¿Por qué no deberías fumar en vapeador desechable?

¿Por qué no deberías fumar en vapeador desechable?

Carol Álvarez

Si hemos estado en un pub, discoteca o bar últimamente, o incluso tan solo navegando por TikTok, es probable que hayamos visto a muchas personas con un vapeador desechable y colorido en sus manos. Lejos de ser una moda saludable, los expertos alertan de un potencial peligro.

Con una variedad de sabores que incluyen plátano, fresa, cola y algodón de azúcar, y con precios tan bajos como 5 euros, es fácil ver por qué cada vez más personas se encuentran fumando un vapeador desechable. Las estadísticas respaldan esto, con un estudio reciente que revela que la cantidad de usuarios de cigarrillos electrónicos está aumentando, llegando a 3,6 millones de usuarios el año pasado.

Pero, al igual que fumar cigarrillos tradicionales, los cigarrillos electrónicos y los vaporizadores conllevan riesgos. Son muchos los expertos en la salud que alertan de que fumar en vapeadores de pocos usos acarrea malas noticias.

persona con un vapeador desechable

Alta ingesta de nicotina

Fumar una barrita entera es el equivalente a unos 48 a 50 cigarrillos. Los cigarros tradicionales contienen dos miligramos de sal de nicotina, por lo que el vapeador desechable es el equivalente a 20 miligramos de nicotina.

Como todos sabemos, la nicotina es altamente adictiva, pero eso no es lo único que preocupa de los vaporizadores desechables. La nicotina en estos dispositivos no solo es súper adictiva, sino que también te pone en riesgo de desarrollar enfermedades de las encías, sequedad de boca, caries y pérdida temprana de dientes. Además, también pueden causar mal aliento. Así que se recomienda tratar de evitarlos a toda costa.

A pesar de que puede parecer una buena idea tener un vape desechable por un precio más barato y sin tener que depender de baterías o recargas, lo cierto es que a largo plazo es más caro (y no solamente en cuanto a la salud). Un vapeador desechable puede tener unas 600 caladas a un precio de 7 euros. Para un fumador ocasional puede ser rentable, pero para alguien que está enganchado no.

Es complicado defender este tipo de productos, ya que no son elegantes ni favorecedores para la salud. Empezó comercializándose como vapor de agua con sabor, pero las versiones desechables han introducido la nicotina para hacerlo adictivo. Muchas personas han comentado en redes sociales lo arriesgado que puede ser fumar vaporizadores desechables. Hay quienes han usado dos de ellos en dos semanas y ya se consideran adictos. Incluso se confirma que aquellos que vapean han notado un incremento en las caries.

¡Sé el primero en comentar!