Churros saludables al horno, ¡y sin aceite!

Churros saludables al horno, ¡y sin aceite!

Carol Álvarez

Los churros con un desayuno (y merienda) típicos de España, pero muy pocos nutricionistas recomiendan su consumo si queremos cuidar la alimentación y llevar un estilo de vida saludable. Pero no te preocupes, ¡tenemos la solución! A continuación descubrirás cómo hacer los mejores churros saludables con chocolate casero y fit.

Este dulce suele realizarse típicamente frito en aceite, por lo que se convierte en una auténtica bomba calórica. Para reducir ese contenido en calorías, te proponemos unos churros saludables al horno, ¡sin aceite!

Churros saludables con chocolate casero

Sería una tontería tener una receta saludable y fastidiarla consumiendo un chocolate cargado de azúcar. A nosotros nos encanta crear nuestro propio chocolate para mojar, aunque en este caso no lo recomendaríamos para beber (por su espesor). En un vaso pequeño, calienta un poco de agua y añade una cucharada de chocolate en polvo 100% cacao. Remueve para que quede una mezcla espesa, en la que puedas bañar los churros saludables. No es necesario que le añadas ningún tipo de edulcorante, pero si te resulta demasiado amargo, puedes poner un par de gotitas de stevia líquida.

También puedes añadir chispas de chocolate y leche a un tazón o taza pequeña a prueba de calor. Puedes usar chocolate con leche, chocolate amargo o la versión semidulce.

Luego coloca el recipiente en el microondas durante 30 segundos. Saca y remueve bien. Si es necesario, colócalo en el microondas en intervalos de 10 segundos para ir removiendo hasta que la salsa esté suave. Es importante que no sobrecalentemos ni añadamos ningún otro líquido en el chocolate. Esto podría hacer que la mezcla se queme y quede un sabor amargo.

Churros al horno vs fritos

Hacer churros al horno caseros es mucho más fácil de lo que piensas. No es necesario calentar una sartén grande con aceite vegetal requemado y llevarlo a ebullición, porque esta masa de churro se hace muy fácilmente en una olla pequeña en la cacerola y luego se hornea como una galleta. No es necesario freírlos hasta que estén dorados, ya que hornearás los churros hasta que consigan ese tono naranja.

Aunque la masa de churros por lo general no contiene aceite ni mantequilla, se puede añadir aceite de coco a la masa para darles un sabor rico, que de otra manera faltaría al no freírlos. Freírlos es lo que tradicionalmente les da un color marrón dorado, pero puedes usar un poco de azúcar de coco en la masa para conseguir ese hermoso tono marrón dorado.

Es una versión mucho más saludable, ya que los churros fritos suelen chupar el aceite hirviendo. Esto significa que se aumenta exponencialmente la presencia de grasas y calorías. Además, no aportan beneficios al organismo, por lo que siempre es mejor hacerlos al horno para conseguir un versión fit. También se agradece hornearlos para evitar la textura grasienta en las manos y en el paladar. Para conseguir que sean crujientes tendremos que controlar los tiempos del horno, ¡pero se puede conseguir!

churros saludables

¿Cómo hacer una manga pastelera para darles forma?

Si no encontramos en casa una manga pastelera, podemos hacer la nuestra propia de forma muy sencilla. La mayoría de nosotros tenemos bolsas de plástico (Zip), así que con la esperanza de que tengas una, llenarás tu bolsa y luego cortarás la esquina hasta que tengas un agujero del tamaño de una moneda pequeña.

No conseguirás el bonito aspecto de estrella en tus churros, ¡pero dará el pego! Es importante que aseguremos el uso de una bolsa fuerte, no las de la tienda del bazar. Las ideales son las bolsas de congelador, ya que son mucho más duraderas y resistentes a la fuerza.

Si tiene puntas de ribete pero no tienes bolsa, tan solo bastará con hacer un corte una esquina de la bolsa. Luego inserta la punta de la manga pastelera en esa esquina asegurándose de que la punta de la bolsa no se salga del orificio. El ancho del agujero debe ser menor que el ancho de la punta de la bolsa.

¿Cómo se almacenan los churros saludables?

Los churros caseros se mantendrán entre 2 y 3 días en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico de almacenamiento. Solo recuerda mantener el aire fuera para que se mantengan frescos. No se recomiendo guardarlos en el frigorífico porque cogerán humedad y se quedarán empapados.

No obstante, también se pueden congelar y recalentar si se siguen los siguientes pasos.

  • Para congelar: Coloca los churros en una bolsa con cierre hermético y guárdalos en el congelador hasta seis meses. Déjalos descongelar durante la noche anterior en el frigorífico.
  • Para recalentar: Es mejor recalentar los churros en una sartén antiadherente o horno. Esto favorecerá a que se mantengan crujientes y no blandos.

Otros consejos para conseguir unos buenos churros

Asegúrese de usar una jarra medidora para medir la leche o la bebida de origen vegetal. Se recomienda agregar la leche una pequeña cantidad a la vez hasta que obtengamos una masa suave pero lo suficientemente firme como para darle forma. Si mojamos demasiado la masa, no podremos darle forma. Sin embargo, si la masa se ve demasiado húmeda, colócala en el frigorífico durante una hora y se endurecerá. Si se ve demasiado seca, añade un chorrito adicional de leche.

También aconsejamos que se forre la bandeja para hornear con papel vegetal engrasado para asegurarnos de que los churros no se peguen. Esto es especialmente importante, ya que la versión en el horno no va frita y no obtiene la textura firme.

Por otro lado, se recomienda que los huevos estén a temperatura ambiente, esto les permitirá incorporarse mucho más fácilmente a la masa. Es posible que debas darle un descanso a tu brazo cada minuto mientras remueves. Es mejor mezclar todo a mano,en vez de en la batidora.

Dificultad Media
PlatoÚnico
Tiempo30 minutos

Ingredientes

  • 100 gramos de harina de avena integral
  • 210 gramos de leche o bebida digital
  • Stevia en polvo al gusto
  • Esencia de vainilla

Preparación

Poner la harina en un bol
En un bol grande, poner la harina junto a la stevia.
Hervimos la leche
Ponemos a hervir la leche o bebida vegetal en un cazo. Cuando rompa a hervir, añadimos poco a poco la bebida vegetal en la mezcla de la harina.
Formamos una masa
Empezamos a integrar bien todos los ingredientes con la ayuda de un tenedor, hasta que consigamos una masa espesa y homogénea. Te quedará una masa flexible.
Damos forma
Precalentamos el horno a 200ºC y dejamos que la masa se atempere un poco. Pasamos la masa a una manga pastelera y comenzamos a hacer los churros sobre un papel de horno (puesto en la bandeja).
¡Horneamos!
Dejamos que los churros se hornees durante 15-20 minutos a 200ºC. Aunque es conveniente que les eches un vistazo, porque cada horno es diferente.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!