Tarta de Santiago saludable

Tarta de Santiago saludable

Sofía Pacheco

Esta tarta es muy típica en España. A lo largo de este texto vamos a aprender a cocinarla de forma saludable y también vamos a conocer, de forma resumida, su historia. Una tarta súper sencilla de hacer y que está riquísima, además, nuestra receta elimina calorías innecesarias y sustituye el azúcar nocivo por eritritol, un edulcorante saludable.

Una receta súper sencilla que no tiene lácteos, ni azúcar, ni harina, pero sí tiene huevos, aunque explicaremos si podemos crear la versión vegana de esta tarta de Santiago fit. Este postre siempre cae bien, y más aún en fin de semana cuando cenamos en casa con amigos o se nos apetece un caprichito.

Nuestra deliciosa tarta solo tiene 5 ingredientes y todos son saludables, fáciles de encontrar, baratos y seguramente muchos de ellos ya los tengamos en casa. Además, el tiempo que va a trascurrir entre que empezamos la receta y nos servimos un trozo, son 25-30 minutos.

Historia de la tarta de Santiago

Un delicioso postre gallego que tiene mucho significado. Está elaborado a base de almendras molidas, azúcar, huevos, harina y ralladura de limón. Se considera una de las recetas más antiguas que se conservan en la actualidad.

Su origen se remonta a la Edad Media, y como curiosidad, debemos recordar que en Galicia no hay almendros y ya, por aquel entonces, se importaban desde el Levante español. Existe una primera referencia a esta tarta de Santiago y está firmada en el año 1.577 y según dice el escrito fue Pedro de Porto quien la elaboraba.

En un principio se le conocía como torta real. Con el paso de los años su nombre pasó a Tarta de Santiago y está dentro del cuaderno de confitería de 1.838 del famoso Luis Bartolomé. Fue ahí donde esta receta se empezó a popularizar en Galicia.

Su origen preciso no se sabe, y quizás nunca se sepa, solo hay ligeras pistas. Por ejemplo, el símbolo de la cruz de Santiago empezó a ponérsela José Mora Soto en 1924 y es algo que se mantiene hasta nuestros días.

En el Camino de Santiago, creció la popularidad del postre y así hasta convertirse en tradición extendido por todo el país, e incluso en el extranjero. Sobre todo, en zonas cercanas a la frontera con Galicia o con España.

Calorías y qué edulcorante usar

Una porción de nuestra tarta de Santiago, no llega a 120 kilocalorías. No podría ser apta para dieta keto puesto que alcanza los 13 gramos de hidratos de carbono cada trozo de esta deliciosa tarta.

Recordemos que, aunque sea una receta saludable, no deja de ser un dulce que no se debe comer a diario, sino cada varias semanas. Además, la receta original, como no puede ser de otra forma, usa azúcar blanco, sin embargo, nosotros usaremos edulcorante saludable.

Tenemos la Stevia, hay quienes usan la fructosa, etc. Pero nosotros recomendamos usar entre 70 y 80 gramos de eritritol. Este edulcorante se puede comprar granulado y en polvo, nosotros recomendamos en polvo, salvo que seamos capaces de eliminar los grumitos que crea el granulado.

Solo debemos comer un trozo de esta tarta, ya que son casi 8 gramos de grasas, y ese día no vamos a hacer deporte o es un día de excesos, intentaremos que no sea de sobre excesos y mantengamos la alimentación saludable. Para ello, ayudará mucho evitar refrescos y bebidas azucaradas, así como carnes grasas, fritos y similares.

Tarta de Santiago

¿Se puede hacer vegana?

Técnicamente sí se puede, ya que en nuestra receta tiene huevos, pero no tiene lácteos tipo mantequilla como otras recetas. Los huevos se pueden sustituir por preparado de huevo vegano. Es posible que el resultado y el sabor queden algo alterados, pero se añade igual que agregamos los 5 huevos.

En nuestra receta usaremos margarina, en lugar de mantequilla, así que, con solo hacer el cambio de los huevos, tenemos una tarta de Santiago vegana, sin azúcar, sin gluten (porque no hay harinas), baja en calorías, etc.

Otro dato importante es que en nuestra mezcla usaremos canela, y es un ingrediente muy importante en la dieta vegana. Muy poca gente lo sabe, pero la canela es rica en hierro. 100 gramos de canela aportan 8,3 mg y además ayuda a regular en azúcar en sangre y controla los niveles de colesterol malo. Del mismo modo ayuda a la digestión y disminuye las flatulencias. Por algo es una de las especias más usadas por veganos y vegetarianos.

Cómo conservar la tarta

Nuestra receta es para 4 personas, aunque depende de si usamos esas cantidades o usamos menos, así como del tamaño del molde. En el caso de la tarta de Santiago, esta ha de ser muy bajita, así que el molde tendría que ser redondo y bajito. En caso de tener uno cuadrado, o rectangular, pues también sirve, así te damos nuestro toque personal.

Cuando la receta ya esté enfriada y hayan sobrado algunos trozos, nosotros recomendamos encarecidamente que los recojamos rápidamente y los guardemos en un tupper de cristal con cierre hermético y si podemos sacarle el aire, mejor.

Decimos esto, porque si se quedan fuera del tupper mucho tiempo, 2 horas, por ejemplo, la tarta se pondrá rancia, como crujiente, pero seca e insípida. Por lo que la mejor idea es usar un tupper de cristal con cierre hermético o un tupper de plástico. Lo malo del tupper de plástico es que se corroe con el tiempo y si después recalentamos algo suelta sustancias que podrían impregnar nuestro bizcocho.

Sí, podemos recalentar el bizcocho, pero preferiblemente en horno y sin usar el recipiente donde lo hemos guardado, No es necesario recalentar, es más, podría perder esponjosidad. La mejor opción es, si queremos tomar algo calentito, es mojarlo en leche o bebida vegetal caliente.

Lo siguiente que haremos será alejar ese tupper de una fuente de calor, de la luz del sol, de una ventana y de cambios de temperatura muy bruscos. No es necesario meterlo a la nevera, aunque hay quien lo hace. Eso sí, solo podremos conservar este postre unos 2 días, al tercero ya no podemos asegurar que esté en buen estado para ser consumido.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo30 minutos

Ingredientes

  • 50 gramos de almendras molidas
  • 5 huevos
  • Entre 70 y 8o0 gramos de eritritol
  • Ralladura de limón
  • Canela molida al gusto

Preparación

Batir huevos y mezclar
En un bol echamos los 5 huevos o 2 huevos y 3 yemas. Después, batimos enérgicamente y a continuación añadimos la ralladura de limón, el eritritol y la canela. Volvemos a batir, removemos para evitar grumos y que quede una mezcla homogénea.
Molde y al horno
Ponemos la mezcla en el molde que previamente hemos pintado de margarina o aceite de oliva virgen extra y damos unos golpecitos contra la mesa para que la masa se aciente. Colocamos el molde en la rejilla del centro del horno y esperamos unos 20 minutos. Debe estar a 180 grados como máximo. Hay que vigilarlo de cerca, porque la almendra se quema con mucha facilidad. Lo pinchamos y si el utensilio sale seco, es que ya está hecho.
Enfriar y servir
Sacamos el molde con cuidado y lo dejamos enfriar entre 5 y 10 minutos. Podemos decorar con azúcar glas (se puede usar una pizca de eritritol en polvo). Cortamos un trozo y empezamos a degustarlo.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!