Torrijas bajas en calorías (versión fit)

Torrijas bajas en calorías (versión fit)

Carol Álvarez

En plena Cuaresma y Semana Santa, las torrijas son unos de los dulces más típicos. Es un dulce hecho con los ingredientes más saludables y menos calóricos, pero no es un plato que podamos tomar a diario o acabará teniendo el mismo efecto que si tomáramos la receta tradicional. En cualquier caso, a continuación descubrirás una receta de torrijas saludables con menos calorías.

Como sabemos que os gusta el dulce, hemos preparado una receta perfecta para daros el caprichito con vuestra familia. Aunque también es cierto que las torrijas se hacen de diferente manera dependiendo de la ciudad de España en la que estemos. Como soy del sur, he adaptado nuestra típica receta.

Ingredientes saludables

Os suelo decir que los ingredientes podéis adaptarlos a vuestros gustos o a lo que tengáis disponible en casa, en esta ocasión no puede ser menos.

Proponemos usar una leche vegetal sin azúcar, pero es bienvenida una leche desnatada o sin lactosa.  Al igual pasa con la harina de avena y el sirope de agave. La receta tradicional usa harina refinada y miel, así que podemos usar harinas más saludables como la integral, la de garbanzos, la de avena, etc. Y en el caso de la miel, podéis sustituirla por sirope de agave o de arce.

En el caso del pan, lo más cómodo es usar pan de molde y especial para torrijas. Pero si buscas que sea lo más «light» posible, opta por un pan integral de molde o por una barra integral que tenga ya unos días. No buscamos que esté como una piedra de dura, pero así absorberá mejor la leche y no se deshará tan fácilmente. Si eres celíaco, tan solo tienes que usar pan sin gluten.

No tenemos por qué dejar de degustar un dulce típico de una fecha señalada, tan solo debemos realizar una receta saludable. En esta ocasión, ni azúcares añadidos, ni baños de miel. Vamos a notar que el gusto es muy similar a las tradicionales y te sentirás menos culpable al «pecar» en la dieta. Lógicamente, es un postre calórico, que engorda igual que la receta que nuestras abuelas hacen. Lo que buscamos es alimentos con menos calorías, grasas saturadas y azúcares extras.

Hay quienes conocen este dulce por ser parecido a las tostadas francesas. En este caso, usamos el aceite de oliva virgen extra para sellar la mezcla de la leche y el huevo.

¿Cuál es el mejor pan?

Se recomienda usar un pan blanco espeso o brioche para las torrijas tradicionales, aunque si queremos recortar en calorías, el pan integral de cualquier cereal es lo mejor. Es mejor usar pan que tengamos desde hace uno o dos días para que se mantenga bien. El pan fresco será demasiado blando y puede empaparse hasta desmenuzarse. Algunas personas prefieren tostarlo ligeramente para obtener una torrija ligeramente crujiente por fuera.

Debemos asegurarnos de dejar el pan en remojo en la mezcla durante uno minuto por cada lado. Se sentirá empapado, pero está bien, ya que queremos que el pan se absorba por completo. Si usamos rebanadas finas de pan, reduciremos ligeramente el tiempo de remojo.

Otro consejos es asegurarnos de añadir suficiente aceite de oliva o de coco a la sartén para freír las torrijas saludables. Evitaremos cocinar a fuego alto ya que no queremos quemar el exterior del pan. El aceite de coco suele recomendarse en este tipo de recetas porque no aporta tanto sabor como el de oliva. Sin embargo, ambos son igual de saludables. Si no tenemos aceite de coco, seguramente tengamos el de oliva virgen extra para cocinar habitualmente.

torrijas saludables fit

¿Leche o vino?

Las torrijas tradicionales suelen ser de dos tipos: mojadas en leche o vino. Sin embargo, tan solo las de leche son realmente torrijas saludables. La adicción de la miel es aparte a la forma en la que se cocine.

Por un lado, las torrijas de vino no pueden consumirlas todas las personas, ni niños ni quienes no consumen bebidas alcohólicas. Además, los valores nutricionales de esta versión tampoco son muy beneficiosos para la salud. Aun así, hay quienes prefieren hacerlas con mosto de vino para evitar añadir alcohol a la mezcla.

Pero, como decíamos antes, las torrijas más saludables son las que se bañan en leche. En esta receta usamos leche de almendras, aunque se puede usar la que más nos guste o la que dispongamos en casa. Además, hay tres ingredientes que hacen que la mejor torrija sea un poco más única y tan adictiva que seguiremos volviendo ala cocina por otra porción:

  • Leche de coco. Nos encanta usar leche de coco ligera de la lata para obtener un delicioso sabor a crema dulce. Sin embargo, descubrimos que la leche de almendras es igual de buena. Incluso, la leche de avena también es apta.
  • Extracto de almendra. Suena loco, pero un poco de extracto de almendras crea el sabor más adictivo que nos hará regresar.
  • Canela extra. Utilizamos 1/2 cucharada entera de canela en las torrijas y confía en nosotros, te encantará cómo cubre el pan y se vuelve agradable y tostado cuando se cocina.

Consejos

Cuando sumerjamos las rebanadas de pan en la mezcla de leche, nos aseguraremos de dejarlo solo durante 10-15 segundos en total para evitar que se empape y se rompa. Luego, cocinaremos las torrijas a fuego medio alto con aceite de oliva o coco para asegurarnos de que se dore bien. El resultado será un sabor delicioso. Si queremos sustituir la tradicional miel, podemos hacerlo por jarabe de arce o agave.

Por otra parte, si queremos hacer torrijas y congelarlas para más adelante, con esta receta es posible. Dejaremos que la torrija se enfríe por completo, luego pasaremos las rebanadas individuales a bolsas aptas para el congelador. Si estamos poniendo varias rebanadas en una bolsa, envolveremos cada rebanada en una envoltura de plástico o colocaremos papel encerado entre las rebanadas.

Normalmente, las torrijas se mantendrán en buen estado en el congelador durante 2 meses. Para recalentarlas, simplemente colocaremos rebanadas congeladas en el microondas o en el horno durante 5-10 minutos hasta que se calienten por completo.

Dificultad Media
PlatoPostre
Tiempo25 minutos

Ingredientes

  • Medio vaso de leche de leche de almendras sin azúcar
  • 160 gr de pan
  • 4 cucharadas de harina de avena
  • 4 cucharadas de agua
  • 380 gr + 4 cucharadas de sirope de ágave
  • Aceite de oliva virgen extra o aceite de coco

Preparación

En un cazo...
Ponemos la leche a calentar. No es necesario que llegue a hervir, cuando esté caliente le echamos 4 cucharadas de sirope de agave y esperamos a que se unan ambos elementos para retirarlos del fuego.
En una bandeja...
Pon las rebanadas de pan en una bandeja y cúbrelas con la mezcla anterior. Con tenerlas un minuto por cada lado es suficiente. Hay que intentar que no se ablanden demasiado para que no se rompan.
En un bol...
Echa la harina de avena y mézclala con las cuatro cucharadas de agua. Coge cada rebanada y pásala por esta mezcla para luego freírlas en la sartén con aceite de oliva virgen extra. Hay que dorarlas, pero vigila de que no se quemen.
En un cazo...
Calienta 380 gr de sirope con 1/3 de un vaso de agua.
En otra bandeja...
Cuando tengamos listas nuestras torrijas, las ponemos en una bandeja y echamos la mezcla del sirope y agua. Déjalas hasta que enfríen para poder disfrutarlas con mayor sabor.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!