Coulant de chocolate sin carbohidratos (versión fit)

El coulant de chocolate es uno de los postres más pedidos en cualquier restaurante. Lo normal es que en casa no nos paremos a hacer este tipo de dulces, o si lo hacemos es precocinado. Si odias pasar mucho tiempo en la cocina o no quieres llenar todo de harina, te recomiendo que prestes atención a esta receta.

Con tan solo tres ingredientes, y sin carbohidratos, vamos a crear un coulant totalmente fitness y muy bajo en calorías. Como la base es tan solo de huevos, el contenido proteico es muy elevado. Se puede convertir en un perfecto snack post-entrenamiento o para antes de dormir (cuando nos da hambre después de cenar). Incluso, podría pasar a ser también una buena idea de desayuno rico en proteínas.

Os recordamos que, aunque sea una receta saludable, no deberías comerte la bandeja entera. Todo en exceso deja de ser beneficioso para la salud (y engordarás igual). No obstante, puede ser una buena opción para deportistas que necesitan incrementar su aporte proteico, pero no quieren subir demasiado las calorías o los hidratos de carbono. Cada coulant fit contiene menos de 100 calorías, que en comparación con la receta tradicional es bastante ligero. ¿Te atreves a prepararlo?

¿Por qué es saludable?

Estos pasteles de chocolate paleo son súper pegajosos, líquidos y ricos en el centro, pero la parte del pastel que rodea el centro es ligera y esponjosa. Este es un postre de chocolate simple de tres ingredientes que se combina muy fácilmente, sin baño de agua y sin harinas. No requiere de una gran preparación como cocinero, por lo que puede hacer esta receta cualquier persona.

Además, son aptos para dietas paleo, cetogénicas, sin lácteos, sin gluten, sin cereales y sin azúcar agregada. Lo que los convierte en la forma más saludable de obtener nuestra dosis de postre de chocolate sin remordimientos. Además, no contiene hidratos de carbono, por lo que cada uno aporta menos de 100 calorías. Es ideal para deportistas, personas que quieren mantener o bajar de peso, y aquellos que quieren incrementar el aporte proteico con un delicioso postre de chocolate.

El coulant de chocolate un pastel relleno de una deliciosa lava de cacao. Se sirve en una sola porción y está poco horneado para que el interior permanezca crudo, derretido y suave. Se come tibio y recién salido del horno. Es maravilloso con una bola de helado de vainilla sin azúcar , pero igualmente está bueno solo.

Si nos preocupa si es seguro de comer un interior tan líquido, no hay problema alguno. No hay necesidad de preocuparse por este pastel: la bacteria muere instantáneamente a temperaturas superiores a 70º C. Lo que significa que el centro caliente y pegajoso es perfectamente seguro para comer.

coulant de chocolate receta fit

Consejos y variaciones

Hay algunas recomendaciones que deberíamos tener en cuenta para que este coulant sin harina salga a la perfección. No es una receta complicada, puesto que los ingredientes son escasos, pero sí hay que prestar atención a algunos consejos de maestro de repostería. Sobre todo si es nuestra primera vez haciendo este tipo de postres o dulces.

  • Se recomienda observar los pasteles de cerca para no hornear demasiado. La parte superior debe estar tensa, pero puede moverse ligeramente. Si los horneamos más de la cuenta, es posible que el centro no se quede líquido.
  • Debemos dejar que los pasteles de chocolate se enfríen después de hornearlos. Se desharán si los comemos directamente del horno.
  • Guardaremos los coulants de chocolate fit sobrantes en el frigorífico. Se endurecerán pero seguirán siendo dulces, ricos y deliciosos, tan perfectos como un dulce engañoso.
  • Podemos agregar un poco de polvo de café espresso a la masa para animarlos. Este paso resaltará aún más el sabor a chocolate.
  • No es necesario añadirle azúcar, puesto que el edulcorante hará lo propio para que sean dulces. Sin embargo, esto dependerá del chocolate que estemos usando y de nuestras preferencias personales. Si lo preferimos, podemos agregar una o dos cucharadas de azúcar (de coco) cuando mezclemos los huevos.
  • Cuando queramos invertir los coulants en un plato, debemos engrasar los moldes muy bien. Si solo buscamos un delicioso sabor, solo tendremos que servirlos en los moldes.
  • No debemos tener miedo de sacar este pastel del horno cuando todavía esté muy líquido. Se seguirá cocinando y reafirmando en el molde caliente, así que podemos servirlo tan pronto como podamos tocarlo con las manos para volcarlo en un plato.
  • Por supuesto, se recomienda comer estos pasteles recién salidos del horno. Si los dejamos en los moldes por mucho tiempo, continuarán cocinándose y cuajando más de lo que nos gustaría.
  • Si tenemos moldes de muffins de aluminio unidosis, podemos usarlos en vez del molde para muffins. Esto hace que sacar los coulant sea mucho más fácil. En el caso de usar moldes de magdalenas, hay que engrasar los moldes muy generosamente para asegurarnos de que no se pegue el pastel a los lados.

¿Cómo conservar?

El coulant de chocolate con un centro fundido se debe comer caliente y recién salido del horno. Es posible preparar la masa con anticipación y guardarla en el frigorífico durante la noche. Nos aseguraremos de devolverlo a temperatura ambiente antes de hornearlo. Otra opción sería hornear los pasteles durante 11-12 minutos hasta que tengamos el coulant. Se puede almacenar en el frigorífico hasta 5 días o congelar hasta 3 meses.

Para congelarlos, colocaremos los coulant fit individuales en recipientes poco profundos y los guardaremos en el congelador durante tres meses como máximo. Cuando quedamos descongelarlos, los pondremos la noche antes en el frigorífico. Aunque realmente se aconseja hacer y tomar en el mismo momento. No se tarda demasiado, la preparación es sencilla y el sabor será mejor.

En el caso de querer recalentarlos, los coulant de chocolate se disfrutan mejor tibios. De este modo el chocolate queda líquido por el centro. Calentaremos los pasteles de chocolate en el microondas en tramos de 30 segundos, hasta que estén calientes por encima. Luego los dejaremos reposar durante un minuto, antes de cortar por el medio para que el chocolate se derrame.

Dificultad Facil
PlatoPostre
Tiempo2 horas y 40 minutos

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 200 gramos de chocolate 85% sin azúcar
  • Edulcorante al gusto

Preparación

Separamos las claras
Separamos las claras de las yemas y las batimos a punto de nieve con edulcorante. Puedes hacerlo a mano con una varilla o de manera automática con la batidora. Ten en cuenta que debes mantener la velocidad para que cojan textura y no se queden líquidas.
Batimos las yemas
Batimos las yemas en otro bol y añadimos el chocolate poco a poco (y previamente derretido en el microondas).
Mezclamos todo
Añadimos las claras a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventes para que quede una masa homogénea.
¡Al congelador!
Vetemos todo en un molde y congelamos mínimo durante 2 horas.
¡Al horno!
Precalentamos el horno a 190ºC y horneamos durante 18 minutos. Después estará completamente listo para comer con cuchara.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!