¿Cuánto se tarda en recuperar el sueño atrasado?

Muchas veces, por temas personales, épocas de exámenes, etapas nuevas, enfrentamientos personales, problemas en el trabajo, etc. La calidad de nuestro sueño se resiente hasta el punto en el que pasamos de dormir 7 u 8 horas a dormir incluso menos de 5 horas cada día. A lo largo de los días, ese cansancio se va acumulando y va mermando nuestra salud haciendo que tardemos más en reaccionar, causando leves pérdidas de memoria, estemos más irritables, desganados, etc. Ahora sabemos el tiempo que tardamos en recuperar el sueño atrasado.

Un grupo de científicos de Polonia ha intentado calcular el tiempo que se tardaría en recuperar el sueño atrasado de 10 días. Es bastante difícil de averiguar y han fijado un promedio de días, que en realidad puede variar dependiendo de cada persona.

Se trata de un estudio muy escueto, pero que ha dado luz a un gran interrogante y es que muchas veces dormimos mal, ya sea por estar de salidas nocturnas, por estudios, trabajo o problemas personales y no sabemos cuánto tiempo vamos a tardar en recuperar el sueño perdido. De hecho, en base a nuestra experiencia y tras leer el informe de la investigación se ve que es muy complicado volver a la normalidad y recuperar todo el descanso que hemos perdido.

Lo más recomendable es no trasnochar demasiado y dormir 7 u 8 horas diarias, y si tenemos que hacerlo por un vuelo, un examante, o una situación puntual, intentar recuperar ese tiempo. Además, se recomienda hacerlo de forma natural, dejando de lado el uso de fármacos, salvo que sea una situación crítica. En cuyo caso, es mejor elegir opciones de sedantes muy leves y naturales a base de plantas. Tardan más en hacer efecto, pero el proceso suele ser más natural y suave.

Una mujer con sueño atrasado

Tardamos más de 7 días en recuperarlo

Esa es la conclusión de este pequeño estudio realizado por un grupo de científicos de la Universidad Jagellónica de Cracovia, Polonia. En la investigación se reunió a varios adultos sanos que se sometieron a 10 días de restricción intencional del sueño, y después a 7 días de recuperación de sueño sin restricciones ni nada.

¿Qué sucedió? Pues que los científicos notaron que los efectos secundarios de un mal descanso como son los déficits de atención, fallos puntuales en la memoria, mayor riesgo de accidentes laborales y de coche/moto, enfermedades cardíacas, otros problemas médicos, despistes, etc. se redujeron considerablemente, pero no al 100% porque no recuperaron la totalidad de sus funciones.

Los participantes del estudio fueron monitoreados en condiciones normales y cotidianas y el seguimiento se hizo con relojes inteligentes que medían los patrones diarios de sueño y actividad. Aparte de esto, se sometieron diariamente a una encefalografía para monitorear la actividad cerebral. También respondieron preguntas todos los días de diferente índole y mediante esa actividad se medía la reacción y la precisión.

Los investigadores informan de la dificultar de comparar estos tiempos con otros estudios que usaron otros métodos de estudio, pero que este estudio sí aporta hallazgos sobre la recuperación del sueño atrasado. No descartan que haya nuevas investigaciones al respecto con periodo de recuperación más prolongados y ver si el ser humano es capaz de recuperarse al 100% de la privación del sueño.