Mayonesa sin aceite (versión vegana)

Una de las recetas más buscadas en los últimos años es la mayonesa sin aceite. En la línea de cuidar la alimentación y buscar opciones saludables, te enseñamos a hacer una mayonesa vegana baja en calorías y riquísima de sabor.

Lo cierto es que esta salsa tiene un elevado contenido de grasa, pero no es un inconveniente si se consume en moderación. No obstante, si cambiamos el aceite y la leche por anacardos y agua, obtenemos una versión baja en grasa, con textura cremosa e ideal para acompañar todo tipo de recetas.

Versión vegana

Para sacar un mejor partido al resultado de esta salsa, lo recomendable es usar una batidora de vaso, en lugar de una de mano (que se utiliza para evitar que se corte). Además, es una receta mucho más simple, ya que se usan pocos ingredientes y tan solo hay que introducirlos en la batidora.

Si prefieres una versión más ligera de sabor, añade más agua. En cambio, si te gusta con más sabor, incorpora más anacardos para potenciar el sabor. En una cucharada hay unas 36 calorías, por lo que no es una bomba para cualquier plato. ¿Te gusta más en ensaladas o en bocadillos saludables?

Además, hay algunas razones por las que creemos que triunfará esta saludable mayonesa vegana:

  • Picante, salada, apenas dulce y muy espesa
  • Fácil y sin necesidad de estresarnos por la emulsificación de aceites
  • Lista en pocos minutos
  • La mitad de las calorías de la mayonesa normal con base de aceite. Esta mayonesa vegana sin aceite está hecha con ingredientes completamente saludables. Pero solo porque estás comiendo sano y saludable, no implica que debamos sacrificar el sabor.
  • Versátil, ya que se puede usar en cualquier receta donde se necesite mayonesa
  • Aunque se usa una pequeña cantidad de anacardos, sigue siendo muy asequible (especialmente si eres como nosotros y tienes la tendencia a gastar 4€ en un frasco de mayonesa solo para desperdiciar alrededor del 75%)

¿Cómo ablandar los anacardos?

Hay distintas formas de conseguir ablandar los anacardos para hacer la mayonesa sin aceite.

  • Remojo en agua hirviendo: esta es nuestra técnica favorita. Colocaremos los anacardos en un bol y los cubriremos con agua hirviendo. Dejaremos que los anacardos se remojen durante 30 minutos (o más). Ponerlos sobre el agua hirviendo hace que este método sea incluso mejor que el segundo método.
  • Remojo durante la noche: cubriremos los anacardos con agua y los dejaremos remojar durante la noche.
  • Hervir: herviremos los anacardos en agua durante 15 minutos.
  • Humear: Este método se suele usar para hacer bechamel de coliflor porque los anacardos pueden saltar con la coliflor humeante. Colocaremos los anacardos en una canasta a vapor sobre agua hirviendo, colocaremos la tapa sobre la olla y cocinaremos al vapor los anacardos durante 15-20 minutos.
  • Moler: pondremos los anacardos secos en un molinillo de especias o café y los pulverizaremos hasta obtener un polvo fino. Este solía ser uno de los métodos preferidos, pero el remojo hirviendo funciona un poco mejor. Puede que esto no sea más que una diferencia en los anacardos que se usa.

ensaladilla con mayonesa sin aceite

Consejos y sustituciones

Según nuestra experiencia, el uso de una combinación de tres ácidos diferentes (jugo de limón + sidra de manzana + vinagre blanco) evita que el sabor se refleje con demasiada fuerza. Hay quienes prefieren una mayonesa significativamente picante, pero se pueden ajustar fácilmente las cantidades para que se adapten a todos los paladares.

Al probar la receta, es posible que caigamos en la cuenta de que es muy parecida a la Vegenaise. Aunque en nuestra receta no encontramos ningún tipo de aceite. Hay veganos que hacen versiones más proteicas añadiendo polvo de proteína de guisante. Así que puedes sentirte libre de omitir la proteína de guisantes o de añadirla. En el caso de querer usarla, se recomienda no agregar más de 1 cucharadita, ya que puede tomar una textura tiza y afectar la sensación cremosa en la boca. La proteína de guisantes juega un papel pequeño para suavizar los sabores y puede haber ayudado una pequeña cantidad a espesar.

Si queremos hacer una mayonesa vegana sin anacardos, se puede hacer otro tipo de mayonesas sin frutos secos. Por ejemplo, se pueden usar las semillas de calabaza o las semillas de girasol crudas. Simplemente habrá que sumergirlas en agua caliente durante una hora, luego enjuagarlas y escurrir.

De cualquier manera, la mayonesa vegana debe dejarse reposar en el frigorífico durante unos 30 minutos para casar completamente los sabores. Por supuesto, también puede comerse de inmediato si es necesario. Habrá que guardar la mayonesa vegana en un frasco o recipiente hermético en el frigorífico durante 5-7 días. Alternativamente, se puede refrigerar un poco y congelar el resto para conservarlo por más tiempo si no creemos que lo consumiremos todo a tiempo. En el congelador durará hasta 2 meses.

Usaremos una licuadora, no un procesador de alimentos. Si colocamos los anacardos en un recipiente grande, no crearán la fricción necesaria para mezclarlos sin problemas. Por diseño, las licuadoras empujan la comida hacia las cuchillas, creando suficiente espacio para que los ingredientes se muevan e interactúen. Dar vueltas sin juntarse no logrará los cremosos objetivos. Si no tenemos una licuadora o un recipiente pequeño para un procesador de alimentos, intentaremos usar una licuadora de inmersión. Da más control para apuntar a los anacardos rebeldes.

También se aconseja agregar el agua poco a poco. Por lo general, empezaremos sin agua y licuaremos durante unos minutos, luego comenzaremos a agregar agua. Menos líquido al principio crea una mejor fricción entre los anacardos. Cuando empezamos a agregar agua, los haremos unas cuantas cucharadas a la vez. Tendremos que asegurarnos de raspar los lados de la licuadora para atrapar todo el contenido.

Cómo usarla

Utilizaremos esta mayonesa vegana sin aceite de la misma manera en que lo haríamos con la mayonesa normal. Algunos de nuestros platos favoritos pueden ser encima de hamburguesas veganas o de animal, como aderezo de ensalada de col o en ensaladilla de patata o pasta.

Incluso podemos llevar esta mayonesa a un nivel superior agregando un toque de sriracha o pimienta de cayena para hacer una mayonesa picante. Las sobras se pueden usar en sándwiches, mezclar con otras salsas o aderezos, ¡o convertirlas fácilmente en una mayonesa picante para platos de sushi!

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo5 minutos

Ingredientes

  • 1 taza de anacardos crudos sin sal
  • Media taza de agua
  • 1 cucharada y media de vinagre de manzana
  • 3/4 cucharadita de sal

Preparación

Pon los anacardos en remojo
Deja los anacardos remojar en agua caliente durante 20 minutos o toda la noche.
Bátelos
Cuela y lava los anacardos, y échalos en una batidora junto con el resto de ingredientes. Bate hasta que se mezcle bien, ¡y listo!
¡Al frigorífico!
Puedes dejarla a temperatura ambiente o dejarla enfriar en el frigorífico. Lo normal es que aguante en un bote cerrado durante unos 4-5 días.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!