¿Cómo hacer un pan de claras de huevo proteico y fit?

El pan es un alimento básico para cualquier comida, desde el desayuno hasta la merienda o la cena. El principal problema que pueden tener es el aporte de carbohidratos. Dependiendo del tipo de alimentación o del objetivo físico que tengas en mente, un consumo elevado de hidratos de carbono puede alejarte de tu meta. Por eso, hemos pensado en enseñarte una receta sencilla y rapidísima de hacer con solo 3 ingredientes. ¿Te animas a hacer un pan de claras fit?

El pan de nube es algo que se ha puesto de moda últimamente, aunque se ha estado haciendo durante años. Es una receta antigua que se recomienda en dietas bajas en hidratos de carbono o para mantener la saciedad a ralla. Tiene una textura y sabor muy especiales, sobre todo si lo condimentas con las especias que más te gusten.

Pan de claras con alto aporte de proteínas

Este pan de claras tiene como ingrediente principal la parte más proteica del huevo. Concretamente, en esta receta obtendremos 14 gramos de proteína gracias también a la harina de avena. Además, este tipo de harina tiene un bajo valor de carbohidratos, y en tan solo 20 gramos nos aporta 2’4 gramos de hidratos.

Por suerte, esta receta es fácil y rápida de hacer, pero si quieres tener pan para varios días, te gustará saber que se puede conservar perfectamente en el frigorífico hasta 3 días. Ya solo quedará rellenarlo de lo que más te guste. Nosotros hemos optado por una versión dulce con chocolate, pero también puedes ponerle tomate y aguacate para hacer una merienda salada.

Sus valores nutricionales dependerán de los métodos de cocción y de las marcas de ingredientes utilizadas. Aun así, esta es una estimación aproximada:

  • Calorías: 56
  • Carbohidratos: 1 g
  • Proteínas: 3 g
  • Grasas: 5 g
    • Saturadas: 2 g
    • Grasas trans: 1 g
  • Colesterol: 90 mg
  • Sodio: 55 mg
  • Potasio: 51 mg
  • Azúcar: 1 g
  • Vitamina A : 216 UI
  • Calcio: 19 mg
  • Hierro: 1 mg

Como podrás observar en la receta, realmente no es pan, puesto que no lleva harinas. Sin embargo, es un buen complemento si lo que buscas es reducir algunas calorías, carbohidratos o simplemente comer algo diferente. Cogiendo unas claras de huevo, batiéndolas con fuerza y metiéndolas en el horno, se puede crear un pan que se adaptará bien a los sándwiches. Al ser ligero, esponjoso y tener un ligero sabor a huevo, combina muy bien con vegetales frescos.

Su alto contenido en proteínas hace que sea parte de cualquier comida fácilmente. En ocasiones, es complicado encontrar la manera de añadir este nutriente esencial si no es de manera clásica (filetes, latas de pescado, lácteos…). Por eso, el pan de claras es una nueva alternativa perfecta para hacer una comida el doble de proteica. Por ejemplo, podrías hacer un sandwich con atún, pollo o tortilla francesa. El aporte proteico es especialmente interesante, sobre todo en deportistas. No obstante, también se recomienda en niños que están en crecimiento, personas que buscan cuidar su peso y adultos mayores que se encuentran en una monotonía de alimentación. Además, es conocido como pan keto, ya que se adapta perfectamente a las normas de la dieta cetogénica.

Algo que debes tener en cuenta es que al no estar hecho con harina, su forma será rugosa. Al principio tendrá una apariencia perfecta, pero se arrugará a medida que se enfríe, como un soufflé. Esto no interfiere en nada, ya que sus propiedades siguen intactas.

Dormas diferentes de usar el pan de nube

Esta receta de pan de claras de huevo no solo es buena para sándwiches. También se puede usar el pan de nube de estas otras maneras:

  • Tostadas. Cubre con mantequilla o miel. Pero ten cuidado al tostar, el pan de claras de huevo puede convertirse rápidamente en cenizas. Lo mejor es tostarlo ligeramente en la sartén con muy poco aceite. Así nos aseguramos que no se queda grasiento y evitamos que salga chamuscado, en comparación con un tostador.
  • Sopa. Busca una sopa con base de vegetales para introducir recetas saludables e intenta mojar el pan. Al tener un alto contenido en proteínas, estaremos consiguiendo una comida completa en todos los nutrientes.
  • Pizza. Haz mini pizzas con el pan bajo en carbohidratos. Debes tener cuidado de que no se empape demasiado con el tomate, ni se queme la parte inferior del pan. Con que los ingredientes se calienten, será suficiente para tener una deliciosa pizza fit.
  • Palitos de pan. Espolvorea con queso y un poco de aceite de oliva o mantequilla para hacer deliciosos palitos de pan. También puedes añadir ajo en polvo en la mezcla, pero hay que tener precaución de no echar demasiada cantidad para evitar ardores de estómago.

sandwich con pan de claras

Consejos para conseguir un buen resultado

Esta receta es muy simple de hacer, sin embargo, si no obtienes los resultados óptimos, tenemos los mejores consejos para ayudarte a conseguirlos. Es importante que prestes atención a todos los pasos de la receta y que no te tomes la libertad de alterar alguno.

