¿Por qué nos movemos al dormir sin estar despiertos?

Después de un largo día, la mayoría ansía tumbarse en la cama y dormir. Sin embargo, mientras duermes felizmente, hay momentos en los que te despiertas con una sensación de espasmos en los brazos y las piernas.

Como estás despierto de nuevo, te preguntas qué acaba de pasar. A esto se llama un tirón hipnótico o comienzo del sueño. Mientras nos dormimos, tenemos esa sensación de una descarga eléctrica. No es una convulsión y es un suceso totalmente benigno. Seguramente también lo hayas padecido como una sensación de caer al vacío.

Causas de movernos al dormir

A pesar de no ser nada sobre lo que preocuparte, pueden servir como una pista de que algo anda mal con tu estilo de vida o que te vendría bien un poco de cuidado. A continuación desvelamos las razones clave de esos movimientos al dormir.

Poca cantidad de sueño

Cuando se trata de sacudidas hipnóticas, la falta de sueño es la causa más común. Esto podría deberse a que no estamos durmiendo una buena cantidad o no tenemos buena calidad de sueño.

Un sueño de mala calidad significa que no se está obteniendo la etapa REM más profunda del sueño que es reconstituyente. Esto quiere decir que, a pesar de estar en la cama durmiendo, es posible que nos despertemos con sensación de cansancio y con sueño durante el día.

Para abordar la privación del sueño, asegúrate de pasar suficiente tiempo en la cama para tener el mínimo de siete horas; pon un temporizador para ir a la cama, si así te sirve de recordatorio. La higiene del sueño, como tener tiempo antes de acostarse para actividades relajantes y estar alejado de las pantallas, también es importante para la calidad del sueño.

Alto nivel de estrés

El estrés mental y emocional también puede desencadenar el comienzo del sueño. Sería interesante saber si las personas comenzaron a experimentar más movimientos al dormir durante la pandemia.

Esto encaja con la idea de que se podría usar un poco de relajación o meditación antes de dormir para aliviar cualquier ansiedad que pueda mantenernos despiertos y relajados físicamente para que podamos conciliar el sueño pacíficamente.

hombre moviendose al dormir

Exceso de cafeína antes de dormir

Los estimulantes, como la cafeína y la nicotina, también se asocian con los movimientos al dormir. Y no es de extrañar que la falta de sueño y el consumo de cafeína puedan ir de la mano.

Cuanto menos se duerna, más dependeremos de la cafeína para mantenernos despiertos, y es posible que se beba más tarde a lo largo del día (interrumpiendo tu sueño aún más). Los expertos recomiendan que las personas no consuman más de 400 mg de cafeína al día, o de cuatro a cinco tazas de café (de unos 230ml cada taza).

Apnea del sueño

Como las sacudidas hipnóticas ocurren durante la transición entre la vigilia y el sueño, es más probable que ocurran si padecemos apnea del sueño, una condición marcada por breves pausas en la respiración durante la noche, que causa múltiples despertares y desvelos.

Otros signos y síntomas de apnea incluyen ronquidos o jadeos durante el sueño, además de somnolencia diurna excesiva o dolores de cabeza cuando te despiertas. La apnea del sueño es peligrosa porque puede aumentar tu riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2, así que es importante hablar con un médico.