Así es el primer test de embarazo por la saliva

Los test de embarazo actuales son algo incómodos, ya que precisan de la orina para confirmar si estamos o no embarazadas. Esta historia está a punto de dar un giro de 180 grados para siempre, ya que es cuestión de unos meses que aparezcan en nuestras farmacias las pruebas de embarazo por saliva.

Un test de embarazo solo confirma si estamos o no embarazadas, no hace nada más. La única diferencia con los test del futuro es que, en lugar de necesitar orinar encima del test o dejarlo sumergido en la orina, podemos hacernos la prueba de embarazo en cualquier momento con resultados inmediatos y desde la comodidad de nuestro sofá, coche, cama, etc.

Este nuevo test de embarazo va a facilitar la vida a millones de mujeres en todo el mundo. Es una novedad en la que pocos han pensado, ya que nos habíamos adaptado a la única forma que había y ahora de repente todo cambia.

Se trata de un invento de Salignostics, una empresa israelí de nueva creación que ha desarrollado el primer kit de test rápido de embarazo a base de saliva. Este test de embarazo ha sido presentado en la feria de tecnología médica llamado Medica que se ha celebrado en Dusseldorf (Alemania).

Una novedad que ya han probado miles de mujeres durante la investigación. Esta prueba de embarazo surgió tras el desarrollo de SaliCov, una prueba de antígenos para detectar el Covid-19 que se medía mediante la saliva.

En solo 10 minutos tenemos el resultado

En la saliva encontramos más de 5.000 proteínas que reflejan el estado fisiológico de la sangre del paciente, y en este caso, de la mujer.

Lo que ofrece la startup es un test de embarazo rápido, indoloro, que podemos usar en cualquier lugar y a cualquier hora del día y detectaremos la hormona del embarazo.

Esta hormona aparece en la sangre de la madre alrededor de la primera semana tras la concepción. La hormona se conoce con las siglas GCH, la gonadotropina coriónica humana. Una hormona que la produce la placenta desde que el embrión comienza su desarrollo y crecimiento.

Para realizar la prueba de embarazo, tenemos que introducir el dispositivo en la boca y chucharlo como si fuera un Chupa Chups durante unos segundos. A continuación, ponemos el capuchón al dispositivo. En la parte superior aparece una pantalla donde deben aparecer las rayas: 1 raya no hay embarazo, 2 rayas sí hay embarazo. El resultado tarda solo 10 minutos en aparecer.

Podemos hacernos el test desde el primer día de retraso de la regla si estamos embarazadas o no con un 95% de seguridad y sin necesidad de acudir a un médico.

Todavía no se comercializa ni se sabe cuándo llegará a España. Solo se sabe que su venta está programada para el 2022 y que aún están realizando estudios y ensayos clínicos en Israel con el fin de adaptarse a todos los perfiles y ver si el producto funciona en todas las mujeres y en diferentes momentos del embarazo. Incluso se han hecho test en mujeres no embarazadas.

¡Sé el primero en comentar!