  • Batir bien los huevos. Las claras de huevo se deben batir muy bien. Es recomendable hacerla en una de varillas automáticas, pero si lo haces a mano lo conseguirás igual. Al levantar la batidora, la masa debe formar picos rígidos y la clara de huevo se pegará a la batidora. La sensación será como la de una masa de nube blanca. También debes tener en cuenta que estén a temperatura ambiente, no fríos.
  • No lo hornees menos tiempo. Tu pan de claras no debe parecer húmedo o cuajado (como lo estaría una tortilla) por el medio. La textura debe ser más seca que la de un merengue en una tarta de merengue de limón. Si tu pan de nube está poco horneado, es probable que se deshaga cuando lo cojas y tenga una textura húmeda de huevo. En cambio, si esperas a que se cocine completamente, la textura mejorará y el resultado no será catastrófico.
  • Deja que enfríe completamente. Recomendamos dejar el pan de claras enfriando sobre una rejilla de horno durante al menos 60 minutos. Ten en cuenta que las claras son húmedas, por lo que esto permite que se enfríe pero también que se seque un poco. No tengas prisa por comerlo pronto, es mejor disfrutar de él varias horas después de hornearlos.
  • Congela las porciones no utilizadas. El pan de huevo se puede congelar sin problema y aguantará durante meses. Cuando lo necesites, no tardará demasiado en descongelarse, aunque debes asegurarte de reducirle la posible humedad. Puedes envasarlo al vacío para conservarlo mejor.
  • Tuéstalo con cuidado. Una vez enfriado por completo, se puede tostar. Hay que vigilarlo con mucho cuidado, ya que es posible que termine hecho cenizas en poco segundos. Solo se necesitan unos segundos para tostar, así que vigílalo de cerca para no destrozar la ansiada receta.
  • No lo pinches con un palito. Esto será una sorpresa para muchas personas, sobre todo para aquellas que están acostumbradas a realizar recetas dulces. Se aconseja no usar un palillo de dientes o un cuchillo para controlar el grado de cocción. Esto puede llevar a equívocos, ya que parecerá que está hecho antes de que realmente lo esté. Para saber si está en su punto justo, la parte superior debe ser firme y no hacer un sonido blando cuando presiones el centro.

¿Cómo guardar el pan de claras?

En cuanto al almacenamiento, es similar al pan normal en algunos aspectos y diferente en otros. Como cualquier pan, se pondrá rancio si se deja al aire libre demasiado tiempo. Sin embargo, no sucede tan rápido debido al contenido de grasa de las claras de huevo. Puedes guardarlo en una caja clásica de pan, aunque es posible que se eche a perder más rápido que el pan normal a temperatura ambiente.

También puede meterse en el frigorífico, ya que a diferencia de la mayoría de los panes que se ponen rancios, este aguanta bien. Durará aproximadamente una semana de esta manera, pero no mucho más. Si lo metes en el congelador, piensa en cortarlo antes de meterlo para ir sacando rodajas poco a poco, en vez todas a la vez. La mejor receta de pan de nube se puede almacenar en un recipiente hermético en el refrigerador durante varios días. Sin embargo, la textura es mejor si se come dentro de las 12 horas posteriores a la cocción.

Para almacenar, es mejor envolver este pan cetogénico en papel de horno o vegetal. Incluso puedes colocarlo en una bolsa de papel pergamino. No se recomienda guardar en cualquier cosa que atrape la humedad, como bolsas de plástico. No obstante, si se vuelve un poco «húmedo» con el tiempo, puedes recuperar su apariencia metiéndolo en la tostadora.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo15 minutos

Ingredientes

  • 4 claras de huevo
  • 20 gramos de harina de avena
  • Una pizca de sal

Preparación

Montamos las claras
Monta las claras (puedes hacerlo en una batidora con varillas o en la thermomix 4min, vel 3,5 con la mariposa) y añade una pizca de sal a la mitad del proceso de batido para que queden más firmes.
Añade la harina
Incorpora los 20 gramos de harina de avena y haz movimientos envolventes con una cuchara de madera o silicona. No lo hagas muy rápido o se bajan las claras completamente, ten cuidado.
Vierte en un molde
Pon la mezcla a un recipiente de silicona engrasado con aceite para que no se pegue. Si no tienes puedes usar un brick de leche cortado a la mitad o un molde normal con papel vegetal.
¡Al microondas!
Mételo en el microondas durante 2 minutos y medio a 700w (o hasta que se haga). Si prefieres hacerlo en el horno, puedes meterlo a 180ºC e ir comprobando hasta que esté hecho.
Rellena con lo que más te guste
Puedes hacer un relleno dulce o salado. Si te encanta el pan con chocolate, pon en un bol 2-3 onzas de chocolate +1/4 cdita de aceite de coco u oliva y mételo 1 minuto al microondas para que se derrita. Añade el chocolate al pan y listo.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0