Hamburguesa Keto baja en carbohidratos

Hamburguesa Keto baja en carbohidratos

Carol Álvarez

Una hamburguesa keto tiene que ser baja en carbohidratos, y eso simplemente implica que sea sin pan, ¡aunque no sin sabor! Y no, no necesitamos un aburrido pan para disfrutar de una deliciosa hamburguesa en una dieta cetogénica. El sabor principal de cualquier hamburguesa está dentro de la carne perfectamente cocida, ¡no en ese rollo lleno de carbohidratos!

Cuando tengas una receta de hamburguesa keto perfecta, la clave estará en usar los condimentos adecuados. Nosotros hemos trabajado duro para perfeccionar la receta de un cuarto de libra cetogénica para que tenga todo lo que quieres en una burger.

Baja en carbohidratos

Esta receta es muy flexible y se adapta a las preferencias de cada uno. Si te gusta algo específico en la hamburguesa, puedes tomar la decisión de un chef jefe y añadirlo. Agrega un poco de pimienta extra a la mezcla o incluso un poco de salsa picante si te gusta una hamburguesa picante. La clave es mantenerlos bajos en carbohidratos, pero de lo contrario, us esta receta como punto de partida para hacer la hamburguesa de tus sueños.

Hay diferentes tipos de carne molida que puedes usar según tu preferencia o dieta. Al comprar la carne molida, ten en cuenta que cuanto menor sea el porcentaje de grasa, mayor será su precio. Por supuesto, cuando sigues una dieta cetogénica, ¡más grasa puede ser algo bueno! Después de todo, la grasa es lo que alimenta tu cuerpo y es algo que debes tener para mantener tus niveles de energía mientras sigues en cetosis.

En la receta verás que hemos añadido un huevo, y es que es ideal para mantener la carne unida cuando se ha rellenado con todos los demás ingredientes, pero no es necesario, sobre todo si amasas la carne muy bien desde el principio.

¿Por qué deberíamos hacerla?

Esta receta de hamburguesa keto es muy simple. Con 2 ingredientes y menos de 1 carbohidrato neto por porción, encantará a cualquiera que siga una dieta keto. Usar especias en esta receta agrega mucho sabor a la carne molida. Estas son solo algunas de las razones por las que me encanta esta receta:

  • Versátil: las hamburguesas keto son muy fáciles de hacer y muy versátiles. Podemos usar esta receta para nuestras hamburguesas mexicanas, albóndigas fáciles para sopas o una sabrosa comida para el almuerzo.
  • Bajo en carbohidratos: con menos de 1 gramo de carbohidratos netos.
  • Ingredientes cotidianos: las recetas cetogénicas de carne molida son increíbles. Incluso si no podemos comprarlas, siempre podemos prepararlas con cualquier corte de carne.
  • Rápido y fácil.

hamburguesa keto receta

Consejos

Si no podemos darnos el lujo de derrochar dinero en carne de res, podemos añadir dos cucharadas de aceite de oliva a la carne de res. Esto hace que las hamburguesas sean más jugosas y tengan mejor sabor. Este truco también le da un poco más de humedad a la carne de res alimentada con pasto, que a veces puede ser un poco magra.

La única diferencia real entre las comidas preparadas en casa y la comida de restaurante es la cantidad de grasa y sal. Los restaurantes cocinan sus alimentos con más aceite y sazonan más que el típico cocinero de casa. Generalmente no se debe usar mucha sal en nuestras comidas en casa, pero cuando se preparan hamburguesas hay que recordar que a la proteína le encanta la sal. Se ha convertido en un mantra y todavía no ha defraudado a quienes lo han probado.

También es conveniente tener una prensa para hamburguesas. Con este material, las hamburguesas tendrán una medida de igual grosor cada vez que las hagamos. Hay diferentes tamaños disponibles para conseguir el adecuado a nuestro gusto.

En cuando a la forma de almacenamiento. Se pueden congelar hamburguesas keto cocidas o crudas. Colocaremos un trozo de papel de hornear entre ellos para que sea más fácil separarlos si es necesario. También se puede usar cualquier carne molida o carne de origen vegetal que prefiramos.

Alternativas al pan

Los panes de hamburguesa blancos tradicionales pueden contener entre 21 y 30 gramos de carbohidratos por pan, por lo que no son la opción más cetogénica. Afortunadamente, hay muchas opciones cuando se trata de hacer una hamburguesa sin pan y seguir obteniendo la ventaja de micronutrientes al usar opciones de pan a base de alimentos integrales. No obstante, también podrías comer la hamburguesa sin un sustituto de pan.

