La llegada de las altas temperaturas hace que las recetas fresquitas sean las más apetecibles. A muchas personas se les reduce el apetito con el calor, así que podemos aprovechar para crear platos únicos y bien nutritivos que mantengan a nuestro cuerpo sano. El mango es una de las frutas tropicales que deberíamos disfrutar en primavera y verano, tanto por su sabor como por su valor nutricional.

Toma fruta de manera diferente

La mayoría de nosotros no innovamos en la cocina. Vamos a lo simple, cogemos una pieza de fruta y nos la llevamos a la oficina o al gimnasio. A veces, comer siempre de la misma manera puede volverse algo monótono, así que te recomiendo hacer recetas que te hagan valorar los alimentos de forma diferente. Un buen ejemplo es este dulce de mango. En menos de 5 minutos puedes tener lista tu merienda o el postre que calme tus ansias de algo dulce.

Puedes elegir la fruta que más te guste, pero siempre procura que estén congeladas para que tenga una textura cremosa. Si te animas, puedes añadir un poco de cacao en polvo desgrasado. Para mi, la mezcla del chocolate con el mango es una de las mejores que puede existir. ¡Comer sano no tiene que ser aburrido!

No te pierdas: Gazpacho de mango con gambón

Ingredientes

  • 1 mango maduro
  • 1 clara de huevo o 125 gramos de queso fresco batido
  • 1 cucharada de jugo de limón

Preparación

Preparamos el mango

En el caso de optar por mangos frescos, pélalo, trocéalo y mételo en el congelador. Déjalo un día entero y haz la receta al día siguiente.
También puedes comprar el mango congelado y troceado directamente.

Trituramos bien hasta que quede con una textura cremosa.

Añadimos el resto de ingredientes

Incorporamos la clara de huevo y el jugo de limón. Batimos hasta que obtengamos una textura de mousse.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
89%