Muffins saludables rellenas de crema de cacahuete

La pastelería es una de las ramas más complicadas de la cocina. A casi todos nos queda bien un arroz caldoso, pero a muy pocos les salen unas magdalenas perfectas en esponjosidad. Con esta receta no tendrás nada que temer, sobre todo si no improvisas en ningún paso. Los muffins rellenos de chocolate y crema de cacahuete serán una auténtica delicia para merendar de manera saludable, mientras sacias tus antojos.

Es una agradable sorpresa morder una magdalena y encontrar algo inesperado. Esto es especialmente cierto cuando introducimos un poco de mantequilla de cacahuete tibia. Además, si hay un poco de mantequilla de cacahuete caliente dentro del muffin, realmente no necesitamos ponerle mantequilla ni nada más encima. Simplemente podríamos cortar el dulce por la mitad y untar la mantequilla interna por el resto de la masa.

¿Por qué son saludables?

Que sean saludables no implica que sean bajas en calorías. El uso de ingredientes no refinados favorecerá a que consumamos mejores nutrientes que en un producto de bollería industrial, pero no te confíes con comerte toda la bandeja. Si tenemos moldes de donuts, será más fácil para rellenarlas; pero si no podemos ayudarnos con un cuchillo para hacer el agujero, como hemos hecho nosotros. Una vez terminadas, aconsejamos meterlas en el frigorífico. Aguantarán con buen sabor unos tres o cuatro días.

La mayoría de los desayunos para llevar no son nada saludables. Incluso si nos sacian durante un momento, es probable que nos entre mucha hambre poco después.

Estos muffins rellenos de chocolate con mantequilla de cacahuete son saludables porque están hechos con crema de suave como base, y gran parte de la dulzura proviene del edulcorante natural. Este tipo de endulzante no aporta calorías, por lo que es un gran sustituto del azúcar refinada.

Si alguna vez nos hemos quedado sin energía y probamos una cucharada de mantequilla de fruto seco como refrigerio, estos muffins son una alternativa más satisfactoria.

¿Cómo hacer sustituciones?

Hay algunas sustituciones informadas sobre otros ingredientes alergénicos que quizás debamos eliminar. Si ninguno de ellos nos conviene, podemos realizar otra receta que contenga chocolate y crema de fruto seco.

Sin huevo

Hay dos huevos en esta receta, ya que se ha ampliado para hacer muffins más generosas. Esto puede resultar complicado de sustituir para que siga saliendo un resultado exitoso.

Antes de intentar reemplazar cada huevo con un «huevo de chía» (1 cucharada de semillas de chía blancas molidas más 1 cucharada de agua tibia, mezcladas y dejadas gelificar), se recomienda reducir la escala de la receta para pedir solo 1 huevo y claras. No obstante, si somos alérgicos al alimentos o si llevamos una alimentación vegana, se puede sustituir por chía. Nosotros no lo hemos probado, por lo que no podemos asegurar que el resultado sea excelente.

Sin miel

Si queremos hacer muffins veganos de mantequilla de cacahuete y chocolate sin harina, deberemos hacerlos sin huevo y sin miel. Por lo general, no muchas personas tienen éxito reemplazando la miel al hornear con jarabe de arce puro. El jarabe es mucho más ligero que la miel.

Para igualar la dulzura y la viscosidad de la miel, nosotros hemos utilizado directamente los edulcorantes. De esta forma, la receta es vegana desde un principio. No obstante, si tan solo tenemos miel, sirope de agave o cualquier otro endulzante en nuestra cocina, cualquiera será válido para la receta.

Sin cacahuete

A pesar de que existe una fiebre loca con el cacahuete, hay personas que son alérgica o que no disfrutan del sabor. Lógicamente, esta receta puede ser sustituida por cualquier otra crema de fruto seco, como de anacardos, pistachos, avellanas o almendras.

