Bechamel Keto sin harinas

Bechamel Keto sin harinas

Carol Álvarez

La bechamel es una salsa básica utilizada en lasañas, gratinados y decenas de platos clásicos. El condimento es super simple: sal, pimienta y una pizca de nuez moscada molida. El queso crema también se suele añadir y prácticamente hay miles de otras combinaciones de sabores, así que permítete ser creativo y siéntete libre de jugar.

Podrías comenzar añadiendo un poco de queso crema aromatizado, aunque en tu primera receta de bechamel keto es mejor que no fantasees mucho para que no se te corte.

Algo que debes tener en cuenta es asegurarte de que cuando elijas el queso crema para esta salsa bechamel baja en carbohidratos, selecciones la “crema completa”. Evita cualquier queso crema sin grasa o descremado, ya que quieres que la salsa sea baja en carbohidratos, pero no baja en grasa.

¿En qué platos puedes usar la bechamel keto?

La salsa bechamel baja en carbohidratos es una receta tan versátil para agregar sabor extra a comidas que de otro modo serían aburridas. También es relativamente barato usar queso crema para salsas blancas en lugar de comprarlo ya preparado (si es que eres capaz de encontrar salsas de queso bajas en carbohidratos y sin azúcar añadido).

Este tipo de salsa combina bastante bien con:

  • Platos de carne
  • Sobre brócoli al vapor
  • Mezclada con coliflor
  • Con pollo asado
  • Como salsa para añadir grasa a mariscos como langostinos, langosta y cangrejo. La mayoría de los mariscos son bastante ricos en proteínas y bajos en carbohidratos, pero carecen de grasa.
Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo30 minutos

Ingredientes

  • 1 y 3/4 tazas de crema batida espesa
  • 4/5 taza de queso crema
  • Media cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada molida

Preparación

Prepara la salsa
Añade la crema batida espesa, el queso crema, la sal, la pimienta y la nuez moscada a una cacerola antiadherente de tamaño mediano. Lleva la mezcla a ebullición a fuego alto, sin dejar de remover.
Reduce la temperatura
Baja la temperatura a media-baja y cocina a fuego lento sin tapar durante unos minutos, hasta alcanzar la consistencia deseada.
¡Lista para tomar!
Antes de servir la bechamel, sazona con sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0