Una de las recetas más buscadas en los últimos años es la mayonesa sin aceite. En la línea de cuidar la alimentación y buscar opciones saludables, te enseñamos a hacer una mayonesa vegana baja en calorías y riquísima de sabor. Lo cierto es que esta salsa tiene un elevado contenido de grasa, pero no es un inconveniente si se consume en moderación. No obstante, si cambiamos el aceite y la leche por anacardos y agua, obtenemos una versión baja en grasa, con textura cremosa e ideal para acompañar todo tipo de recetas.

Mayonesa sin aceite (versión vegana)

Para sacar un mejor partido al resultado de esta salsa, lo recomendable es usar una batidora de vaso, en lugar de una de mano (que se utiliza para evitar que se corte). Además, es una receta mucho más simple, ya que se usan pocos ingredientes y tan solo hay que introducirlos en la batidora.

Si prefieres una versión más ligera de sabor, añade más agua. En cambio, si te gusta con más sabor, incorpora más anacardos para potenciar el sabor. En una cucharada hay unas 36 calorías, por lo que no es una bomba para cualquier plato. ¿Te gusta más en ensaladas o en bocadillos saludables?

Ingredientes

  • 1 taza de anacardos crudos sin sal
  • Media taza de agua
  • 1 cucharada y media de vinagre de manzana
  • 3/4 cucharadita de sal

Preparación

Pon los anacardos en remojo

Deja los anacardos remojar en agua caliente durante 20 minutos o toda la noche.

Bátelos

Cuela y lava los anacardos, y échalos en una batidora junto con el resto de ingredientes.

Bate hasta que se mezcle bien, ¡y listo!

¡Al frigorífico!

Puedes dejarla a temperatura ambiente o dejarla enfriar en el frigorífico.

Lo normal es que aguante en un bote cerrado durante unos 4-5 días.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%