Bizcocho de caqui bajo en calorías

Bizcocho de caqui bajo en calorías

Carol Álvarez

Siempre recomendamos consumir fruta y verduras de temporada, y el otoño es la estación favorita para muchos por la aparición del caqui. Esta fruta jugosa y dulce aporta numerosos beneficios a la salud, por lo que es momento de empezar a consumirla. Si te aburre tomar alimentos siempre de la misma manera, hoy te enseñamos cómo hacer un delicioso bizcocho de caqui apto para vegetarianos.

Hace unos días te enseñamos cómo podías transformar esta fruta en unas llamativas natillas de chocolate, pero quizá eres más de degustar una merienda esponjosa junto a un yogur natural. Te aseguramos que es una receta sencilla, así que ya no tienes excusa para aportar variedad a tu dieta.

Un bizcocho de masa ligera

El pudin no es un postre que guste a todo el mundo, pero los bizcochos mayoritariamente sí. La idea de tener el molde del pudín, hacer un baño de agua y mantenerlo dos horas horneando es muy aburrido y laborioso. Sin embargo, no ocurre lo mismo con un bizcocho de caqui que mantiene los sabores cálidos y la textura del fruto. Además, puede servir para usar todas las frutas que hayamos comprado y se vayan a poner pochas en poco tiempo.

Si el pudín nos recuerda a una gelatina de chocolate o vainilla, el de caqui se parecerá más a un pastel. Al añadir harina conseguiremos una miga muy húmeda y riquísima. En este caso usaremos harina integral y no contiene azúcar añadido, ya que la madurez del caqui será lo suficientemente dulce.

En lugar de hornearlo en un molde para pudín, esta receta de bizcocho requiere un molde para pasteles normal y no se requiere baño de agua en una cazuela. El resultado es un pastel muy tierno y jugoso con los sabores de canela, clavo y jengibre que son perfectos para la época de otoño e invierno.

Esta receta de pastel no solo nos brindan las grasas saludables que se encuentran en los aguacates, sino que también aporta unos 10 gramos de fibra. Así que este pastel es básicamente comida sana y recomendable para cualquier desayuno o merienda. Incluso puede ser una forma de introducirlos en la alimentación si no nos gusta demasiado esta fruta o su textura.

Merienda saludable para deportistas y niños

Estas frutas coloridas son bajas en calorías y están cargadas de fibra, lo que las convierte en un alimento ideal para perder peso. Solo un caqui contiene más de la mitad de la ingesta recomendada de vitamina A, una vitamina liposoluble fundamental para la función inmunológica, la visión y el desarrollo fetal.

Además de las vitaminas y los minerales, los caquis contienen una amplia gama de compuestos vegetales, incluidos taninos, flavonoides y carotenoides, que pueden tener un impacto positivo en su salud.

Los caquis Fuyu también contienen taninos, pero se consideran no astringentes. A diferencia de los caquis Hachiya, la variedad Fuyu crujiente se puede disfrutar incluso cuando no está completamente madura. En el caso de la receta, se recomienda usar Hachiya para conseguir una textura más esponjosa y dulce.

Además, son una excelente fuente de poderosos antioxidantes como carotenoides y flavonoides. Las dietas ricas en estos compuestos se han relacionado con un riesgo reducido de ciertas enfermedades, incluidas las enfermedades cardíacas y la diabetes. Son capaces de reducir la presión arterial, disminuir la inflamación y disminuir los niveles de colesterol. Por lo que este bizcocho puede mejorar notablemente el aporte de antioxidantes.

persimon para hacer bizcocho de caqui

Consejos para hacer bizcocho de caqui

Cuando sea la época de los persimon, será más fácil encontrar caquis muy maduros y blandos. Cuanto más maduro, más dulce. Además, la suavidad del caqui maduro hace que el fruto pueda distribuirse uniformemente por toda la masa. También debes tener en cuenta el tipo de caqui para el bizcocho. Aunque a muchos nos gusten los más duros para tomar como merienda, en el caso de las recetas es mejor usar un caqui que esté lo suficiente maduro. Incluso, puedes poner el más duro como decoración encima del bizcocho.

Ten en cuenta que la masa resultante será muy húmeda, así que no te preocupes si parece mojada como la masa del pan de plátano. Lo más recomendable es usar un molde para pan antiadherente. No te olvides también de desechar la mayor cantidad posible de cáscaras al hornear para obtener la textura más suave. No obstante, no es necesario tirar la cáscara del caqui; se puede añadir a un batido de frutas.

Para preparar los caquis, pela y pícalo ligeramente para después hacerlo puré (se puede usar una batidora de mano para hacer esto). Puedes prepararlo con unas horas de anticipación, colocar en un recipiente hermético y refrigerar. Sácalo de la nevera 30 minutos antes de hacer el bizcocho.

Al terminar, hay que dejar que la masa se enfríe completamente en un ambiente sellado. Utiliza una bolsa de plástico o un recipiente grande con cierre. Luego, deja el bizcocho de caqui reposar durante la noche y disfrútalo por la mañana. Puede durar en un recipiente hermético durante 3-4 días en el frigorífico o en el congelador hasta 3 meses.

Si planeas decorar la parte superior del bizcocho con caqui, debes evitar que el centro se cocine uniformemente con los lados. El centro del bizcocho necesitará más tiempo para cocinarse que los lados. Para obtener mejores resultados, no cubras la hogaza con caqui. Y si quieres hacer, córtalos muy finos.

Sin azúcar añadido. Tan solo el dulzor de la fruta y una pizca de edulcorante (si lo prefieres). Merendar saludable y de forma golosa es posible. Te animamos a hacer esta receta y que nos muestres tu resultado por Instagram. ¿Quieres sorprender en un cumpleaños? ¡Es tu momento!

Dificultad Media
PlatoÚnico
Tiempo1 hora y

Ingredientes

  • 2 caquis
  • 1 sobre de levadura
  • 6 nueces
  • 4 huevos
  • 300 gramos de harina de avena
  • 150 ml de bebida vegetal
  • Edulcorante al gusto

Preparación

Realizamos la primera mezcla
Primero batimos los 4 huevos y añadimos la bebida vegetal (o leche). Si vas a añadir edulcorante, hazlo también en este momento.
Tritura los caquis
Retira las hojas y tritura los caquis para incorporarlos a la mezcla.
Añade la harina
Tamiza la harina de avena con la levadura y añádelo todo a la mezcla anterior. Sigue batiendo hasta que quede una mezcla homogénea.
¡Al horno!
Vierte la mezcla en un molde apto para horno y decora por encima con las nueces. Hornea durante 40 minutos a 160ºC.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!