Incluso, si preferimos no rellenarlas para disfrutar solo de la masa, también es posible. De esta forma reduciremos la cantidad de calorías por muffin y serán igual de saludables. No obstante, la gracia de esta receta es que contenga alguna sorpresa en el interior. Si no queremos añadir frutos secos, podemos optar por trozos de chocolate, por ejemplo.

muffins rellenos de crema de cacahuete

Consejos

Hay algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta para que la receta salga a la perfección. Aunque estas magdalenas rellenas no son muy complicadas de hacer, siempre es mejor seguir las instrucciones que comentan los cocineros. Algunos de estos trucos son:

  • Para calentar los muffins rellenos, tan solo tendremos que colocar uno en el microondas durante unos 10 segundos (más o menos dependiendo del microondas) y tendremos un dulce tibio de chocolate y mantequilla de cacahuete para la merienda.
  • En el caso de no ser amante de la mantequilla de cacahuete o si tenemos un familiar con alergia, también podemos hacer estos muffins sin relleno o añadiendo cualquier otro tipo de mantequilla de fruto seco que más nos guste.
  • Usaremos moldes para muffins para esta receta. Los muffins rellenos saldrán más fácilmente del molde y serán más fáciles de guardar. Esta masa es súper húmeda, por lo que es más probable que se peguen al molde cuando no usamos papel vegetal.
  • Se recomienda no mezclar demasiado la masa. Esto es importante para cada receta de muffins. Para asegurarnos de que las magdalenas rellenas quedan ligeras y esponjosas, mezclaremos los ingredientes secos con los ingredientes húmedos hasta que estén bien combinados y no se vea más harina seca.
  • No debemos dejar que los muffins se enfríen en el molde. El molde para muffins caliente continuará horneando la masa y es posible que terminemos con magdalenas más secas. Le daremos a los muffins un par de minutos para que se enfríen, luego los retiraremos y los pondremos en una rejilla para que se enfríen.
  • Si las magdalenas han salido densas y duras, es un signo clásico de masa para estaba demasiado mezclada. Cuando mezclemos los ingredientes húmedos con los ingredientes secos, debemos ser cuidadosos y nos detendremos tan pronto como no haya harina seca en el bol o veamos trozos de yogur en la mezcla.
  • Se aconseja usar ingredientes a temperatura ambiente. Colocaremos el huevo en un recipiente con agua caliente del grifo mientras preparamos el resto de los ingredientes (entre 5 y 10 minutos).
Dificultad Media
PlatoÚnico
Tiempo50 minutos

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 100 gramos de harina de avena
  • 30 gramos de cacao en polvo
  • 15 gramos de edulcorante
  • 150 ml de leche
  • 40 gramos de cacao en polvo 0% azúcares
  • 120 gramos de yogur natural
  • 100 ml de leche
  • 40 gramos de edulcorante
  • 30 ml de aceite de coco
  • 10 gramos de levadura
  • 10 ml esencia de vainilla
  • 100 gramos de mantequilla de cacahuete

Preparación

Mezclamos los ingredientes de los muffins
En un bol grande, vertimos los huevos, el cacao, la leche, el edulcorante, el yogur, el aceite de coco y la esencia de vainilla. Mezclamos bien. Personalmente, me gusta tamizar la harina para que no se formen grumos en la mezcla y quede más oxigenada. Si la tamizas, ve incorporándola poco a poco y mezclando a la vez.
¡Al molde y al horno!
En unos moldes de magdalenas (o donuts), vertemos la mezcla y los metemos en el horno a 180ºC durante 20 minutos. No abras el horno durante el tiempo de cocción para no interrumpir el proceso.
Creamos el relleno
En un bol pequeño, ponemos la crema de cacahuete, la leche, y el cacao en polvo. Con paciencia, mezclamos hasta que quede una masa suave.
Los rellenamos
Los dejamos enfriar a temperatura ambiente y pasamos a rellenarlos. Con la ayuda de un cuchillo, hacemos una apertura en medio de la magdalena y rellenamos.
¡Cubrimos con chocolate!
Para evitar que se vea el agujero del relleno, Bañamos nuestras magdalenas en chocolate negro. Puedes crear el chocolate líquido mezclando cacao en polvo con un poco de agua y aceite de coco.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!