Brownie de té matcha

Brownie de té matcha

Sofía Pacheco

Un brownie siempre es bienvenido y si a ese placer de chocolate le unimos las bondades del té match, nos sale el brownie match más saludable y exquisito que hayamos probado nunca. Es fácil de hacer, solo necesitamos ingredientes muy cotidianos que estamos seguros que todos tenemos en casa en este mismo instante. Un capricho perfecto para invitar a los amigos a casa, para ir de visita a casa de los suegros o para darnos un gustazo un domingo por la tarde.

Un brownie siempre entra bien, además este mezcla dos tipos de chocolate y tiene té match, así que conseguimos todo lo bueno del chocolate y del matcha en unos pocos bocados. Cabe decir que esta receta tiene más calorías de lo habitual, pero como capricho o a modo de regalo después de una semana de duro trabajo.

No olvidemos que no debemos obsesionarnos con las dietas, lo que hay que hacer es comer de manera inteligente con una alimentación variada y saludable y si nos queremos dar un capricho nos lo damos, ya sea este brownie match o una rebanada de pan tostado con Nutella. Cuanto más nos privemos, más frustración tendremos y en lugar de disfrutar de la comida nos sentiremos tristes y obligados llegando incluso a tener problemas de salud, miedo a la comida, inseguridad, etc.

A lo largo de este texto vamos a aprender a hacer uno de los mejores brownies que hay en el mercado, además que es saludable, también vamos a conocer algunas de las bondades del té matcha y del cacao puro que vamos a usar en la elaboración del postre.

Nosotros damos una receta, pero cada uno puede amoldarla a su gusto. Es decir, sino nos gusta el chocolate blanco, pues no lo ponemos, si nunca hemos probado esta receta, pues reducimos la cantidad de té match y aumentamos la de cacao, por ejemplo.

La receta es personalizable

Sí, nosotros creamos una receta que hemos probado y hemos podido ir variando a medida que la hemos ido haciendo, pero no porque pongamos esos ingredientes, tiempos y modo de preparación, tiene por qué ser la verdad absoluta. Todo lo contrario, la gran mayoría de recetas son personalizables. Por ejemplo, en nuestra receta vamos a usar cacao puro, chocolate blanco y dos tipos de frutos secos, pero también podemos usar coco y chips de cacao para darle toque de sabor y el crujiente perfecto sin perder vitaminas y minerales esenciales.

El té matcha se mantiene, obvio, sino no sería una receta de brownie matcha, también podemos ponerle azúcar en lugar de edulcorante en polvo; harina sin gluten en lugar de harina normal; ralladura de cascara de limón o naranja en lugar de esencia de vainilla o no poner nada de eso; margarina en lugar de mantequilla; preparado vegano en lugar de huevo; avellanas en lugar de almendras o anacardos o lo que queramos, etc.

Como vemos, la receta es 100% personalizable. Lo único que recomendamos es que, si es la primera vez que la preparamos, es mejor seguir nuestros pasos, y ya la siguiente vez quitamos o ponemos ingredientes. Distinto es cambiar harina normal por harina sin gluten o un fruto seco por otro, eso sí se puede hacer, pero nos referimos a hacer cambios más concretos como el tipo de cacao.

Masa de brownie matcha con coco

¿Por qué usar cacao puro?

Se trata de una receta de un dulce al que le vamos a quitar el azúcar y vamos a incorporar edulcorante saludable como eritritol o Stevia. La idea es crear un postre saludable, por lo tanto, los ingredientes deben estar a la altura de las exigencias. El chocolate es una parte muy importante en un brownie, por lo que usaremos trozos de cacao puro.

Llegados a este punto, nos sirve o los chips de cacao puro que suelen vender o compramos una tableta de mínimo 75% de cacao y la picamos en trozos desiguales. Siempre ha de tener un alto porcentaje de cacao, ya que así nos libramos de las leches en polvo, los azúcares y otros ingredientes insanos como aceites.

Lo bueno del cacao puro es que nos aportan multitud de nutrientes, a diferencia del chocolate con leche que suele ser azucarado y suele estar compuesto por ingredientes que no le hacen bien a nuestro cuerpo por eso nos sentimos hinchados, nuestra piel se vuelve grasa y salen granitos.

El cacao puro aporta nutrientes importantes como, por ejemplo, fósforo, magnesio, hierro, cobre, calcio, potasio, zinc, manganeso y vitaminas A, B1, B2, B3, C, E y ácido pantoténico, cafeína, riboflavina, tiamina, taninos, teobromina, antioxidantes, etc.

