Si buscas recetas fáciles y rápidas, ¡tenemos la tuya! Hoy te enseñamos a hacer un bizcocho proteico con ingredientes muy saludables y fáciles de encontrar en cualquier supermercado. Lo más llamativo es que no tiene azúcar añadido, ni edulcorantes, pero te aseguro que está exquisito. En tan solo 3 minutos de microondas tendrás tu desayuno (o merienda) listo.

Con estas cantidades puede ser ideal para una sola persona, aunque también puedes compartir con tu pareja o guardarlo en el frigorífico para el día siguiente. Es una receta perfecta para deportistas, por su alto contenido en proteínas, tanto por las claras de huevo como por el yogur proteico del «frosting».

Bizcocho proteico con harina de avena

Para aquellos que tengan dudas en sustituir ingredientes, podéis usar harina de avena solamente (en vez de mezclar con la de almendra). Nosotros usamos la mezcla para que quede más húmeda y quede deliciosa de sabor.

En cuanto a la zanahoria rallada, si no eres amante de la carrot cake, puedes usar batata o calabaza cocida. Ninguna aporta demasiado sabor, y tienen muy pocas calorías. Si prefieres hacerlo con frutas, puedes elegir una manzana asada o plátano maduro.

Por último, el yogur será la clave para incrementar el contenido de proteínas. Si no encuentras algún yogur con alto contenido en proteínas (¡y sin azúcar!) puedes optar por un griego. ¡Quedará buenísimo con tu bizcocho proteico!

Ingredientes

  • 50 gramos de harina de avena
  • 25 gramos de harina de almendra (almendra molida)
  • 7 gramos de levadura
  • 120 gramos de claras de huevo
  • 100 gramos de zanahoria rallada
  • 20 ml de bebida de almendras
  • 1 cucharada de canela
  • 5 ml de esencia de vainilla
  • 160 gramos de yogur + proteinas (mercadona)
  • 5 ml de esencia de vainilla

Preparación

Mezclamos los ingredientes sólidos

En un bol grande ponemos las harinas, la levadura y la canela. Removemos bien.

Añadimos los húmedos

Incorporamos la bebida de almendras, las claras de huevo, la zanahoria rallada y la esencia de vainilla. Mezclamos bien para que quede todo integrado. No hace falta batir (siempre que la zanahoria sea fina).

¡Al microondas!

En un tupper o un tazón grande, vierte la mezcla y mételo en el microondas durante 3 minutos.

¡Ten cuidado de no quemarte al sacar la taza!

Hacemos el frosting proteico

Con el yogur de proteínas y la esencia de vainilla, hacemos el frosting para ponerlo por encima o partir el bizcocho en dos y ponerlo en medio.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%