Uno de los grandes problemas que tenemos con el consumo de la pasta es la costumbre que tenemos de acompañarlas con salsas, además que la pasta tradicional está hecha con harina refinada de trigo. Esto no significa que tengamos que dejar la pasta de lado en nuestra alimentación, solo hay que ir un poco más allá y buscar pasta a base de cereales integrales.

Puedes encontrar estas pastas integrales más especiales en cualquier herbolario.

Con respecto a las salsas, tendremos que evitar las que vienen ya preparadas y elaborar opciones más saludables nosotros mismos.

La receta es muy sencilla y rápida, se conserva magníficamente en el frigorífico. Vamos con los ingredientes:

Ingredientes

  • 250 gramos de pasta integral
  • 150 gramos de canónigos o espinacas
  • 1 tomate mediano
  • 1 diente de ajo
  • 30 gramos de pipas de calabaza peladas
  • Dos cucharas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • Una cuchara de postre de vinagre de manzana
  • Sal rosa del Himalaya y pimienta

Preparación

Cocer la pasta

3 partes de agua por una de pasta, la pasta la puedes cocinar al gusto.

Limpiamos la verdura

Limpiamos los canónigos o espinacas y el tomate y tras trocearlo lo vertemos en un bol junto a la pasta.

Salteamos las pipas con ajo

En una sartén a fuego lento, doramos las pipas con algo de ajo picado. Fuera del fuego añadimos el vinagre y lo mezclamos.

Vertemos la vinagreta fría

Una vez esté completamente fría la vinagreta, servimos al gusto en el bol y está la ensalada lista.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
46%