En la receta también usaremos chocolate blanco, si queremos hacerlo aún más fit este brownie, eliminamos el cacao blanco y listo. Lo único malo es que no conseguiremos esa mezcla de sabores que surgen al mezclar el té match y el chocolate blanco. Cuando elijamos este chocolate, deberemos elegir uno bajo en grasas, con ingredientes decentes, lejos de altos porcentajes de azúcar, sin aceite de palma, sin colorantes artificiales, etc.

Té matcha

Uno de los tés más populares desde hace años, de hecho, en Instagram se ha vuelvo normal ver a jóvenes haciendo vídeos mientras toman ese té en un tarro especial con una pajita especial de metal. Puede que sea postureo, es verdad, pero cuando conocemos los beneficios del té matcha por la mañana, entonces todos queremos tomarlo.

Se trata de un té que a nuestro paladar no le va a gustar de primeras, por lo que recomendamos usar eritritol o mezclarlo con algún tipo de dulce como hacemos nosotros con esta receta de té matcha. Aunque si no hemos reeducado nuestro paladar, es probable que este dulce no nos guste demasiado.

Reeducar el paladar es un proceso medianamente rápido, basta por empezar a hacer pequeños cambios como quitar el cacao soluble azucarado y tomar nuestra leche con cacao puro en polvo; reducir las cantidades de azúcar diarias tomando yogur natural y en lugar de comprar azucarado, comprarlo normal y para endulzar usamos frutas o miel natural.

Son pequeños cambios que podemos hacer para mejorar nuestra alimentación y nuestra salud, así como o introducir nuevos sabores y alimentos como, por ejemplo, el té matcha que nos aporta antioxidantes naturales y vitaminas importantes como A, B2, C, D, E y K. También hay minerales esenciales en esa bebida o ingrediente como son el fósforo, hierro, calcio y clorofila.

Lo importante de los antioxidantes es que nos ayudarán a combatir los radicales libres que tanto afectan a nuestra piel y a las células de todo el cuerpo incluyendo las neuronas y los tejidos de los capilares sanguíneos. Se calcula que un solo gramo de matcha tiene hasta 15 veces más antioxidantes que los arándanos y hasta 53 veces más que las espinacas.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo

Ingredientes

  • 10 gramos te matcha
  • 100 gramos chocolate puro mínimo 75%
  • 50 gramos de chocolate blanco
  • 100 gramos de mantequilla o margarina
  • 2 huevos grandes
  • 50 gramos de eritritol en polvo (máximo 70 gramos)
  • 50 gramos de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 50 gramos de nueces
  • 10 gramos de avellanas (también puede ser anacardo o almendras)

Preparación

Precalentar el horno
Tenemos que precalentar el horno a 100 grados y después introducimos las nueces en la bandeja encima del papel vegetal durante 10 minutos.
Trocear y fundir
Troceamos los dos tipos de chocolates, los añadimos a un bol metálico y agregamos la mantequilla o margarina. Lo fundimos todo al baño maría y vamos removiendo con cuidado y usando una paleta o lengüeta.
Huevos y azúcar
En otro bol, batimos los huevos y el azúcar, agregamos una pizca de sal y seguimos montando hasta que quede una especie de espuma.
Mezclar
A ese mismo bol le agregamos el resto de ingredientes como son la harina, la levadura, el polvo de té matcha y lo mezclamos todo hasta que sea una masa homogénea.
Agregamos el chocolate
Ahora toca agregar el chocolate fundido y mezclamos todo bien con mucho mimo.
Frutos secos
Ahora es el momento de agregar los frutos secos. Tenemos dos opciones, agregar todo a la masa o guardar unos pocos para poner por encima de la mezcla antes de entrar al horno.
Molde y horno
Ponemos la mezcla en un molde de fácil desmontaje previamente untado con mantequilla o al que le hayamos puesto papel vegetal, decoramos con frutos secos, mermelada, chocolate líquido o lo que queramos. Metemos al horno a media altura a 180 grados durante 30 minutos. Para ver que todo va correcto, podemos pinchar la mezcla con un cuchillo, si sale limpio es que está listo para salir. El brownie debe quedar jugoso por dentro, si nos pasamos de tiempo quedará seco y duro.
Enfriar y servir
Sacamos el brownie del molde y lo dejamos enfriar. Lo servimos con la decoración que queramos y solo queda disfrutar.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!