¿Te gusta desayunar algo dulce? Pues este bizcocho de avena con sabor a chocolate te encantará. Lejos de desayunar bollería industrial, en este caso posee un valor nutricional bastante equilibrado. A pesar de que ya sabemos que el desayuno no es la comida más importante del día, no podemos olvidarnos de realizar una comida con buena carga nutricional para mantener un correcto funcionamiento del cuerpo.

Por una parte, contiene una alta cantidad de proteína. Esta proteína es de alto valor, al contener avena (una de las fuentes vegetales con más proteína), huevo y leche. Sabemos que la combinación de fuentes animales y vegetales es la mejor opción a la hora de consumir proteína. Además, en este caso, puedes usar el tipo de leche o bebida vegetal que más te guste, sobre todo si eres intolerante a la lactosa o vegano.

Por otra parte, contiene una cantidad de hidratos de carbono adecuada para no crear un pico de insulina excesivo que nos pueda provocar un bajón posterior. La mayor parte de los hidratos de carbono de esta receta son complejos, que nos otorgará energía más sostenida que los simples.

Finalmente, contiene una pequeña cantidad de grasas, principalmente insaturadas, que nos ayudaran a cubrir las necesidades diarias de ácidos grasos esenciales.

Además, gracias a los copos de avena, tendremos un buen aporte de fibra. Que, como ya sabéis, la fibra es un componente bastante saciante que nos ayudará a no pasar hambre al poco tiempo de comer. Además, ayuda a mantener un buen tránsito intestinal y salud digestiva. Sin duda, esta receta es una forma de empezar la mañana con una comida saludable. Aunque el desayuno suele ser la comida con la que más encaja, perfectamente podríamos introducirla en otra diferente.

Calorías y reparto de macronutrientes

Este bizcocho está pensado para dividirlo en dos raciones. El bizcocho completo contiene 703 kcal, con la siguiente distribución de macronutrientes:

  • Proteína: 45,81 g.
  • Hidratos de carbono: 80,8 g.
  • Grasas: 17,8 g.

Ingredientes

  • 1 Huevo
  • 140 ml de claras de huevo
  • 120 g de copos de avena
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla (opcional)
  • 4 cucharaditas de edulcorante
  • 1,5 cucharaditas de levadura
  • 12g de cacao puro en polvo desgrasado
  • 1 cucharadita de canela (opcional)

Preparación

Añadir el huevo y los componentes líquidos

Coge un vaso apto para introducir la batidora. Añade el huevo y las claras de huevo. Posteriormente, añadiremos la vainilla y el edulcorante.

Añadir el resto de componentes

Añade en el vaso con el resto de los ingredientes los copos de avena, el cacao en polvo, y la levadura. La canela es opcional, pero le dará un sabor parecido al brownie, que quedará exquisito.

Batir la mezcla

Una vez añadidos todos los ingredientes, procedemos a batir la mezcla durante aproximadamente 30 segundos. No hace falta batirlo en exceso, simplemente para triturar un poco la avena y que se mezclen bien los ingredientes.

Añade la mezcla a un molde de silicona

Añade la mezcla una vez batida a un molde de silicona apto para el microondas (se podría utilizar otro molde, pero en el de silicona no se pegará y será muy sencillo despegarlo)

Introducelo en el microondas

Por último, mete el molde en el microondas y déjalo durante 7,5 minutos (depende de la potencia del microondas necesitara un poco menos o un poco más).
Una vez se cumplan los 7,5 minutos sácalo del molde, espera 1 minuto que se enfrié y córtalo.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
88%