Con la llegada del buen tiempo, nuestro cuerpo necesita platos que se adecuen a las temperaturas. Aprovechando siempre los productos de temporada, lo ideal es optar por cremas de verduras frías y calientes. En este caso, la crema que te voy a enseñar a preparar es de aguacates, con acompañamiento de marisco. Es una receta totalmente saludable, ideal para un aperitivo o como primer plato, rápida y sencilla de hacer.

¿Cansado de comer aguacates en las tostadas?

Existen numerosas maneras de comer los alimentos, pero nos acostumbramos a la comodidad de hacer siempre la misma receta. Muchos de nosotros compramos aguacates para ponerlos en las tostadas del desayuno. Incluso, hay quien también los usa para hacer guacamole casero. ¿Pero se te había ocurrido hacer una crema de aguacates? Ni te imaginas las de variantes que puedes realizar con esta receta, teniendo de base este fruto.

El acompañamiento de marisco y limón le da un toque veraniego, pero puedes añadir otro tipo de vegetales para hacer un plato totalmente vegano. No tengas miedo a consumir este alimento, ya que el contenido nutricional es totalmente sano y su aporte de grasa es saludable. Yo he elegido unas gambas para acompañar la crema, pero puedes añadir langostinos o cangrejo si lo prefieres. ¡Te va a encantar el contraste!

Ingredientes

  • 230 gramos de aguacate maduro
  • 300 gramos de gambas peladas
  • 200 gramos de queso fresco batido
  • Aceite virgen extra
  • Pimentón dulce
  • Un diente de ajo
  • Zumo de limón
  • Sal
  • Perejil
  • Pimienta negra

Preparación

Prepara las gambas

En el caso de que vayas a usar gambas congeladas, lo recomendable es descongelarlas en el frigorífico. Retira el agua sobrante y sécalas con un papel de cocina.

¡A la sartén!

En una sartén, añade unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente, echa el diente de ajo troceado, las gambas, sal, perejil picado y un poco de pimentón. Para evitar que las gambas se peguen a la sartén o se sequen, no las dejes mucho tiempo al fuego.

En una batidora...

Añadimos los aguacates, el queso fresco batido, un chorreón de zumo de limón y sal y pimienta negra al gusto.

Bate todo muy bien y vigila que no queden grumos.

¡Sírvelo!

Puedes usar vasos de cóctel o unos cuencos pequeños. Primero vierte la crema de aguacates y luego añade la mezcla de las gambas.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
51%