La pechuga de pollo es uno de los alimentos más utilizados dentro del ámbito del deporte. Su gran contenido en proteína junto a una baja cantidad de grasa, hace de este alimento una opción muy buena en dietas hipocalóricas o de restricción de calorías. Sin embargo, la mayoría de los usuarios del gimnasio suele aburrirse de este alimento tras un tiempo determinado consumiéndolo.

En este caso, vamos a explicar una receta para hacer hamburguesas de pollo con un toque mediterráneo para que tengas más opciones y variedades de sabores a la hora de consumir este alimento. Para ello, únicamente utilizaremos ingredientes naturales y algunas especias que darán un toque fantástico a las hamburguesas. Esta receta será perfecta para comerla tanto con pan de hamburguesa como en un plato con arroz o cualquier tipo de pasta. De esta forma nos aseguraremos una comida que cubra todos los macronutrientes necesarios.

Además, esta receta mantiene prácticamente las mismas proporciones de macronutrientes que la pechuga de pollo sola (únicamente proteína). Por lo tanto, no habrá problema para introducirla en tu plan nutricional.

Calorías y reparto de macronutrientes

Estas hamburguesas de pollo, al tener como únicos ingredientes la pechuga de pollo y el jamón, contendrá únicamente proteína. Además, puede tener algunos gramos de grasa derivados del jamón. Esta receta nos otorgará 53g de proteína (18g por cada hamburguesa).

Ingredientes

  • 200g de pechuga de pollo
  • 30g de jamón serrano
  • Ajo en polvo
  • Pimienta negra
  • Tomillo

Preparación

Picamos la pechuga de pollo

Primeramente, tendremos que picar la pechuga de pollo utilizando una picadora o batidora.

Cortar el jamón serrano

Cortamos el jamón serrano en trozos lo mas pequeños posible y cuadrados.

Agregamos el jamón y las especias

Posteriormente, juntamos en un bol la pechuga de pollo picada, el jamón serrano, una pizca de sal y las especias. Aunque las especias dependerán del gusto de cada persona, aconsejo utilizar las siguientes:
- Una pizca de tomillo.
- Un poco de pimienta negra.
- Un poco de ajo en polvo.

Removemos y hacemos bolas

Una vez tengamos la mezcla, la removemos bien para que queden las especias bien mezcladas. Posteriormente, hacemos 3 bolas (para 3 hamburguesas) con la mezcla y las aplastamos para hacer las hamburguesas.

Un pequeño truco es untarnos las manos con una gota de aceite de oliva para que no se pegue la mezcla. Además, aconsejo echar una gota de aceite de oliva a las hamburguesas para mejorar su sabor.

Una vez hecho esto, las echamos a la sartén. Las hacemos por los dos lados y ¡a comer!

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
79%