Los frutos secos son un alimento imprescindible en cualquier alimentación saludable y equilibrada. Los expertos recomiendan que se consuman en su versión natural, sin azúcares ni sal añadida, pero en ocasiones puede convertirse en algo aburrido. para salir de esa monotonía alimentaria, te enseñamos a realizar unos bocaditos con cobertura de chocolate.

Elige los frutos secos que más te gusten

La ventaja de poder hacer esta receta es que tienes total libertad para elegir los ingredientes que más te gusten. Nosotros hemos elegido almendras, avellanas y nueces, pero puedes añadir anacardos, pistachos o pipas de calabaza. Vas a alucinar con el resultado tan crujiente que conseguimos con estos ingredientes.
Para los amantes del chocolate, os propongo añadir una cobertura de chocolate negro. Ya sabes que el chocolate siempre mejora cualquier receta, así que hazte con uno que tenga un porcentaje alto de cacao.

Estoy segura de que estos bocaditos de frutos secos se van a convertir en tu nuevo snack favorito. Totalmente saludable, ideal para meriendas o para reponer energías después de un intenso entrenamiento.

Ingredientes

  • 250 gramos de frutos secos naturales (almendras, avellanas y nueces)
  • 4 huevos camperos
  • 12 ciruelas pasas cortadas y sin hueso
  • Ralladura de 1 naranja
  • 3 onzas de chocolate negro 85% cacao
  • Una cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1/2 cucharadita nuez moscada

Preparación

Picamos los frutos secos

Con la ayuda de un robot de cocina o batidora, picamos los frutos secos junto a las ciruelas pasas, la ralladura y las especias.

Agregamos los huevos

Batimos los 4 huevos y los añadimos a la mezcla anterior. Remueve bien hasta que quede una masa homogénea.

Pon la mezcla en un molde

En un molde no muy estrecho, echa la mezcla y mételo en el horno a 175ºC (previamente calentado). Deja que se cocine durante unos 30-35 minutos.
Para asegurarte de que está cocinado perfectamente, haz la prueba del palito.

Sácalo del horno

Deja que se enfríe y córtalo en cuadraditos pequeños. Derrite el chocolate (puedes hacerlo al baño maría, con un poco de leche o con agua). Cubre cada cachito con un poco de chocolate, ¡y listo!

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%