Las natillas son un postre ideal para adultos y niños, aunque las envasadas del supermercado pueden no ser tu mejor amigo. Muchas veces buscamos opciones con algo contenido en proteínas, pero encontramos que están repletas de azúcares o edulcorantes. Hoy te enseñamos a hacer natillas fit de vainilla, con un contenido 100% proteico.

En este caso, el aporte de proteína lo da el queso de burgos, las claras de huevo y la leche desnatada (sin lactosa a ser posible). En total, casi 40 gramos de proteína en dos vasitos de natillas. El contenido de carbohidratos es muy bajo, y el de las grasas casi inexistente. Así que se convierte en una merienda proteica perfecta para tomar después de entrenar o para saciar el hambre antes de ir a dormir.

Nosotros hemos añadido canela y galletas integrales como topping, pero puedes dejarlas sin añadir nada, o poniendo las galletas trituradas en la base. Incluso, las puedes convertir en natillas de chocolate si incorporas un poco de cacao en polvo 100% desgrasado.

100% saludables, aptas para vegetarianos y para personas intolerantes al gluten.

Ingredientes

  • 150 gramos de queso de Burgos 0%
  • 200 gramos de claras de huevo
  • 3 láminas de gelatina
  • 100 ml de leche desnatada
  • Esencia de vainilla
  • Edulcorante líquido
  • Canela y galletas integrales (opcional)

Preparación

Hidratamos las gelatinas

Ponemos a hidratar las 3 láminas de gelatinas en agua fría.

Cocemos las claras

Ponemos los 200 gramos de claras de huevo en un bol y lo metemos en el microondas durante 3 minutos, aproximadamente.

Batimos las claras

Una vez cocidas, batimos las claras junto con el queso de Burgos, la esencia de vainilla y añadiremos un poco de edulcorante líquido (puede ser stevia o sacarina líquida).

Metemos la gelatina en leche

Para que la mezcla nos quede más líquida, diluimos las láminas de gelatina en unos 100 ml de leche desnatada (previamente calentada en el micro).

Mezclamos todo

Añadimos la leche con las láminas diluidas a la mezcla de las claras y el queso. Batimos bien para que quede una mezcla homogénea.

¡A los recipientes!

Vertemos la mezcla en un par de vasitos. Añadimos canela y galletas integrales como topping (opcional) o como base para las natillas fit.

Las metemos en el frigorífico durante 3-4 horas como mínimo, para que cuaje y enfríe bien.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%