Pizza con base de quinoa (baja en calorías y sin harinas)

La mayoría de las pizzas están hechas con harinas refinadas e ingredientes poco saludables que aumentan en gran medida nuestro consumo de calorías. Hoy te enseñamos a hacer una pizza de quinoa como base, sin harinas, sin huevos y sin lactosa. Así que no existe ningún problema si eres intolerante al gluten, al huevo o a los lácteos, ¡podrás disfrutar de esta receta sin miedo!

Si no sabes cómo cocinar la quinoa o en qué recetas usarla, esta puede ser una gran idea para comenzar. Te recordamos que la quinoa es un pseudocereal que contiene los 9 aminoácidos esenciales para el organismo. Es decir, estarás consumiendo una pizza con base proteica e ingredientes naturales.

El beneficio de usar harina de quinoa

La harina de quinoa es muy sencilla de hacer, por lo que no hay necesidad de comprarla envasada a un precio elevado. Lo bueno de este tipo de harina es que hay muchas formas de usarla, aunque la mejor es para masa de pizza gracias a su contenido de proteínas. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo y ayuda a proporcionar estructura a los productos horneados, por lo que cuando hacemos algo sin gluten, puede ser realmente útil usar harinas con alto contenido de proteínas.

Esta receta no tiene el mismo crecimiento y estiramiento que tendría una masa a base de gluten, pero una vez horneada es agradable y resistente. Puede resistir todos tus ingredientes favoritos encima, sin miedo a que se deshaga o desmorone. Sin duda, se convertirá en tu nueva masa favorita, que además es vegana y apta para celíacos. Incluso, se recomienda en dietas para deportistas o personas que necesitan un aporte extra de proteínas.

También está libre de levadura, aceite y frutos secos, lo que lo hace ideal para muchos tipos de dietas. Y lo mejor de todo es que es realmente saludable. ¡Lo que significa que podemos comer pizza cuando queramos!

pizza de quinoa sin harina

Consejos para hacer la mejor pizza de quinoa

Sabemos que cada cocinero tiene su librillo de trucos y recomendaciones. Para hacer la pizza de quinoa saludable es necesario tener en cuenta algos consejos, ya que difiere ligeramente de una masa normal.

¿Cómo congelar la masa de pizza de quinoa?

Aunque no lo supieras, sí se puede congelar la masa de esta pizza. En realidad, es la pregunta más común que muchos de hacen, ya que a muchas personas les gusta hacer esto con anticipación.

Para congelar la base de la pizza:

  • Solo la masa: hornea hasta el paso sin ingredientes y congélalo. Cuando esté lista para cocinarse, simplemente añade tus ingredientes, ponla en el horno a 220ºC y cocínala durante unos 15 a 18 minutos.
  • Pizza entera: también puedes hornear tu pizza entera y congelarla. Para recalentarla, simplemente ponla en el microondas o en el horno tostador hasta que se caliente y el queso se derrita de nuevo.

¿Qué toppings echar en la pizza?

Se trata de los ingredientes que más te gusten y que cubran bien la base. Es decir, todo lo que prefieras y creas que encaje. Además de la idea que te damos en la receta inicial, puedes añadir otro tipo de ingredientes para hacerla con distintos sabores. Algunos de los ingredientes favoritos para una pizza vegana pueden ser:

  • Salsa de tomate, brócoli, puerros y alcachofas
  • Salsa de tomate, col rizada salteada, cebollas caramelizadas y champiñones
  • Salsa BBQ, tomates, cebolla y garbanzos
  • Hummus, tomate en rodajas y calabacín en rodajas
  • Boloñesa de lentejas y queso vegano
  • Pesto casero, espárragos, alcachofas y rúcula

Almacena las sobras de la pizza de quinoa

Guarda la masa o la pizza sobrante en un recipiente hermético en el frigorífico durante 3-4 días. La corteza se ablandará un poco, pero podemos recalentarla fácilmente y volver a dorarla.

Para recalentarla correctamente, coloca los trozos de pizza en una bandeja forrada de papel vegetal y hornea a 180 grados durante 5-8 minutos o hasta que esté caliente. También puedes calentarla en el microondas, el horno tostador o en una sartén grande a fuego medio en la vitrocerámica.

Ingredientes que se pueden sustituir

  • Si no te gusta la quinoa y la quieres sustituir, no sabríamos si el resultado sería el mismo con otro tipo de cereal. No hemos intentado hacer esta receta de pizza de quinoa vegana sin nada que no sea este cereal, por lo que no podemos decir con certeza si otras sustituciones funcionarían también.
  • Puedes usar cualquier otro tipo de ingrediente encima de la masa si no te gustan los champiñones. La variedad es inmensa y puedes cambiar los ingredientes vegetales. Antes propusimos opciones veganas saludables, aunque también es válido añadir pollo o huevo.
  • Opciones de salsa: si no quieres usar salsa de tomate, puedes sustituirla por salsa de pesto para untar o salsa BBQ en lugar de salsa de tomate. Incluso, puedes no usar salsa de base.

Otros consejos

  • Revisa la bolsa de quinoa antes de usarla para hacer la masa de pizza. Si la quinoa no dice que ha sido prelavada, entonces debes enjuagarla tú mismo. Si no lo haces, la quinoa tendrá un sabor amargo.
  • Debes usar una licuadora de alta potencia para hacer la masa de pizza, un procesador de alimentos no funcionará en esta receta. La masa quedará bastante espesa y tendrás que seguir batiéndola hasta que esté suave y no queden grumos.
  • Asegúrate de cubrir la bandeja para hornear con papel vegetal (¡no papel encerado!) para que la masa no se pegue. Aunque también puedes poner un poco de aceite de oliva en la base del papel. Esto facilita la limpieza.
  • Puedes hacer esta pizza de quinoa sin una espátula grande, pero la espátula hace que sea mucho más fácil de voltear la masa cuando esté cocinada por un lado. Recomendamos contar con la colaboración de otra persona para darle la vuelta a la masa sin que se quiebre por la mitad. Al ser una masa pesada que solo está cocinada por una parte, es necesario retirarla con cuidado, sobre todo por la parte central. En caso de que se rompa, no sucedería nada grave tampoco.
Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo40 minutos

Ingredientes

  • 180 gramos de quinoa cruda
  • 60 gramos de agua
  • Especias: sal, pimienta negra, orégano, albahaca...
  • Todos los ingredientes que más te gusten para tu pizza (tomate frito, mozzarella, champiñones...)

Preparación

Pon la quinoa en remojo
En un bol, pon la quinoa en remojo durante mínimo 3 horas.
Enjuágala y tritura
Enjuaga muy bien la quinoa y escúrrela para eliminar el exceso de agua. Ponla en un recipiente para batirla con los 60 gramos de agua, las especias y la sal.
Vierte la masa en papel de horno
Coloca un papel de horno sobre la bandeja y engrásalo con un poco de aceite de oliva virgen extra. Vierte la masa y extiéndela muy bien por la bandeja, de manera que quede muy fina.
¡Al horno!
Hornea la masa sola durante 12-15 minutos (sin que se queme) a 200ºC, con calor arriba y abajo.
Añade los toppins
Saca la masa del horno y dale la vuelta para ponerle encima tus ingredientes elegidos. Ten cuidado para que no se rompa la masa al girarla. Yo usé otro papel de cocina encima para darle la vuelta con mucho cuidado.
¡Al horno de nuevo!
Mete de nuevo la pizza en el horno y déjala que se cocine otros 12-15 minutos.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!