El arroz con pollo es una de las comidas más famosas dentro del sector de la musculación. Sin embargo, muchas veces se consume con un poco de desgana por su sabor repetitivo. En este caso explicaremos una receta que sin duda te encantará para comer el arroz con el pollo.

Esta receta de arroz con pollo al curry es una comida típica de la gastronomía de la India. Aunque la receta original se realiza con otros ingredientes, en este caso hemos querido modificar algunos ingredientes para que el valor nutricional de esta sea mejor.

Por una parte, tenemos una fuente de hidratos de carbono complejos aportados por el arroz basmati o vaporizado. Por otra parte, esta receta nos proveerá de una cantidad bastante razonable de proteína. Este macronutriente sabemos que es de vital importancia para la vida de cualquier persona y en especial de un deportista. Por último, tenemos una pequeña cantidad de grasas. Es cierto que estas grasas no son de la mejor procedencia (la parte de la nata), sin embargo, al ser una cantidad pequeña no nos generará problemas.

Valor nutricional

El contenido calórico total de la receta es de 1067kcal (contando el aceite usado para cocinar). Sin embargo, esta receta está pensada para 2 raciones (en algunos casos no habrá problema en dividir en 3 raciones). Por lo que, cada ración de esta receta contendrá 524,5 kcal, con el siguiente reparto de macronutrientes:

  • Proteína: 42,97 g
  • Hidratos de carbono: 62,33 g.
  • Grasas: 12,27 g.

Ingredientes

  • 300g de pechuga de pollo
  • 160g de arroz (puede ser vaporizado, basmati o cualquier otra variedad)
  • 100g de nata ligera para cocinar (podemos poner la cantidad que más nos guste)
  • 2 cucharadas de tomate triturado
  • Especias (cúrcuma, comino y curry, pimienta)

Preparación

Hacer el arroz y preparar el resto de ingredientes

Lo primero que haremos será poner en una olla el arroz para que se vaya haciendo mientras cocinamos el resto de las cosas. En mi caso, estimo unos 80g de arroz por persona. Además, el arroz a utilizar puede ser el que más os guste, en mi caso los que más me gustan son el vaporizado y el basmati.

Mientras tanto, cortamos en trozos pequeños la cebolla y el pollo. Una vez cortados ponemos la cebolla en una sartén con un poco de aceite y la vamos dorando.

Realizamos la mezcla de especias

Una vez que tenemos el resto de los ingredientes cocinándose, aprovecharemos para hacer la mezcla de especias. En un bol o vaso pondremos la mezcla (2 cucharadas pequeñas de curry, 1 de cúrcuma y media cucharada de comino). Las cantidades pueden adecuarse a tus gustos, ¡juega con las especias para mejorar el sabor!

Agregar la mezcla a la cebolla

Una vez que tenemos la cebolla dorada (en mi caso no me gusta muy hecha), agregamos las 2 cucharadas de tomate triturado (puede valer cualquier tomate frito) y posteriormente, cuando este bien removido, agregamos el vaso con las especias.

Cocinar el pollo

En este paso, agregaremos el pollo cortado anteriormente en trozos pequeños (en mi caso en cuadrados) a la sartén, junto con la cebolla. Además, le añadiremos un poco de sal y un poco de pimienta.

El tiempo de cocinado del pollo dependerá de cómo nos guste, pero no debería extenderse más de 4 minutos.

Agregamos la nata al pollo

Ahora, añadiremos la nata ligera a la sartén que contiene el pollo y la cebolla.

Dejaremos que se haga un poco (4-5 minutos) el pollo con la nata y coja su sabor.

¡A comer!

Una vez que se haya cocinado el arroz y también hayamos dejado unos minutos el pollo con la nata será la hora de emplatarlo y disfrutar de esta comida.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
97%