Usar estas lágrimas artificiales podría retrasar la presbicia

Las personas que disfrutan de una perfecta visión no quieren acabar con unas gafas cuando llegan a los 40 años. Si fuera poco entrar en la crisis de los cuarenta, nuestro cuerpo también comienza a sufrir cambios irremediables. Uno de ellos es la presbicia, que no se trata de un defecto patológico, sino fisiológico.

El 45% de los españoles tiene presbicia, aunque solo el 10% usa lentes de contacto multifocales para mejorarla. Ahora, una nueva investigación sugiere que usar gotas para los ojos de manera diaria podría reemplazar a las gafas de lectura.

La presbicia podría disminuir con las gotas AGN-190584

La afección se desarrolla cuando el cristalino del ojo se vuelve más rígido. Su función es cambiar de forma para enfocar la luz en la retina para una visión clara a diferentes distancias. Al principio de la vida, el cristalino es suave y flexible y cambia de forma fácilmente. Por eso podemos enfocar objetos tanto cercanos como lejanos. Pero a medida que envejecemos, la lente se vuelve menos elástica y dificulta ver los objetos de cerca.

Aunque la afección puede diagnosticarse mediante un examen de la vista común y corregirse con gafas, lentillas o incluso cirugía, no tiene cura. Por suerte, unos investigadores han creado la nueva solución: gotas para los ojos que se pueden usar una vez al día para mejorar la vista en cuestión de minutos. Las gotas, conocidas como AGN-190584, actúan sobre los músculos del ojo que controlan el iris.

Esto hace que las pupilas, que se encuentran en el centro del iris, sean más pequeñas, creando un efecto de orificio que aumenta la profundidad de enfoque y mejora la visión de cerca. Las gotas contienen un medicamento llamado pilocarpina, que es fundamental en la contracción de algunos tipos de músculos.

En sus inicios, el medicamento se usaba para tratar la boca seca al aumentar la producción de saliva. También se utilizó para el daño del glaucoma al nervio óptico, lo que hacía que se desarrollase una alta presión en el ojo, al disminuir la presión ocular.

Una investigación de 750 personas, llevada a cabo en centros de los Estados Unidos, descubrió que usar las gotas para los ojos a diario es seguro y efectivo. Además, aquellos con presbicia que usaron las lágrimas artificiales tuvieron una mejora significativa en la visión, incluida la capacidad de lectura; pudieron ver tres o más líneas de lo normal en la tabla optométrica con poca luz durante una prueba de la vista en comparación con los que recibieron un placebo.

Las gotas para los ojos comenzaron a funcionar en 15 minutos, con efectos máximos observados después de una hora. Los efectos secundarios, como dolores de cabeza y ojos rojos, tan solo estuvieron presentes en uno de cada 20 pacientes.

gafas para la presbicia

Sería el primer tratamiento para esta afección ocular

Allergan, el fabricante de las gotas para los ojos, fue el que realizó el estudio y espera que se apruebe su uso en Estados Unidos a finales de este año. Si obtiene el visto bueno, será el primer tratamiento de este tipo para la presbicia.

Actualmente está a punto de comenzar un segundo ensayo con gotas para los ojos en Australia. En este caso se comprobarán los efectos del tratamiento en la conducción nocturna. Conducir de noche se suele volver más difícil con la edad y está relacionado con la presbicia.

La pilocarpina se ha utilizado para tratar el glaucoma durante muchas décadas, pero cada vez son más reticentes a usarla por los efectos secundarios, como dolores de cabeza y atenuación de la visión de una pupila pequeña.

Si estas nuevas gotas consiguen rapidez del alivio, eficacia y ningún efecto secundario, estaríamos hablando de un éxito rotundo. Más del 90 por ciento de las personas ven una mejora en su capacidad de lectura después de tomar el nuevo medicamento para la presbicia. El medicamento, llamado UNR844, actúa penetrando en la córnea para ayudar a restaurar la elasticidad del cristalino. ¿Conseguiremos mantener la buena visión pasados los 40 años?