Piruletas de manzana y chocolate

Las manzanas son frutas que podemos encontrar con gran facilidad durante todo el año. Además, aportan poquísimas calorías, contiene mucha fibra y nos mantienen saciados durante más tiempo. Son clave en la mayoría de las dietas de adelgazamiento, por lo que no está de más aprender una receta fácil y saludable. Las piruletas crujientes las hemos visto en cantidad de tiendas de comestibles, pero están repletas de azúcar añadido y chocolates con un pésimo valor nutricional.

A continuación te enseñamos cómo hacer piruletas crocanti, con tan solo tres ingredientes y en menos de una hora. Un snack saludable, con poquísimas calorías y dispuesto a saciar todos tus antojos dulces.

Presta atención a los ingredientes

Puedes hacer dos versiones: las saludables o las cargadas de azúcar. Evidentemente, buscamos la versión que aporte los mejores valores. Para ello, nos tenemos que asegurar que consumir un chocolate de un cacao superior al 80%, y revisar que el primer ingrediente sea pasta de cacao.
Además, es importante que las almendras elegidas sean naturales o tostadas, pero no fritas o bañadas en sal. No te hará falta endulzar las piruletas con nada, la manzana aporta el dulzor necesario.

¿Deberíamos comernos las semillas de la manzana?

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo20 minutos

Ingredientes

  • 1 manzana roja
  • Almendras troceadas
  • 125 gramos de chocolate 90% cacao
  • Palitos para piruletas

Preparación

Derretimos el chocolate
Empezamos derritiendo el chocolate al baño María. Ponemos a hervir agua en una olla y, en un cazo más pequeño, ponemos el chocolate troceado. Coloca el cazo del chocolate sobre la olla con agua caliente y movemos el chocolate hasta que se derrita totalmente.
Cortamos los gajos
Cortamos la manzana en gajos y pinchamos los palitos para crear nuestras piruletas.
Creamos las piruletas
Untamos cada uno de los gajos de manzana en el chocolate y dejamos que se escurra el exceso. Justo en este momento, echamos por encima las almendras y pinchamos cada piruleta en un trozo de corcho blanco para que se mantengan en pie. Haz lo mismo con los demás trozos de manzana y mételos en el frigorífico hasta que el chocolate se solidifique por completo.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!