Con la llegada del buen tiempo, a todos nos apetecen meriendas y snacks ligeritos, con toques frescos. Nosotros hemos hecho unas galletas de coco y limón (con cobertura de chocolate) súper crujientes. Si te gustan las galletas tipo digestive, duritas pero sin que sepan a cartón, te recomiendo que hagas nuestra receta.

No solo es baja en calorías y sin azúcares (ni edulcorantes) añadidos, si no que también es rapidísima de hacer. En menos de media hora estarás dándoles un mordisco.

Si no tienes harina de almendra, sustitúyela por almendra molida u otro tipo de harina de fruto seco. Es importante que no la sustituyas por una harina de trigo normal, ya que queda menos porosa y húmeda. Por otra parte, si tampoco tienes dátiles, puedes usar pasas u orejones. Pero no es recomendable reemplazar el dulzor con edulcorantes.

En cuanto al valor nutricional, aquí tienes la tabla con las calorías y los macronutrientes.

  • Calorías: 90
  • Hidratos de carbono: 8 gramos
  • Proteínas: 5 gramos
  • Grasas: 13 gramos

Como ves, una merienda espectacular para deportistas y personas que cuidan su alimentación. Ya tienes nuevo snack favorito para tomar después de cenar y saciar el antojo a dulce. ¿Te animas a hacer las tuyas?

Ingredientes

  • 100 gramos de harina de avena
  • 50 gramos de harina de almendra (o almendra molida)
  • 100 dátiles en remojo
  • 20 gramos de coco rallado
  • La ralladura de 1 limón
  • 20 gramos de aceite de coco (u oliva virgen extra)
  • Chocolate 85%

Preparación

Tritura todos los ingredientes

En un bol, añade todos los ingredientes y tritura. Como la mayoría son secos, va a costar un poquito mezclarlos. Dale pequeños descansos a la batidora y ve removiendo la mezcla para que no se pegue en las cuchillas.

Si crees que es demasiado seca, ve añadiendo agua poco a poco.

Aplana la masa

Coge la masa con las manos y haz una bola. Ahora ponla sobre un papel de hornear y aplánala con la ayuda de un rodillo (o un vaso, si no tienes). Tiene que quedar muy fina la masa.

Usa un cortador cilíndrico (o el mismo vaso) para dale forma a las galletas.

¡Al horno!

Pon las galletas en una rejilla de horno, sobre un papel vegetal, y mételas a 180ºC durante 12 minutos.
Yo las dejé un poco más, ya que tienes que conseguir que no queden esponjosas, sino secas.

Añade el chocolate

Las puedes comer sin añadir ningún tipo de topping, pero yo elegí chocolate negro del 85%. ¡Riquísimas!

galletas de coco y limón
Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%