¿Hay que lavar el pelo después de cada entrenamiento?

Terminar de entrenar empapados en sudor nos hace estar deseando de meternos debajo de la ducha y salir bien limpios. El problema es que lavar el pelo con tanta frecuencia parece no ser saludable.

Es muy común ver a gente en el vestuario del gimnasio que usa el secador para quitar la humedad del sudor de su cabello y salir directo a su casa. ¿Se debe hacer esto o es mejor lavarlo?

Cada dos o tres días

Debido a que la fisiología de cada persona es diferente, la rutina de lavado de cabello también es distinta. Lavar con champú después de cada entrenamiento puede eliminar los aceites naturales beneficiosos y dar lugar a mechones más planos y secos. Se recomienda lavar el pelo cada dos o tres días, con la frecuencia suficiente para eliminar la acumulación de productos sin efectos deshidratantes.

Los cambios hormonales relacionados con la menopausia resecan el cabello y puede tardar una semana en engrasarse. Sin embargo, otras mujeres pueden experimentar cabello grasoso después de solo un día. Por eso, cada pelo de mujer y hombre es tan diferente.

En el caso de hacer mucho ejercicio y querer mantener el cabello fresco todos los días, podemos usar champú en seco. Si lo usamos antes del entrenamiento, puede ayudar a absorber el sudor. Aunque el uso excesivo puede provocar la rotura del cabello y la obstrucción de los folículos. No se recomienda usar el champú seco sobre el cabello mojado.

lavar el pelo despues del gimnasio

Lavar solo con agua

Muchos expertos en belleza dicen que no pasa nada por no lavar el pelo después de hacer ejercicio. Enjuagar con agua puede ser suficiente. Además de ahorrar tiempo, saltarse el lavado del cabello después del entrenamiento de vez en cuando puede ser beneficioso para la salud del cuero cabelludo.

Para saber la cantidad de veces que debemos lavarlo después de un entrenamiento, podemos probar a reducir gradualmente el uso de champús. Después de algunos de tus entrenamientos, simplemente lo enjuagaremos con agua y usaremos las yemas de los dedos para exfoliar y estimular la microcirculación en tu cuero cabelludo. También podemos usar acondicionador en las puntas del cabello, pero no en el cuero cabelludo. Esto evitará los enredos.

Frotar con demasiada frecuencia podría alterar el pH del cuero cabelludo y causar sequedad, lo que podría provocar escamas incómodas y picazón. Sin embargo, no se recomienda evitar el champú durante muchos días seguidos porque, además de oler mal, es posible que encontremos una acumulación en el cuero cabelludo, lo que puede bloquear el crecimiento de cabello nuevo y causar otros problemas, como la caspa.

Además, si practicamos natación, se recomienda usar gorros de látex y lavar el pelo siempre al salir de la piscina o el mar. Aunque usemos gorro, el posible que se quede algún residuo de cloro o sal.

¡Sé el primero en comentar!