A continuación presentamos algunas alternativas bajas en carbohidratos, keto y sin gluten a los panes de hamburguesa:

  • Tomates de corte grueso: pueden usar rodajas gruesas de tomates para crear una hamburguesa abierta que se puede disfrutar con un tenedor y un cuchillo. Dos rodajas de tomate tienen menos de 3 gramos de carbohidratos netos.
  • Hojas de lechuga: las hojas de lechuga son la opción más común para un sustituto de pan bajo en carbohidratos. La lechuga verde e incluso la lechuga romana son excelentes opciones, todas las cuales tienen menos de 2 gramos de carbohidratos netos por cada dos hojas.
  • Champiñones portobello asados: champiñones portobello a la parrilla o asados ​​para un delicioso «pan» bajo en carbohidratos. Dos hongos grandes contienen menos de 6 gramos de carbohidratos netos y agregan un poco de proteína, alrededor de 8 gramos.
  • Pimiento rojo en rodajas gruesas: aunque es posible que no pueda obtener una forma redonda, las rodajas gruesas de pimiento pueden hacer un «pan» decente para un sándwich, disfrutaremos de las rodajas crudas o las asaremos ligeramente para obtener más sabor (y un bocado más suave).
  • Piña a la parrilla: Una opción afrutada que sabe aún mejor cuando se asa ligeramente a la parrilla. Dos rodajas de piña contienen alrededor de 13 gramos de carbohidratos netos.
  • Batata: Aunque en porciones grandes, la batata puede no ser extremadamente cetogénica, si cortamos y asamos una rodajas de 1 cm grosor, puede usarla como una opción de mini pan deslizante, ya que tendría menos de 12 gramos de carbohidratos netos.
  • Berenjena: similar a las batatas en rodajas, también podemos cortar la berenjena en rodajas de 1 cm de grosor y asarlas a 400 grados durante 10-12 minutos hasta que estén tiernas, y utilízalas para una opción de pan de hamburguesa baja en carbohidratos. Dos rebanadas de berenjena contienen menos de 6 gramos de carbohidratos netos.
Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo20 minutos

Ingredientes

  • 225 gramos de carne molida
  • 1 tira de tocino
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 1/4 cucharadita de cayena
  • 1/2 cucharadita de albahaca
  • 1 cucharada de jalapeños troceados
  • 1/2 tomate
  • 1/4 cebolla
  • 1 cucharada de mayonesa
  • 1 huevo
  • 2 hojas de lechuga
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de sriracha

Preparación

Amasa la carne
Amasa (presiona, dobla y estira) la carne durante unos 3 minutos. Esto es importante porque hace que la carne esté muy pegajosa y la mantiene unida al agregarle todos los ingredientes.
Pica los ingredientes
Corta en dados y pica los ingredientes muy finamente para que no eviten que la carne se pegue a sí misma. Usa el tocino, cebolla, jalapeño en escabeche y tomate.
Añádelo a la masa de carne
Agrega los ingredientes cortados en cubitos, salsas (mayonesa y sriracha), huevo (opcional) y especias a la carne y amásal nuevamente durante unos minutos para asegurar una consistencia uniforme de los ingredientes.
Divide la bola en dos
Divide la bola de carne por la mitad dos veces y aplana cada una de las 4 piezas para hacer hamburguesas muy planas. Añade una cucharada de mantequilla al centro de dos de los trozos de carne y luego golpea los trozos sin mantequilla. Sella los lados para que termines con 2 deliciosas hamburguesas keto listas para asar.
Cocínalas a la sartén o parrilla
Echa las burguer en la sartén (¡o en la parrilla!). Si quieres cebollas caramelizadas deliciosas, échalas cuando voltees las hamburguesas después de 5 minutos. Voltea las cebollas a la mitad para que se cocinen bien por ambos lados. Tu hamburguesa keto debería estar lista después de 5 minutos en el segundo lado.
Emplátala
Coloca dos trozos grandes de lechuga con una extensión de mayonesa y pon tus jugosas hamburguesas sobre ellas. Cubre cada una con tu ingredientes favoritos. Añade cebollas caramelizadas, sriracha, una rodaja de tomate, jalapeños en rodajas y más mayonesa. El queso y la salsa de tomate son bienvenidos en la hamburguesa más tradicional.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!