¿A quién no le apetece un buen bizcocho casero, pero sin pensar en calorías? Hoy te enseñamos a hacer un bizcocho con harina integral, ¡y sin azúcar añadido! O lo que es lo mismo, una merienda con buen contenido nutricional y bajo en calorías.

La mayoría de los dulces se hacen con harinas refinadas y azúcares añadidos, pero nosotros no vamos a usar ni edulcorantes (aunque puedes hacerlo). Vas a ver que tienes diferentes opciones para que puedas hacerlo con lo que tengas en casa, y no tengas que ir expresamente al supermercado. Eso sí, ¡no tamices la harina integral! Tan solo remuévela un poco con el tenedor para introducirle un poco de aire.

¿Tienes yogur natural? ¡Genial! Pero si no, también puedes usar yogur griego, queso batido 0% grasa, leche de vaca o bebida vegetal. De hecho, si quieres, puedes optar por fruta en vez de lácteos. Tan solo tendrás que escoger un plátano maduro (y triturarlo) o una manzana asada.

¿Va a quedar soso este bizcocho de harina integral? Depende. Si añades esencia de limón y trocitos de chocolate puro, ¡quedará riquísimo! Si no le añades nada, puedes luego dejar caer un poco de mantequilla de fruto seco por encima para darle más sabor.

Ingredientes

  • 125 gramos de yogur natural (queso batido, yogur griego)
  • 3 huevos
  • 360 gramos de harina integral
  • Esencia de vainilla
  • 1 cucharada de aceite de coco derretido
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • La ralladura de un limón (o esencia de limón)
  • Trocitos de chocolate y frutos secos (opcional)

Preparación

Bate los huevos con el yogur

En un bol, añade el yogur natural. Ve incorporando los huevos de uno en uno, mientras mueves la mezcla hasta que quede homogénea.

Incorpora el aceite de coco

Añade el aceite de coco derretido, junto a la esencia de vainilla y canela. Es el momento de incorporar también la ralladura de limón. Mezcla todo hasta que quede completamente integrado.

Añade la harina integral

Echa la harina integral poco a poco, y realiza movimientos envolventes para que se mezcle correctamente. Añade también los polvos de hornear.

Si te animas a echarle trocitos de chocolate o frutos secos, es el momento.

¡Al molde!

Vierte la masa en un molde de unos engrasado con aceite o ponlo sobre un papel vegetal.

¡Y al horno!

Mete el bizcocho de harina integral en horno, durante 40-45 minutos a 180ºC. Como cada horno es especial, revisa que no se queme y que el palillo salga limpio al hacer la prueba. Quizá necesites un poco más de tiempo.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%