Nutella casera de calabaza, ¡sin azúcar!

¿Eres un amante de la Nutella o las cremas de chocolate y cacao? Pues claro ¿quién no? Pero dirás… ¡sólo puedo tomarlo en mi cheat meal!  Sin embargo, todo esto va a cambiar gracias a esta receta que te presentamos a continuación. No solo no tendrás que esperar a tu comida libre para disfrutar de la crema de cacao, sino que podrás introducirla de manera habitual en la dieta.

Cocinándola nosotros mismos nos aseguramos que sea apta para nuestro estilo de vida healthy, evitando azúcares añadidos y grasas saturadas. Y lo más sorprendente es su ingrediente secreto, ¡la calabaza! Si te animas a probar una crema de cacao totalmente saludable, esta no será un desperdicio. Además, con las porciones que te enseñamos tendrás suficiente nutella casera para varios días.

¿Por qué usar calabaza para hacer Nutella?

La calabaza es un hidrato de carbono rico en calcio, magnesio, hierro, potasio y vitamina A y C, entre otros muchos minerales. Además, en cada 100gr de calabaza hervida tan solo existen ¡20 calorías! Te preguntarás por qué es interesante añadir esta fruta a una Nutella que originalmente tan solo lleva leche, cacao y avellanas.

Gracias a la calabaza encontramos una textura suave y pastosa, similar a la crema comercial. Su composición nutricional no tiene nada que ver con la que encontramos en las estanterías del supermercado. Es cierto que tampoco debemos atiborrarnos con esta receta de crema de chocolate, pero sin duda estarás optando por una versión con gran aporte en nutrientes.

En el caso de la Nutella, más de la mitad de su contenido es azúcar. En el resto de ingredientes encontramos manteca de palma (¡horror!), leche en polvo, cacao y avellanas. Evidentemente, si comparamos componentes… ¡La nuestra gana por goleada! No temas realizar la crema de cacao con la calabaza porque no notarás su sabor lo más mínimo. En esta receta también huimos de los aceites y azúcares refinados, por lo que tan sólo vamos a usar endulzantes naturales como la stevia, la miel o el sirope de agave.

En 100 gramos de calabaza cocida encontramos 4,9 gramos de carbohidratos, 1,1 gramos de fibra, 1 miligramos de sodio y 93,69 gramos de agua. Es importante esa cantidad de agua para mantenernos hidratados correctamente, pero no solamente se logra bebiendo. Hay alimentos, como la calabaza que nos ayudan en la ingesta diaria.
Por otro lado, cabe destazar que no contiene proteína, por lo que nos haría falta introducir este nutriente de otra manera. Además contiene algunas importantes vitaminas como la A (5755 mg), Vitamina B-9 (9 mg) o Vitamina C (4,7 mg). Son sustancias saludables que tu cuerpo necesita para un buen desarrollo y funcionalidad, así que nuestra receta también te nutrirá correctamente.

Además, en esta versión saludable no encontramos ningún tipo de azúcar añadido. En cambio, la Nutella original posee casi 9 gramos por porción. Puedes usar alguna alternativa, como la estevia o el sirope de agave, para darle dulzor a la receta. Aunque hacerla sin edulcorantes también puede ser una gran opción para saborear la mezcla totalmente natural. Te aseguramos que no es amarga, y la calabaza le aporta el dulzor justo para hacerla deliciosa. Incluso, puedes combinarla con algunas frutas para usar solamente azúcares presentes de manera natural.

nutella casera de calabaza

Consejos de almacenamiento y congelación

La Nutella casera se mantendrá fresca durante aproximadamente cuatro o cinco días. Al no llevar nada de aceite, esta crema de chocolate durará en perfectas condiciones menos tiempo, ya que no contiene ningún tipo de conservante. Si notas que al abrir el envase hay líquido (agua), tan solo tendrás que remover todo de nuevo con una cuchara para que se combine totalmente. No obstante, debes asegurarte de que sabe y huele bien. A veces, ese exceso de agua puede indicar que su conservación ha estado en mal estado o ya han pasado demasiados días desde que se realizó.

