¿Cómo hacer un bizcocho con harina integral?

¿Cómo hacer un bizcocho con harina integral?

Carol Álvarez

¿A quién no le apetece un buen bizcocho casero, pero sin pensar en calorías? Hoy te enseñamos a hacer un bizcocho con harina integral, ¡y sin azúcar añadido! O lo que es lo mismo, una merienda con buen contenido nutricional y bajo en calorías.

La mayoría de los dulces se hacen con harinas refinadas y azúcares añadidos, pero nosotros no vamos a usar ni edulcorantes (aunque puedes hacerlo). Vas a ver que tienes diferentes opciones para que puedas hacerlo con lo que tengas en casa, y no tengas que ir expresamente al supermercado. Eso sí, ¡no tamices la harina integral! Tan solo remuévela un poco con el tenedor para introducirle un poco de aire.

¿Tienes yogur natural? ¡Genial! Pero si no, también puedes usar yogur griego, queso batido 0% grasa, leche de vaca o bebida vegetal. De hecho, si quieres, puedes optar por fruta en vez de lácteos. Tan solo tendrás que escoger un plátano maduro (y triturarlo) o una manzana asada.

¿Va a quedar soso este bizcocho de harina integral? Depende. Si añades esencia de limón y trocitos de chocolate puro, ¡quedará riquísimo! Si no le añades nada, puedes luego dejar caer un poco de mantequilla de fruto seco por encima para darle más sabor.

¿Por qué la harina integral es buena para hornear?

Como la harina de trigo refinada, este bizcocho tiene un sabor encantador, ligeramente terroso y casi a fruto seco que ayuda a reducir la dulzura de la leche condensada. Pero la harina de trigo integral (también conocida como harina integral) no solo es deliciosa para hornear, también es un poco más saludable.

Aunque no hay mucha diferencia de calorías en comparación con la harina para todo uso, la harina de trigo tiene muchas más vitaminas y fibra. Así que podemos sentirnos bien comiendo este bizcocho integral lleno de nutrientes. No obstante, podemos sentirnos libres de usar cualquier marca o tipo de harina de trigo que prefiramos.

Para esta receta, recomendamos encarecidamente usar harina integral fina en vez de harina integral clásica, principalmente porque es un poco más baja en proteínas. Cuanto menos desarrollo de proteínas (también conocido como gluten), mejor. Es precisamente la misma razón por la que muchas recetas recomendarán usar harina para pasteles en vez de harina normal.

¿Por qué usar yogur?

Si nunca hemos usado yogur en una mezcla para bizcocho, quedaremos sorprendidos con el resultado. El yogur contiene muchas proteínas y grasas que, cuando se hornean, hacen que el bizcocho sea increíblemente suave, ligero y deliciosamente jugoso.

Sobre el tipo de yogur que usar, en la receta hemos utilizado un yogur natural, pero también es válido el griego. Este último tiene más grasa, por lo que el resultado puede ser favorable. Sin embargo, es importante utilizar yogur colado para que la masa del bizcocho no quede gomosa.

Además, usar yogur en vez de leche tiene otras ventajas como:

  • La cremosidad ayuda a mantener húmedos los productos horneados.
  • Su acidez imparte un sabor a nostalgia y digno de antojo. También ayuda a activar el bicarbonato de sodio, lo que puede hacer que los productos horneados sean esponjosos y livianos.
  • Puede sustituir a la crema agria o la nata aportando el mismo sabor ácido con menos culpa.
  • Puede actuar como guarnición, en lugar de helado o cobertura de crema batida.

Más allá de hornear, el yogur griego se puede batir en una máquina para obtener un yogur helado fácil. Además, la acidez del yogur griego significa que podemos combinarlo con leche para hacer un sustituto de suero de leche fácil de hacer nosotros mismos.

Además, el proceso de colado reduce la cantidad de lactosa en el yogur griego, lo que significa que naturalmente tiene menos azúcar que el yogur sin colar. Y aunque el yogur griego es más denso que el yogur natural, tiene más proteínas y menos carbohidratos. Y, aunque el yogur griego suele tener más calorías que el yogur natural, normalmente tiene muchas menos calorías y menos grasa que los ingredientes comunes para hornear, como la crema agria. Por lo que puede ofrecer resultados similares sin sacrificar el sabor. No obstante, el yogur natural también es una buena alternativa y dejará un sabor más suave en el paladar.

bizcocho de harina integral

Consejos

Las medidas anteriores son para hacer un bizcocho, por lo que deberíamos duplicar todos los ingredientes si vamos a hacer dos bizcochos para hacer una tarta de varios pisos.

Para un resultado extra húmedo, podemos rociar el bizcocho (después de hornear) con unas cucharaditas de jugo de naranja. Funciona bien si queremos cubrir el pastel con crema batida o chocolate. Equilibra la dulzura y la grasa al proporcionar algo de acidez, mientras mantiene la masa húmeda.

En el caso de hacerlo al microondas, la masa tendrá un color más claro en comparación con la horneada en el horno. Además, habrá que tener en cuenta que ni los tiempos ni los grados serán iguales, y que variarán en las marcas. También, hay que tener en cuenta que el bizcocho integral no subirá tanto como el de harina refinada.

Por otra parte, el bizcocho integral es más posible que se desmorone en comparación con el de harina refinada. Primero podremos una fina capa de crema/glaseado en la masa, para sellar las migas y lo meteremos en el frigorífico durante 30 minutos. Después de que cuaje, continuaremos cubriendo el pastel con el resto del glaseado. Se aconseja consumir en dos o tres días. Incluso, también se congela bien. Tan solo debemos asegurarnos de que esté bien envuelto para evitar que se queme en el congelador y congelarlo como máximo tres meses.

Además, este bizcocho se oscurece mientras se hornea. No debe confundirse el color oscuro con el quemado. El bizcocho estará listo cuando al introducir un palillo en el centro, éste salga limpio.

No se aconseja tampoco engrasar el molde para el bizcocho. Queremos que el pastel «trepe» por los lados del molde mientras se hornea, creando esa textura característicamente liviana. Si usamos algún tipo de aceite para engrasar, la masa no trepará y no quedará tan esponjosa.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo45 minutos

Ingredientes

  • 125 gramos de yogur natural (queso batido, yogur griego)
  • 3 huevos
  • 360 gramos de harina integral
  • Esencia de vainilla
  • 1 cucharada de aceite de coco derretido
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • La ralladura de un limón (o esencia de limón)
  • Trocitos de chocolate y frutos secos (opcional)

Preparación

Bate los huevos con el yogur
En un bol, añade el yogur natural. Ve incorporando los huevos de uno en uno, mientras mueves la mezcla hasta que quede homogénea.
Incorpora el aceite de coco
Añade el aceite de coco derretido, junto a la esencia de vainilla y canela. Es el momento de incorporar también la ralladura de limón. Mezcla todo hasta que quede completamente integrado.
Añade la harina integral
Echa la harina integral poco a poco, y realiza movimientos envolventes para que se mezcle correctamente. Añade también los polvos de hornear. Si te animas a echarle trocitos de chocolate o frutos secos, es el momento.
¡Al molde!
Vierte la masa en un molde de unos engrasado con aceite o ponlo sobre un papel vegetal.
¡Y al horno!
Mete el bizcocho de harina integral en horno, durante 40-45 minutos a 180ºC. Como cada horno es especial, revisa que no se queme y que el palillo salga limpio al hacer la prueba. Quizá necesites un poco más de tiempo.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!