Tarta de yogur natural baja en calorías

Tarta de yogur natural baja en calorías

Sofía Pacheco

El yogur natural ya hemos dicho en muchas ocasiones que es muy saludable, y si es griego, mejor. Hacer una tarta de yogur, y tomar un pequeño trozo de postre, puede ayudarnos a completar los valores nutricionales de esa comida, aparte de yogur de una forma diferente y sin salirnos demasiado de la dieta saludable.

La receta de hoy es fácil, rápida y también traemos la versión vegana. Las tartas alegran la vida, pero no todas, ya que normalmente se usan varios gramos de azúcar refinada, harinas de mala calidad y yogures también azucarados. En este caso, vamos a hacer la versión fit de la clásica tarta de yogur natural, y desde ya avisamos que sí va a estar dulce, pero usando edulcorante seguro y saludable.

Importancia de comer yogur natural

El yogur natural y sin azúcar es muy saludable, según los expertos tenemos que comer 1 yogur al día. Su importancia se debe a los probióticos, es decir, bacterias de gran valor que ayudan a nuestro organismo, más concretamente a la microbiota intestinal. Es decir, participan en el sistema inmune de nuestro cuerpo, mejoran la digestión, ayudan a absorber nutrientes, regulan el tránsito y con esto nos alejan de sufrir picos de glucemia e incluso colesterol alto o incluso cáncer de colon.

Es bastante mejor el yogur griego, que el yogur normal. Esto se debe a que el cremoso es más rico en proteínas de alta valor biológico, más bajo en grasas y con menos azúcares. Lo de valor biológico, hace referencia a que son enzimas más fáciles de metabolizar para nuestro organismo.

No, el yogur no es un superalimento, ni es un milagro, solo son algunos beneficios que tiene si se acompaña de una dieta saludable, variada y equilibrada, aparte de buenos hábitos de vida como hacer deporte varias veces por semana, no fumar, tener bajos niveles de estrés, relacionarnos con personas, cultivar la mente, etc.

Tarta de yogur natural

¿Es una tarta saludable?

Lo más saludable que podemos comer de postre es una macedonia de frutas frescas hecha por nosotros mismos, pero sí, lo cierto es que esta tarta de yogur sí es saludable. No es para comerla a diario, ni para comérnosla entera en un día, pero sí es saludable.

Usaremos solo ingredientes de calidad, como, por ejemplo, yogur natural sin azúcar, eritritol para endulzar, harina 100% integral, leche o bebida vegetal saludable y fruta fresca para decorar. Nuestra tarta no tiene base de galletas, ni masa quebrada para eliminar calorías, pero en el siguiente apartado explicaremos cómo mejorar la receta.

Una ración de unos 80 gramos de esta tarta tiene unas 100 kilocalorías, lo cual nos deja un margen más o menos amplio para poder disfrutarla si sentir culpa por salirnos de la alimentación saludable, además, todos los ingredientes aportan nutrientes importantes y eso es lo que de verdad importa.

 Cómo mejorar la receta

Antes hemos dicho 2 cosas muy importantes, por un lado, esta tarta de yogur natural tiene versión vegana y, por otro lado, nuestra receta no tiene base crujiente, pero sí que vamos a explicar ahora cómo lograrla.

La opción vegana la explicamos en el apartado siguiente, ahora vamos a explicar cómo hacer una base crujiente sin aumentar demasiadas las calorías totales de una porción.

Tenemos la versión con galletas integrales y sin azúcar mezclada con margarina de aceite de oliva o con alguna fruta fresca tipo melocotón, fresa, arándanos o piña, el plátano es buena opción, pero es muy alto en carbohidratos si está maduro.

Mezclamos las galletas molidas con la fruta elegida y lo colocamos en la base del molde desmontable, así le damos un plus de estabilidad, más nutrición, pero también unas pocas calorías más.

La otra versión de tarta de yogur natural con base crujiente es usar una masa quebrada. Eso sí, aquí las calorías aumentan, ya que estas masas precocinadas no suelen ser muy saludables, así que tocará elegir alguna con pocas calorías.

Después, podemos elegir mermelada baja en grasas y azúcares, fruta en su jugo sin azúcar o batir nosotros fruta fresca para decorar la tarta por encima y darle un toque personalizado y especial con el que deleitar a los invitados.

Base para tarta de yogur natural

¿Se puede hacer vegana?

Por supuesto que podemos hacer una tarta de yogur natural vegana, tan solo hay que cambiar un solo ingrediente: el yogur. En lugar de ser yogur natural griego sin azúcar, tendremos que elegir yogur de avena o de soja sin azúcar y si es cremoso, mejor.

Tanto en la versión vegana como en la tradicional podemos elegir yogures de sabores, pero cuidado, normalmente esos yogures suelen usar mucho azúcar y colorante en lugar de fruta fresca. Otra opción es batir el yogur con fruta fresca en nuestra batidora para crear yogures de sabores.

El resto de ingredientes que usaremos son aptos para veganos y todo tipo de vegetarianos, así que por esa parte podemos estar tranquilos. Es una receta muy sencilla y versátil que, con un simple cambio, ya es apta para toda la familia.

Cómo se conserva

Para conservar esta tarta, la mejor opción es no dejarla al descubierto muchos días en la nevera, por lo que recomendamos 3 opciones. Por un lado, desmoldar para presentar y después volver a guardar en el molde y colocar una tapa y guardarla en la nevera máximo 72 horas.

La segunda opción es comprar un cobertor de tartar, es decir, una especie de plato protector de microondas para proteger la tarta en 360 grados y asegurarnos que no se contamina ni fuera ni dentro de la nevera.

La tercera opción es hacernos con un tupper donde quepa la tarta entera o en trozos y con tapa de cierre hermético, así podremos conservarla un máximo de 3 días en perfecto estado y disminuimos el riesgo de contaminación cruzada.

Para aumentar la vida útil de la tarta, lo mejor es guardarla al fondo de la nevera, así evitamos los cambios de temperatura al abrir y cerrar la puerta del frigorífico. Otro dato importante es no manipular la tarta o los trozos con las manos, ya que nuestros dedos están cargados de bacterias y podrían acelerar el proceso de putrefacción. Hay que usar siempre utensilios limpios y secos y si colocamos papel vegetal entre trozo y trozo de la tarta, podremos sacarlos con un mínimo de contacto y así mejoramos la presentación.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo1 hora y

Ingredientes

  • 500 gramos de yogur natural sin azúcar
  • 3 huevos grandes
  • 40 gramos de harina integral
  • 60 ml de leche desnatada o bebida vegetal (soja o avena)
  • 20 gramos de eritritol en polvo
  • Frutas y mermelada sin azúcar para decorar

Preparación

Precalentamos el horno a 180 grados
Mientras el horno se va calentando, metemos en el procesador de alimentos o en el vaso de la batidora los huevos, el yogur, la harina, la leche, el eritritol y a triturar todo hasta que quede bien homogéneo.
Al molde
En un molde de 18 cm o de 20 cm, lo cubrimos pro el interior con papel vegetal, agregamos la mezcla, damos unos golpes leves contra la mesa para que la masa se asiente y al horno.
Al frigorífico
Ponemos el horno a 160 gramos y esperamos unos 40 minutos. Si ya está cuajado, la sacamos y la dejamos enfriar dentro del molde un rato. Después a la nevera hastya que esté bien fría y cuajada. Desmoldamos, decoramos y servimos.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!