Chips de berenjena saludables para toda la familia

Si tenemos entre manos un planazo de sofá, manta y peli, hay que ir olvidándose de las patatas del cartucho y las saladas palomitas que venden en tiendas de chuchería y en los supermercados, y buscar opciones más saludables e increíblemente sabrosas. Con estas chips de berenjena lograremos un tentempié sano y rápido con polo 2 ingrediente, y aparte las especias que queramos ponerle.

Tener un «piscolabis» saludable y sabroso en 10 minutos solo usando un horno y con 2 ingredientes es posible y os vamos a decir cómo se consigue. Se trata de una receta tremendamente sencilla, tanto que podemos pedir la colaboración de los pequeños chefs de la casa, así se distraen, aprenden y se relaciona con las verduras y otros ingredientes.

A lo largo de este texto vamos a indicar el paso a paso para una de esas recetas a las que nos vamos a acostumbrar, del mismo modo que nos acostumbramos a hacer repostería casera con ingredientes saludables y casi sin azúcar, en lugar de comprar los bollos ultraprocesados de 1 euro que venden en cualquier parte y que tantísimo mal le hacen a nuestro cuerpo, a nuestra salud y a la de los niños, que los acerca a sufrir diabetes y problemas en un futuro no muy lejano.

En esta receta solo usaremos berenjenas, eso sí, habrá que aprender a conservarlas o reducir las cantidades de nuestra receta, porque hay que cortarlas muy finitas, y van a salir docenas de rodajas listas para hacer varias recetas, y no solo las chips de berenjena que haremos hoy.

Un hombre cortando berenjenas

Berenjenas como ingrediente principal

La berenjena suele gustar a todo el mundo, sobre todo cuando las preparamos rellenas con verduras y queso. Como no suelen gustar mucho es cuando se come cruda, ya que suele dejar un rastro pestilente en la boca y muy desagradable. Los más pequeños de la casa suelen odiarla, como pasa con la col, el brócoli y otros.

Ese mal regusto suele deberse a las bacterias naturales que tenemos en la boca, así que solo nos quedará aliñarlas o cocinarlas vuelta y vuelta como mínimo. Con nuestra receta eso no pasará, puesto que quedarán crujientes como las patatas fritas del cartucho.

Podemos darles un toque picante usando una micro gotita de tabasco o usando pimentón en polvo. Recordemos que el picante no es apto para todos los estómagos, así que antes de echar picante en toda la mezcla, mejor hacer particiones y darles la oportunidad a los invitados de poder disfrutar de nuestra receta sin tener que pasar un mal rato.

Lo bueno de la berenjena es que podemos cortar rodajas o láminas, o ambas y creamos ese dinamismo en la mesa de entrantes. Es un snack saludable y apto para toda la familia, es decir, que lo pueden comer los niños y los mayores.

En caso de haber problemas de colesterol o hipertensión, hay que reducir la cantidad de sal y de especias, y eliminar el picante, por lo demás no habría problemas. Tampoco es conveniente que los niños coman picante, de ahí que hagamos hincapié en que dividamos la berenjena en diferentes boles para adaptarnos a las necesidades de cada comensal.

¿Por qué es una receta saludable?

Es saludable principalmente porque se trata de verdura fresca y 100% natural, aparte de que usaremos aceite de oliva virgen extra y sal, entre otras especias al gusto de cada uno. Hay un detalle muy importante y es que esta receta de chips de berenjena también es saludable simplemente porque se hace al horno, no hay ni rastro de sartén con exceso de aceite ni freidora. También se pueden hacer en freidora de aire, pero el crujiente que le otorga el horno, no se consigue en la freidora de aire.

La berenjena es una muy buena verdura porque nos aporta multitud de vitaminas y minerales. No creamos que las chips se pueden hacer solo con berenjena, sino que podemos hacerlas con calabacín, pepino, zanahoria, kale, etc.

Comer berenjena nos va a aportar hidratación porque el 92% es agua, una cantidad significativa de vitamina C y ácido fólico, aparte de minerales importantes como hierro y potasio. A estos beneficios hay que unirles los propios del aceite de oliva virgen extra, la sal y otras especias que usemos.

Por ejemplo, el AOVE nos aporta vitaminas A, D, E, Y K y minerales esenciales como calcio, fósforo, zinc y magnesio. La sal, por su parte, tiene minerales muy importantes como zinc, hierro, calcio, fósforo y magnesio.

Un montaje de una berenjena cortada en rosajas

Consejos de conservación

Recomendamos calcular bien las cantidades, si es para nosotros solo o para más gente, En la receta ponemos que hace falta una berenjena entera, pero si la pelamos entera en láminas o la cortamos en rodajas, estamos hablando de decenas de chips. Es por esto que usemos solo lo imprescindible.

Si no caemos en ese detalle, por el motivo que sea, recomendamos conservar las tiras o rodajas en un tupper de cristal con cierre hermético un máximo de 48 horas en la nevera. Más allá de ese tiempo no podemos garantizar que el alimento esté en las condiciones sanitarias óptimas como para ser consumido.

Nuestro consejo es usar solo la mitad de una berenjena e ir cortando poco a poco hasta llegar a la que consideremos la cantidad perfecta. Recordemos que luego irán en la bandeja del horno, y ahí no podemos hacer muchas, así que habrá que hacer diferentes tandas. Aprovechando ese «defecto» podemos hacer chips con otras verduras como, por ejemplo, con zanahoria, calabaza, calabacín e incluso de patatas o crear chips picantes y luego mezclarlas.

Otra opción, si cortamos muchas rodajas o tiras de berenjena, es usarla ese extra para otra receta, por ejemplo, lasaña de verduras, canelones, ensaladas, podemos freír las rodajas, etc.

Si hacemos muchas chips de berenjena y sobran, tendremos que consumirlas a lo largo del día. Si las guardamos en una bolsa bien cerrada, pueden durar unas horas, pero no llega a 2 días, tampoco en un tarro o tupper con cierre hermético. A las pocas horas perderán algunas de sus características como, por ejemplo, el crujiente.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo

Ingredientes

  • 1 berenjena
  • 1 cucharada bien colmada de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Especias al gusto

Preparación

Cortar la berenjena
Cortamos la berenjena en láminas o rodajas muy finitas y las vamos dejando en un paño para quitarles agua.
Aceite y especias
En un bol grande echar las rodajas o láminas de berenjena, el aceite y las especias. Removemos todo bien para que se impregne sin problemas, mientras precalentamos el horno a 150 grados.
Horno
En la bandeja del horno ponemos papel vegetal y las tiras o rodajas con cierta separación. Colocamos la bandeja a la mitad con fuego por arriba y por abajo, cerramos la puerta y en 10 minutos tendrían que estar listas. Dejamos enfría y servimos.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!