¿Qué desayunar antes de ir al gimnasio?

¿Qué desayunar antes de ir al gimnasio?

Carol Álvarez

Encontrar un desayuno antes de ir al gimnasio que cumpla todos los requisito, no es tarea fácil. Encontrar uno que sea rápido de hacer, energizante y que no nos llene demasiado puede ser complicado.

La comida ideal para deportistas que madrugan será algo que aporte el combustible necesario para patear los minutos durante la primera sesión. Además, no podemos perder tiempo preparándolo y debe ser poca cantidad si tenemos un apetito limitado nada más levantarnos.

Desayunos para antes de ir al gym

A continuación descubrirás las mejores opciones para tener una energía inicial, sin tener que hacer un desayuno muy completo.

  1. Jugo de fruta 100% natural. Si bien somos conscientes de que el zumo de fritas por sí solo no es un desayuno, esta fuente rápida de azúcar puede ser una excelente opción para aquellos que luchan por comer temprano pero quieren un pequeño impulso. Una pequeña cantidad de carbohidratos puede ser suficiente combustible para compensar la fatiga aturdida que puede sentir justo después de levantarse de la cama.
  2. Un vaso de leche con cacao. Las mismas cualidades que hacen de esta bebida un excelente refrigerio para después del entrenamiento también lo convierten en un excelente desayuno antes del entrenamiento. Rica en carbohidratos y proteínas para potenciar el entrenamiento en el gimnasio.
  3. Un puñado de cereales o granola. Podemos tomar un puñado d copos, muesli o granola, si pensamos que un tazón es mucho. Una pequeña porción pueden proporcionar suficientes carbohidratos, fibra y proteínas.
  4. Un plátano. Es ideal para cualquier persona que se despierte con un poco de náuseas, ya que los plátanos son agradables para el estómago. Combinar con una cucharada de mantequilla de cacahuete proporcionará solo una pequeña cantidad de proteína y grasa.
  5. Una tostada con mermelada. Este es un buen desayuno antes de ir al gimnasio porque es fácil de digerir e incluso fácil de preparar. Si lo preferimos, se puede agregar una variedad de granos integrales, o saciar un mayor apetito cubriendo con un poco de mantequilla de frutos secos.
  6. Un batido de frutas. Los batidos son ideales antes de un entrenamiento porque están llenos de nutrientes, pero se toman de forma rápida y sencilla. Se puede hacer que el batido sea más o menos abundante dependiendo de los ingredientes que usemos.
  7. Una taza de yogur. El delicioso yogur es otra forma fácil de digerir de darle a tu cuerpo carbohidratos y proteínas antes del entrenamiento, sin necesidad de masticar. Si prefiere comprar sin azúcar, puede agregar un poco de miel o mermelada para obtener algo de energía rápida adicional en forma de azúcar . (Un puñado de granola o plátano en rodajas también sería sabroso). Y aunque la grasa entera siempre es deliciosa, podría ser demasiado para su estómago, así que pruebe la grasa reducida o sin grasa.
  8. Una galleta. Hacerlas con granola, como avena y otros granos, frutas, miel y frutos secos puede aportar los nutrientes necesarios para generar energía adicional antes del entrenamiento.porridge de avena para antes de ir al gimnasio
  9. Una barrita de granola o proteína. Las barritas compactas son fáciles de comer, llenas de nutrientes y portátiles. Las barritas proteicas son una opción especialmente excelente antes de los entrenamientos con pesas.
  10. Porridge de avena con leche. Esta combinación clásica está repleta de carbohidratos complejos y proteínas. Se puede personalizar rápidamente con un poco de edulcorantes, pasas, nueces o bayas.
  11. Un mini bagel con un poco de queso crema. Los mini bagels son el secreto para satisfacer los matutinos sin abrumar al estómago antes de ir al gimnasio. Podemos añadir un poco de queso crema para obtener una pequeña cantidad de grasa y proteína.
  12. Un huevo duro y nueces. Los huevos duros son una buena manera de obtener un golpe de proteína fácil de comer antes de un entrenamiento, y son lo suficientemente suaves para las primeras horas de la madrugada. Las nueces servirán para obtener un poco de energía de acción rápida si tenemos más hambre.
  13. Un par de lonchas de pavo. Las rebanadas de carne magra, como el pavo, son otra forma de obtener un poco de proteína fácilmente digerible antes de una sesión de gym. Si tenemos apetito y tiempo para digerir, se puede agregar una rebanada de queso.
  14. Una mini frittata de huevo y tostadas. Las frittatas pequeñas prefabricadas horneadas en un molde para muffins son otra excelente manera de comer huevos sin tener que cocinarlos entre el despertar y el ejercicio.
¡Sé el primero en comentar!