Macarons cítricos con 60 calorías

Macarons cítricos con 60 calorías

Carol Álvarez

Los famosos macarons también tienen su receta fit para que los tomes sin remordimientos. En esta ocasión, cada macaron contiene tan solo 60 calorías frente a las 90 habituales. Además, el valor nutricional no tiene nada que compararse con la elaboración procesada o tradicional.

Ya sabéis que evitamos el uso de azúcar refinada y la sustituimos por stevia, además tampoco se usan harinas refinadas. La receta es totalmente fit y apta para todos aquellos que quieran cuidar su alimentación y darse un capricho de vez en cuando. Ya sabéis, que sea fit no significa que podamos comernos la bandeja entera; ¡engordaremos igual!

Aunque estos macarons sean cítricos y tú estés acostumbrado a los de chocolate o caramelo (por ejemplo), te aseguramos que estos te encantarán y no te sabrán nada amargos.

¿Qué tipo de Macarons haremos?

A pesar de que muchos pensamos que este dulce es típico de Francia, lo cierto es que existen varios estilos más. El italiano, el suizo y el francés varían en el método en el que se elabora el relleno. Para entenderlo mejor:

  • Francés: se hace batiendo claras de huevo y azúcar granulada. Probablemente sea el método más fácil y sin complicaciones, pero puede ser difícil de dominar.
  • Italiano: este es el método más complicado y requiere un poco más de mantenimiento. Aquí el merengue utiliza un «jarabe de azúcar» que se elabora disolviendo el azúcar en agua hirviendo a fuego lento a baño maría. Luego, el «jarabe de azúcar» se bate lentamente en las claras de huevo. Se supone que esto crea un estabilizador y, por lo tanto, hace que sea un poco más fácil trabajar con el relleno.
  • Suizo: este método se encuentra en el medio de los dos anteriores. El método suizo consiste en batir el azúcar y las claras de huevo a baño maría hasta que se disuelvan. La mezcla de clara de huevo y azúcar se bate para crear el merengue.

En nuestra receta haremos una mezcla propia, ya que la mayoría se hace con claras y nosotros lo haremos con la yema. Es importante que tengas en cuenta que los macarons pueden arrugarse en el horno. Esto puede suceder si la masa está demasiado mezclada. Tan solo hay que doblar la masa hasta que puedas dibujar fácilmente una figura de 8 en la masa con una espátula.

Para que estos macarons se almacenen, lo mejor es usar un recipiente hermético en el refrigerador. Esto permite que el relleno se mantenga frío y firme. Se conservarán hasta una semana después de cuando se guarden en el frigorífico. Una vez llenos, los macarons se pueden congelar hasta 1 mes. No los congeles rellenos con salsas que tengan alta humedad como mermeladas y jaleas. Para descongelarlos, ponlos en el refrigerador durante al menos 2 horas antes de servir. Después de descongelarlos, los macarons se mantendrán en buen estado durante 2-4 días.

Elegir el relleno adecuado para el sabor cítrico

Aunque  ponemos toneladas de energía en la cáscara de un macaron, casi todo el sabor proviene de su relleno. La cáscara le da a los macarons una textura increíble, pero el relleno es lo que determina su sabor. Lo cierto es que se puede usar casi cualquier tipo de glaseado o ganache para rellenarlos, pero esta opción cítrica dejará a muchos sorprendidos.

Muchos preferimos el sabor dulce, y el relleno de jugo de naranja y limón también lo consigue. Hay quienes prefieren rellenarlos con mermelada, pero el aumento de calorías será bastante notable. Además, este relleno permite una mejor conservación sin que varíe demasiado la textura de la masa. En cambio, la mermelada puede humedecer el bizcocho por ambas partes.

macarons fit receta

Consejos para hacer macarons saludables

Para que la receta salga a la perfección, se recomienda tener en cuenta todo tipo de detalles. Por supuesto, debemos seguir los pasos exactos para que no varíe el resultado final. A continuación te desvelamos los mejores trucos que puedes hacer durante el cocinado para que tus macarons luzcan perfectos.

  • Al elegir edulcorantes para macarons, asegúrate de que la maicena esté incluida en la etiqueta de ingredientes.
  • Separa las claras de huevo mientras estén frías y luego colócalas en un plato de vidrio cubierto con un paño que no suelte pelusa o una toalla de papel hasta que alcancen la temperatura ambiente.
  • Lava y seca completamente el bol y el accesorio para batir antes de batir las claras de huevo. Este paso asegurará que ambos estén limpios de aceites, lo que puede afectar la forma en que se baten las claras de huevo.
  • Deja de batir las claras de huevo tan pronto como alcancen picos rígidos. Si nos pasamos y terminamos con claras de huevo de espuma de poliestireno secas, habrá que comenzar de nuevo. Las claras de huevo demasiado batidas harán que los macarons se vuelvan huecos y se agrieten.
  • No intentes teñir hasta que haya dominado la técnica de hacer macarons. Agregar un componente adicional puede desequilibrar la masa y arruinar las cáscaras. Si quieres optar por darles un toque divertido y diferente, puedes usar colorante alimenticio. Es una genial idea para las meriendas de niños pequeños o para subir una foto en tus redes sociales. Como forma de presentación puedes poner un poco de ralladura de naranja o unas hojas de menta por encima.
  • Hornea los macarons en la tercera rejilla inferior del horno. Es justo la que está debajo del centro. Esta posición evita que las tapas se pongan demasiado marrones. Como los macarons se hornean más abajo en el horno, ¡es importante doblar la bandeja para hornear! Esto ayudamos a evitar que las partes inferiores se pongan demasiado marrones.
  • Deja que las cáscaras se enfríen por completo antes de intentar sacarlas de la bandeja. Si intentas quitarlos mientras están calientes, se pegarán y posiblemente se rompan.
  • Dale la vuelta a la bandeja para hornear a la otra mitad. Esto también es muy importante para los principiantes, ya que es posible que no sepan realmente cómo funciona su horno. La parte trasera del horno puede ser más fuerte que la parte delantera. La mejor manera de garantizar un horneado uniforme es girar la bandeja para hornear a la mitad del tiempo de horneado.
Dificultad Media
PlatoPostre
Tiempo45 minutos

Ingredientes

  • 5 claras de huevo
  • 1/3 taza de stevia
  • 1+1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 1/2 taza de zumo de naranja fresco
  • 1/4 taza de zumo de limón fresco
  • 4 cucharaditas de almidón de maíz
  • 3 cucharadas de stevia
  • 1 yema de huevo

Preparación

Precalienta el horno
Precalienta tu horno a 350º. Engrasa con un poco de aceite de oliva una bandeja para hornear y reserva.
Primera mezcla
Pon las claras de huevo en la batidoa y bate hasta que tengan el punto de nieve. Agrega lentamente la stevia, la vainilla y sal. Bate hasta que se formen picos. Con una cuchara, ve haciendo particiones redondas de la mezcla en la bandeja y hornea entre 10 y 15 minutos. Sácalo y deja que enfríe.
Preparamos el relleno
Mezclamos las 3 cucharadas de stevia y la yema de huevo en la batidora. Agregar el zumo de naranja y el almidón de maíz hasta que estén bien integrados todos los ingredientes. Vierte la mezcla en una cacerola pequeña y cocina a fuego medio hasta que espese. Deja enfriar y métela en el frigorífico.
Monta tus macarons
Coge dos macarons y coloca en medio un poco de relleno. Repite el procedimiento con el resto de los macarons y sírvelos.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0