Si vives en zonas frías o realizas esta receta en invierno, no será necesario meterla en el frigorífico. Como no contiene huevos, lácteos ni productos que se puedan echar a perder, no existe peligro. Aun así, mantenla alejada de la ventana o rayos de sol y almacénala en un lugar fresco (encimeras o armarios).
Sin embargo, será necesario refrigerarla con temperaturas más cálidas para que se mantenga en perfecto estado y textura. El mejor lugar para ponerla es en las baldas de arriba, ya que en la parte baja del frigorífico solidificará pronto. Además, evita ponerla en la puerta para que los cambios de temperatura (al abrir y cerrar) no influyan en su calidad.

Aunque algo que debes tener en cuenta es que no se debe meter en el congelador nunca. Al descongelarse, la mezcla quedará espesa y con grumos, haciéndose casi imposible de untar. De todas formas, no creemos que aguante mucho tiempo sin consumirse, ya que te aseguramos que está deliciosa, y más aún cuando está fresca.

Es importante mantener la Nutella casera en un recipiente o frasco sellado a temperatura ambiente. Esto hará que permanezca fresca durante más tiempo, ya que no entrará humedad ni agentes externos. Si no tienes un sellador al vacío, puedes hacerlo al baño maría. En este vídeo te enseñamos cómo hacerlo.

¿Cómo introducir Nutella en recetas?

Aunque muchos amamos la Nutella a cucharadas o en pan, existen otras formas de consumirla. Sobre todo, esta crema de cacao saludable permite combinarla con más alimentos, ya que su sabor es dulce, pero no extremadamente empalagoso. Algunas ideas serían:

  • Extiéndela sobre una tostada o conviértelo en un sándwich de mantequilla de cacahuete y Nutella.
  • Espárcela sobre tortitas o gofres.
  • Pon un poco en tus batidos favoritos, tanto dentro como decoración en el borde del vaso.
  • Añádela a tu desayuno favorito, como la avena cocida.
  • Remoja la fruta fresca sobre ella, como fresas, plátanos o manzanas.
  • Úntala en pan de plátano.
  • ¿Hay algo mejor que tomarla a cucharadas como postre?
  • Introdúcela como relleno para galletas, donuts o bizcochos saludables.
  • Añade una cucharada en un bol de yogur con frutas y frutos secos.
  • Mézclala con leche y hielos para crear un smoothie de Nutella casera.
Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo30 minutos

Ingredientes

  • 400gr de calabaza (mejor si viene envasada al vacío, pelada y cortada)
  • 200gr de avellanas naturales o tostadas naturales
  • 3 cucharadas de cacao en polvo desgrasado Valor
  • 2 cucharadas de edulcorante natural: miel, stevia, sirope de ágave...
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)

Preparación

Hierve la calabaza
Llena una olla con agua y ponla a hervir. Cuando el agua esté hirviendo, añade la calabaza. Déjala a fuego medio-alto durante unos 15min y ve comprobando, con la ayuda de un tenedor, que la calabaza esté cocinada. Una vez esté hecha, la apartamos en un plato con papel de cocina y esperamos a que se enfríe. Es importante que uses papel de cocina para que absorba todo el agua que pueda.
Tritura las avellanas
Tenemos que crear nuestra propia crema de avellanas, así que mete los 200gr en una licuadora o batidora. Este proceso te va a durar unos 10 minutos, ya que vas a tener que estar removiendo de vez en cuando las avellanas para que las aspas puedan seguir triturando. Debe quedarte una ligera crema, como las mantecas de avellanas o cacahuetes que ves en los supermercados.
Une los ingredientes
Una vez que tengamos nuestra crema de avellanas y la calabaza cocida, añadimos todos los ingredientes en una misma batidora. (Es conveniente que añadas poco a poco los ingredientes hasta que encuentres el sabor que deseas).
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0