¿Cómo puede ser posible hacer un bizcocho de avena y proteico a la vez? Estamos ante una receta sencillísima de hacer y muy nutritiva. Es posible que estés cansado de tomar siempre tu proteína en forma de batidos, así que te proponemos hacer un bizcocho delicioso. Da igual si tomas proteína de chocolate, de vainilla, de café o de cualquier otro sabor, todas las proteínas son válidas en esta receta. Además, te gustará especialmente al ser de tu sabor favorito.

Nosotros hemos usado harina de avena (copos triturados) y leche vegetal de almendras sin azúcar; como siempre decimos: puedes adaptar la receta a los ingredientes que más te gustan o que tienes a tu alcance.

En menos de 5 minutos tendrás listo tu antojo dulce, tardarás casi lo mismo que en hacerte un batido. ¿Te animas a probarlo?

Valores nutricionales

En cada bizcocho de avena que tomemos encontraremos 527 calorías, 45’3 gr de proteína, 42’9 gr de carbohidratos y 16’7 gr de grasas. Te pueden parecer cifras elevadas, pero los ingredientes son totalmente saludables y evitamos el uso de aceites, conservantes, colorantes, azúcares o grasas malas para la salud. No hay nada mejor que cocinar tu propio bizcocho, usando los mínimos ingredientes y teniendo la cabeza libre de cargos de conciencia.

Ingredientes

  • 80 gramos de avena
  • 100 ml de leche de almendras sin azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cazo de proteína
  • 1 cucharadita de stevia

Preparación

En un bol...

Mezclamos la avena triturada (como si fuera harina), la leche, el huevo y el cacito de proteína hasta que quede todo bien integrado. Si quieres darle un toque dulce, añádele stevia, aunque no es obligatorio.

¡Al molde!

Engrasamos el molde con un poquito de aceite de oliva para que no se pegue. También puedes usar papel de horno, en vez de engrasarlo.

¡Al microondas!

Lo metemos al microondas durante 2 minutos por cada lado.
Antes de comerlo, déjalo enfriar para que puedas apreciar el sabor.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%