Crepes de avena, una receta rápida y deliciosa

Crepes de avena, una receta rápida y deliciosa

Lifestyle

Las crepes son tan fáciles de hacer, que a veces solo nos frena la pereza y el desconocimiento. Hoy traemos una receta que va a cambiar para siempre nuestros desayunos y meriendas, además es apto para toda la familia, y también traemos versión vegana, y con un toque de frutas o de chocolate. Solo tenemos que seguir leyendo para dar con la receta perfecta.

Las crepes son muy versátiles si sabemos, primero, hacerlas firmes sin que se rompan, y, segundo, saber combinarlas bien para conseguir un aperitivo saludable y perfecto. Podemos utilizar las crepes para hacer comidas dulces o saladas, ahí ya cada uno elige sus rellenos. A nosotros nos gustan mucho rellenas de frutas asadas con miel y también con york queso y salsa. También, la opción de pollo braseado, con verduras y salsa, es de las mejores combinaciones.

En esta receta vamos a dar las claves para las crepes perfectas, tanto hacer solo las crepes de avena, como algunos trucos extras para darles un toque especial, como hacerlas de avena y frutas, avena y chocolates, e incluso crepes de avena veganas, es decir, sin lácteos de origen animal y sin huevos.

¿Es saludable?

Las crepes que vamos a preparar sí son saludables, así de base, pero depende de la cantidad de azúcar o edulcorante saludable que utilicemos. Ya que no es lo mismo usar azúcar refinado que usar eritritol, que es bastante más saludable.

También es importante tener en cuenta que será saludable si no agregamos extras incensario como chocolate con leche derretido, es decir las típicas onzas de tableta de chocolate Milka u otras marcas. También, si queremos hacerlas con frutas, podremos triturar nosotros las frutas, en lugar de usar mermeladas procesadas y cargadas de azúcares.

Si nos quedamos con la receta básica, cada crepe no llegará a 40 calorías por unidad, pero claro, hay que saber combinarla después para que de esas 40 calorías no pasemos a 400. No se recomiendas mezclar con Nutella ni Nocilla, ni nada similar, ya que, de lo contrario, tendremos un exceso de calorías, azúcares y grasas malas.

Consejos mejorar receta

Hay varios consejos sencillos con los que podemos mejorar la receta. Por ejemplo, a la mezcla inicial, podemos agregarle una cucharada de cacao desgrasado en polvo. Esto les dará un toque especial a nuestras crepes, ya que el cacao puro en polvo aporta nutrientes importantes como fibra, proteínas, vitaminas A, B, E, D y K. Así como minerales tan importantes como fósforo, potasio, hierro, magnesio, calcio, zinc, cobre y manganeso.

Otra opción es triturar con un tenedor algunas piezas de frutas como fresas, arándanos y frambuesas. O bien piña, o quizás plátano, o melocotón. La o las frutas que queramos, pero en pequeñas cantidades y evitando que la mezcla sea muy líquida. Ese resultado lo vertemos a la mezcla inicial de las crepes, y así conseguimos unas crepes muy nutritivas.

Otro consejo para mejorar la receta es usar esencia de vainilla y canela. Estos dos ingredientes aportan sabor y olor, y también nutrientes importantes.

Crepes de avena

¿Es vegana?

No lo es, al menos la versión oficial, pero sí podemos convertirla en vegana con 2 sencillos cambios. Por un lado, en lugar de usar leche de vaca, podemos usar leche vegetal, ya sea de arroz, de avellanas, almendras, nueces o incluso de avena. Por otro lado, podemos cambiar el huevo (1 huevo por persona) por un plátano triturado.

En este caso ya sí sería vegana 100%, y no solo apta para veganos, sino también para quienes son intolerantes a la lactosa o para quienes no pueden comer huevos. También, en el caso de ser vegetarianos, podemos cambiar esos ingredientes según nos convenga.

Por ejemplo, en el caso de ser ovolactovegetariano, podemos hacerlas sin cambios, aunque la leche vegetal suele ser más sana y nuestro estómago la tolera mejor. Más sana siempre y cuando sea sin azúcar y no tenga ingredientes innecesarios como aceites, espesantes, aditivos y demás. Las leches vegetales de calidad, solo deben tener el ingrediente principal mínimo en un 15% y luego agua y sal (no siempre hay sal).

El resto de ingredientes si son aptos para todos, incluso la harina de avena que en lugar de tener gluten contiene aveninas que son unas proteínas que las toleran la gran mayoría de celíacos.

Conservación

Lo que siempre decimos en estos casos es que tenemos que hacer la cantidad justa de crepes que nos vayamos a comer. Es decir, si somos una sola persona, nos podemos comer entre 1 y 3 crepes, dependiendo del tamaño y del relleno, ya que no es lo mismo las crepes solas con miel o fresas, por ejemplo, que las crepes rellenas de frutas, chocolate y algo más. O crepes saladas, con pavo y queso, o con lechuga, tomate en rodajas y tiras de Heura.

Partiendo de esa base, es decir, hacer la cantidad justa y necesaria para comer en ese momento. No tendríamos porqué conservar nada, pero siempre pueden sobras crepes, por eso vamos a explicar cómo conservarlas por 24 horas.

Es muy sencillo, solo necesitamos un plato que tenga un diámetro superior al de las crepes. Tan solo hay que apilarlas unas encima de otras y meterlas en la nevera. Eso sí, antes de apilarlas y meterlas al fondo del frigorífico, tenemos que esperar a que se enfríen bien, de lo contrario al recalentarlas se pongan con textura gomosa.

Esta idea es para conservarlas unas horas o un día, por ejemplo, para el siguiente desayuno o para la cena. Pero hay una opción para conservarlas durante varios días incluso hasta 5 días. Podemos guardarlas en papel de plata o en papel film. Otra opción es meterlas dentro de un tupper, pero si no queremos que se deformen y después se rompan, tendría que ser un tupper redondo donde entren las crepes así apiladas.

Para recalentarlas, no recomendamos el microondas, sino la sartén con mantequilla o aceite de oliva. No hace falta decirlo, pero lo decimos por si acaso. Las crepes debemos guardarlas enfriadas y sin ningún relleno, ni toppin ni nada. Si están rellanas, baladas o decoradas, duraran solo unas pocas horas en buen estado.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo

Ingredientes

  • 1 huevo mediano
  • 25 gramos de harina de avena
  • 120 m de leche o bebida vegetal
  • Esencia de vainilla al gusto
  • Canela molida al gusto
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva o mantequilla para engrasar la sartén

Preparación

Batimos todos los ingredientes
Ponemos en el vaso de la batidora todos los ingredientes y batimos hasta crear una masa ligera y no muy líquida.
A la sartén
Vamos poniendo un poco de esa mezcla en una sartén antiadherente, previamente calentada y con aceite o mantequilla. Cuando salgan burbujitas, damos la vuelta y tras pocos segundo la sacamos y vamos a por la siguiente crepe.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!