La obesidad podría estar relacionada con la infertilidad

Un nuevo estudio ha encontrado relación entre la obesidad y el aumento de diferentes trastornos de reproducción en las mujeres. Es un tema muy poco estudiado y que a día de hoy le queda mucho camino por delante, pero que arroja luz al problema que sufren miles de mujeres en todo el mundo.

Según la nueva investigación de la Universidad de Oxford en Reino Unido, sugiere un vínculo entre la obesidad en las mujeres y los problemas para quedarse embarazadas. Pero por el camino se han quedado algunas dudas que se irán resolviendo en futuras investigaciones. Además, a pesar de tener tan buena y amplia base de datos, hay información no concluyente, inexacta e incompleta.

El papel de la obesidad asociado a los trastornos de reproducción en mujeres es un campo poco explorado, pero este estudio para abrir la puerta a la investigación de la obesidad y los embarazos, así como los trastornos más comunes del aparato reproductor femenino.

La obesidad estaría detrás de la infertilidad

En el estudio, del cual dejamos enlace al final del texto, se usaron los datos de casi 260.000 mujeres europeos de entre 40 y yt69 años. El único problema es que no había datos del antes, ya que esa información salió de los registros de UK Biobank, una base de datos biométrica a gran escala. En esos datos hay información médica, ambiental y genética de miles de personas, incluyendo de los participantes del estudio.

Con estos datos en la mano, los investigadores crean un modelo estadístico con el que estimaron el índice de masa corporal, así como la relación cintura-cadera y el riesgo de sufrir las afecciones reproductivas más comunes en mujeres como la infertilidad, la endometriosis, el sangrado abundante, el síndrome de ovarios poliquísticos, etc.

Una mujer embarazada

Los datos de relación entre obesidad y trastornos de reproducción no son del todo esclarecedores, porque faltan los datos de las mujeres participantes antes del inicio de la obesidad. Por lo tanto, la puerta se deja abierta a nuevas investigaciones que puedan crear más conexiones entre el sobrepeso y los problemas para tener hijos.

Queda claro que la obesidad juega un papel importante en las condiciones de reproducción de miles de mujeres, pero hace falta más investigación, tal y como cuentan los investigadores en las conclusiones del estudio.

Un peso adecuado y buenos hábitos de vida

Existen varias afecciones comunes como los fibromas en el útero, el síndrome de ovarios politiquitos, el sangrado menstrual abundante, el periodo irregular, endometriosis, etc. Y ahora hay un hilo de unión entre estas afecciones y la obesidad.

Estos trastornos los puede sufrir una mujer con peso normal, bajo o con obesidad, ya que son trastornos que afectan de manera regular al sexo femenino, pero la investigación ha descubierto que son más comunes cuando la mujer padece de obesidad.

Para ello hacemos hincapié en la dieta variada, saludable y equilibrada, para mantenernos sanos por fuera y por dentro, así como realidad actividad física de forma frecuente y siempre adaptada a las posibilidades de cada una. Un entrenador personal cualificado nos puede ayudar mucho, así como un dietista nutricionista que nos aporte un plan personalizado.

Comenzar una dieta por nuestra cuenta, puede ser agobiante, por lo que es mejor pedir ayuda profesional, y siempre huir de esas compañías que venden productos sustitutivos como comidas procesadas, barritas, sopas, batidlos, y similares. Hay que comer sano, productos frescos, variados y saludables.