versión vegana y al no usar azúcar blanco pueden tomarla hasta los mayores.

Para crear el yogur de naranja, necesitamos unos 900 ml de bebida vegetal. Nosotros recomendamos de soja o avena sin azúcares añadidos y que ya hayamos probado anteriormente para conocer su sabor y hacernos a la idea de si quedará bien en esta receta.

También es necesario un yogur griego vegetal, es decir, un yogur cremoso vegetal de soja o avena sin azúcar y sin sabores, así que la búsqueda se reduce bastante. Esto puede ser complicado de encontrar, por eso recomendamos ir a una gran superficie como Carrefour, Alcampo o similares.

Yogur de naranja con fresas

Con respecto a la leche y al yogur cremoso hay que comprarlos lo más naturales y saludables posibles. Es decir, en el caso de la leche, debe estar libre de azúcar e ingredientes innecesarios. En la etiqueta solo debe haber el ingrediente principal (soja, avena, arroz, almendras, etc.) en un 15% como mínimo y agua mineral (algunas traen sal). Nada de espesantes, aceites, sales, potenciadores del sabor, aditivos, etc. Si la leche vegetal viene suplementada con calcio y vitamina D, sería mucho mejor.

Y, en el caso del yogur, el ingrediente principal debe aparecer mínimo al 80%, no tener azúcar ni ingredientes extras innecesarios. Que esté enriquecido con calcio, A, B12, D, E, entre otras vitaminas, es un punto a favor y un plus en pro de nuestra salud. Las dietas veganas y vegetarianas al no consumir lácteos suelen ser bajas en calcio y para que este mineral se absorba, debe haber una buena ingesta de vitamina D, de ahí que recomendemos la suplementación en esos alimentos.

Cómo usar el yogur de naranja

Es probable que no sepamos combinar un yogur de naranja con otros alimentos, y es que no se trata solo combinar el yogur con otras frutas, con cereales y tal, sino que podemos usarlo como ingrediente en otras preparaciones. Podemos crear el yogur de naranja y después usarlo en bizcochos, galletas y tartas, así como salsas.

Esta receta es muy fácil, lo único malo es que hay que esperar varias horas a que se fermente, pero por lo demás la podemos hacer en un momento y después tenerlo listo para crear un menú saludable al día siguiente para un desayuno o una merienda con amigos en casa.

Lo podemos usar para recubrir algún dulce también y no solo como ingrediente en su masa o elaboración, podemos echarle pepitas de chocolate. Este yogur de naranja está exquisito si le agregamos frutos rojos o frutos secos. La cuestión es expandir nuestra imaginación y no quedarnos solo en los yogures clásicos. Además. con esa misma receta podemos hacer nuestros propios yogures de limón, fresa, manzana, frambuesa, etc.

Cómo conservar en la nevera

Se trata de un yogur y tanto en su versión vegana como en su versión con leche de vaca, necesita frío para conservarse en buen estado durante un máximo de 3 días. Para su correcta conservación tenemos que usar tarros individuales con tapa de cierre hermético.

¿Por qué individuales? Porque si usamos un tupper grande para echar dentro las 4 raciones de yogur que vamos a crear, si la estamos abriendo contantemente y sacando raciones o comiendo directamente en el tupper, lo que sobre se contamina y puede dar lugar a infecciones de bacterias y hongos. Que, aunque no los veamos están ahí, ya que le dan más vida al material orgánico que ya de por sí es nuestro yogur de naranja.

Los tupper han de ser de cristal. Y esto se debe a 2 motivos principalmente, la conservación del alimento en cristal es más segura porque no se degrada con el uso y el cristal se enfría mejor y más rápido que el plástico.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo12 horas y

Ingredientes

  • 900 ml de leche semi desnatada o vegetal
  • 1 yogur grigo o cremoso vegetal (sin azúcar)
  • Entre 50 y 70gramos de eritritol
  • 1 naranja

Preparación

Rallar la naranja
Es importante rallar toda la piel de la naranja con un rallador o cortar láminas. Lo importante aquí es no arrastrar la parte blanca, solo la de color naranja, para evitar el sabor amargo.
Poner a hervir
En juna olla o cazo a fuego medio - alto ponemos la leche, la ralladura de naranja y cuando hierva, agregamos el eritritol, los gajos de la naranja (se recomienda solo la mitad de la naranja si es muy grande). Ahora podemos agregar un chorrito de limón natural, pero no es obligatorio. Removemos todo con varillas hasta llevar a ebullición. Cuando el eritritol esté disuelto y todo esté cogiendo consistencia, apagamos el fuego y retiramos la olla del calor.
Enfriafr y colar
Ahora esperamos que lamezcla se enfríe y colamos la mezcla. Ese resultado lo devolvemos a la olla y agregamos el yogur cremoso. Mezclamos tod bien con unas varillas y muy atentos al próximo paso que es clave para que todo salga bien
Todo a la yogurtera
Con la mezcla anterior, abrimos la yogurtera, rellenamos los vamos y encenemos. Debemos dejar la mezcla unas 10 horas. Después, cerramos los tarros y lo metemos a la nevera por 2 horas para que se enfríen adecuadmente. Si no tenemos yogurtera, podemos usar el horno. Si es muy moderno, tendrá programa de Fermentar, sino, basta con precalentarlo a 200 grados durante 20 minutos y después apagarlo. Metemos la mezcla en tarros de cristal, los introducimos en el horno y los dejamos ahí unas 12 horas. Después sacamos y enfriamos en la nevera mínimo 2 horas.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!