Manzanas asadas fit y muy bajas en calorías

Manzanas asadas fit y muy bajas en calorías

Carol Álvarez

Estas deliciosas manzanas asadas saludables son uno de los mejores postres durante la temporada de otoño. Se hornean lentamente hasta que estén tiernas en una salsa caramelizada aromática y se sirven calientes o frías.

Esta receta es muy fácil de hacer. Todo lo que necesitamos hacer es pelar y cortar las manzanas, mezclarlas en una fuente para horno junto con algunos ingredientes y hornear hasta que estén tiernas y blandas. La mejor parte de esta receta es que toda nuestra casa se llenará con el delicioso aroma de las manzanas con canela.

¿Qué tipo de manzana elegir?

Cuando nos referimos a manzanas asadas podemos referirnos a manzanas en rodajas, picadas o enteras que se hornean hasta que estén ligeramente blandas y jugosas. Las manzanas al horno generalmente incluyen azúcar, mantequilla y/o canela, aunque nosotros hemos conseguir una versión fit y baja en calorías.

Para esta receta se recomienda usar manzanas ácidas, como la variedad Granny Smith, porque se equilibran bien con la dulzura. Aunque realmente podemos usar cualquier variedad que tengamos a mano, como Honeycrisp, Fuji, Golden Delicious, Gala, etc.

También es mejor pelarlas para que la fruta quede suave y caramelizada después de hornearla. La cáscara de manzana tiende a ponerse dura y demasiado masticable cuando se hornea.

Al terminar, podemos guardarlas en un recipiente hermético y mantenerlas en el frigorífico durante 3-4 días. Para recalentarlas, las hornearemos a 180ºc durante unos 15 minutos.

Beneficios

Los beneficios de las manzanas asadas son innegables. Las vitaminas y los microelementos están presentes en ellas en cantidades ingentes. Todas estas sustancias de las manzanas asadas se absorberán mucho mejor que las de las manzanas frescas, especialmente si tenemos problemas estomacales o intestinales.

Pocas calorías

Las buenas cualidades generalmente aceptadas de las manzanas asadas las convierten en un producto dietético ideal. Puede mejorar nuestro estado general con ellos incluso durante un día, en el cual podemos comer solo este plato y beber té y agua sin azúcar. Existe la dieta de la manzana asada, cuya ración no debe exceder los 300 gramos y se puede comer cinco veces al día. Sin embargo, no se recomienda al no tener una buena cantidad de grasas o proteínas necesarias para el organismo.

Una taza de manzana asada aporta 105 calorías, 1 gramo de proteína y 28 gramos de carbohidratos totales si no se endulza. Una manzana al horno es una buena fuente de fibra con 5 gramos en total, que es el 19 por ciento del objetivo diario. Por otro lado, una ración de manzana asada endulzada aportará 181 calorías, siendo 84 calorías vacías. El conteo total de carbohidratos también aumenta a 47 gramos por porción de una taza.

Postre saludable

Es un postre o merienda ideal para una familia y podemos reducir a la mitad o duplicar fácilmente la receta según sea necesario. Además, está libre de alérgenos comunes: sin huevos, sin gluten y sin frutos secos. Es la forma perfecta de utilizar manzanas que no podamos comer antes de que se pongan pochas.

La lista de las propiedades útiles de las manzanas al horno es bastante grande. Limpian muy bien los vasos sanguíneos del colesterol malo y ayudan a mantener el nivel de esta sustancia en la sangre en un nivel aceptable. Las frutas al horno optimizan la función intestinal y alivian el estreñimiento, además de neutralizar la diarrea.

Apto para bebés

Las manzanas asadas para bebés es una opción económica y deliciosa que está repleta de vitamina C y fibra. Hay algunos pasos clave a seguir para garantizar que las manzanas para bebés se sirvan de manera segura. Recordamos que la manzana cruda es un peligro común de asfixia para los bebés.

Las dos formas más comunes de ofrecer manzanas a los bebés es en un puré de manzana suave o como un alimento de destete dirigido por bebés en forma de rebanada de manzana al horno o salteada. Ambas son deliciosas opciones de texturas suaves apropiadas para bebés de 6 a 12 meses.

A partir de ahí, puede pasar a trozos más pequeños de manzanas cocidas blandas para ofrecerlas a bebés de alrededor de 9 meses, o cuando puedan recoger pequeños trozos de comida con los dedos.

manzanas asadas calorias

Consejos

El tiempo de cocción depende de cómo de delgadas o gruesas cortemos las rodajas de manzana. Personalmente, preferimos cortarlas más delgadas para asegurarnos de que se horneen y se ablanden.

Nos aseguraremos también de revolverlos al menos un par de veces mientras horneamos para mezclar todos los ingredientes de la salsa. Al principio, cuando la mantequilla se derrita, puede parecer que la salsa está grasosa y las grasas se están separando. Después de que lo horneemos por más tiempo y lo revolvamos varias veces, todo se unirá y la salsa se caramelizará.

Lo ideal es que queden un poco suaves, pero no muy blandas. La mejor parte de esta receta, además de todos los sabores, es que tenemos control total sobre la textura. Hornearemos durante solo unos 40-45 minutos para obtener manzanas ligeramente blandas que mantengan su forma pero que aún se puedan comer con una cuchara. Las dejaremos unos minutos más si nos gustan extra suaves o blandas.

No se recomienda preparar las manzanas al horno con anticipación para servirlas más tarde. Se doran y se vuelven blandas, rápido. Tampoco se recomienda congelar estas manzanas al horno porque quedan demasiado blandas cuando se descongelan.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo1 hora y 10 minutos

Ingredientes

  • 6 manzanas medianas
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • Media taza de stevia
  • Media cucharada de canela molida
  • Una pizca de nuez moscada
  • 3 cucharadas de agua
  • Una pizca de sal marina

Preparación

Quitar el corazón de las manzanas
Este paso es la parte más complicada de la receta, pero si usamos un poco de músculos y tenemos paciencia, será sencillo. Se aconseja usar un cuchillo de cocina afilado y una cuchara. (O un descorazonador de manzanas ). Una vez que hayamos sacado el corazón, usaremos una cuchara para extraer más semillas.
Ponerlas en la fuente del horno
Se aconseja usar una fuente redonda o cuadrada y separarlas correctamente.
Añadir líquido
Para mantener las manzanas húmedas y evitar que se quemen, llenaremos la cacerola con un poco de agua tibia. Como cuando horneamos un pastel de chocolate sin harina, queremos un horno húmedo y lleno de vapor para las manzanas al horno.
¡Al horno!
Las manzanas al horno tardan entre 40 y 45 minutos en volverse agradablemente suaves y tiernas. Hornearemos durante más tiempo para obtener manzanas horneadas más blandas y jugosas.
Sacarlas del horno
Sacaremos las manzanas asadas del horno y las dejaremos reposar durante unos 5 minutos antes de servir. Si queremos un poco más de jugosidad, verteremos un poco del líquido caliente en cada una.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!